Una mala comunicación desde el gobierno, puede hacer fracasar el “ESFUERZO”

Por Javier Diaz Cuba

Esta coyuntura que nos está tocando vivir, esta desnudando algunas deficiencias en los mecanismos de comunicación y más aún deja sin efecto toda estrategia, haciendo fracasar el “ ESFUERZO”, la crisis de estos últimas semanas  ha puesto de manifiesto más alto, más claro, con más colores y más luces de neón…. lo que todos sospechábamos. Estos políticos hablan para su cuello, porque no les entiende nadie, y más aún cuando en ello se falsean datos o se opta por dar a conocer cualquier número con tal de mantener tranquila la “galería “.

No vamos a entrar a valorar si lo que hacen y sobre todo lo que no hacen, me parece bien o mal (esa es una labor más para los medios de prensa ) que ahora mismo no me corresponde ); vamos a dejar el tema circunscrito a la comunicación que ya lleva bastante carga de estupefacción.

Javier Diaz de la Cuba Ejecutivo, Coach / Consultor empresarial. Actualmente es CEO Fundador y Coach Principal en MOTIVATE Coaching & Consulting, KEY ACCOUNT MANAGER Y TRAINER  COACH en ORIONGPE. Miembro del staff de consultores y Director de Desarrollo Educativo en INTERNATIONAL IMAGE MAKEOVER Inc. Consultora especializada en desarrollar talleres de BRANDING Y DESARROLLO DE MARCA PERSONAL.

Lo primero que se le pide a quien dirige una situación de emergencia es que tenga todo controlado. En la política, como en la economía, como en la calle, el deseo de seguridad es el gran deseo para hacer frente a la crisis. El primer objetivo de la comunicación de liderazgo en momentos de crisis es ofrecer seguridad. Y eso es justamente lo que hemos venido observando en las últimas intervenciones de los que están de turno en el manejo de esta crisis.

Por sus apariciones en las ruedas de prensa les conocemos, porque es lo que vemos. Han querido dar la sensación de estar trabajando para erradicar el COVID19 sin descanso, y nos han mostrado la certeza de que lo hacían desde el aturdimiento. Nos han querido dar la imagen de que no tenían tiempo ni para hablar, muchas, por no decir todas las veces sin preguntas en vivo, y lo primero que hay que hacer con los ciudadanos es darles explicaciones. Y sobre todo hay que dar muchas, muchas explicaciones si de lo que se trata es de calmar el dolor, la incertidumbre y provocar el caos con el miedo por delante.

No se pueden dar explicaciones a medias porque ese tipo de explicaciones abren las puertas del miedo, no se puede aparecer con cara de pánico porque esa es una emoción que se transmite incluso antes de que la boca articule palabra, no se puede hablar tarde y mal, porque se ha dejado el altavoz en manos de otros…y mucho menos falsear las cifras, ello es un crimen desde todo punto de vista en lo emocional de las personas.

La mayoría de gobernantes, habla poco y tarde, no son las reglas de una comunicación de liderazgo. En esta ocasión la técnica de dejar que las cosas se maduren con el tiempo, solo da lugar a la podredumbre. La intervención en las Puertas del Hospital será estudiada junto a la de su colega, como “lo que no debe hacer un político en caso de comunicación de crisis extrema”.

Otro de los principios de la comunicación corporativa en momentos de crisis es ser empático con el que sufre, decir la verdad con el que pregunta, adelantarse a las preguntas para tenerlas preparadas, y suprimir cualquier deseo de ser improvisado o políticamente incorrecto.

¿Se han fijado lo que han la mayoría de gobiernos en materia de comunicación? Han cambiado estas caras, por la cara que da más sensación de liderazgo y de saberse la lección, porque su comunicación verbal y no verbal es de mayor contundencia. Cada vez que hay que decir algo desde la tribuna, o desde el atril, sacan la palabra ESFUERZO como herramienta de convicción,  lo hacen porque de alguna manera nos quieren decir, lo estamos intentando, y lo peor es que llegan a culpar al ciudadano afligido y casi ahogado por la situación.

Lamentablemente el ESFUERZO no paga señores, los resultados óptimos si, eso debemos tenerlo en cuenta y más en manejos de crisis.

Y ahora hay un portavoz único, un hombre sin traje ni corbata, de corte científico y no político, que da mayor veracidad a las informaciones, porque parecen no estar contagiadas de política.

Algo que de por si ya desacredita el gobierno y los estamentos del estado, lo importante es saber comunicar, decir las cosas n el momento oportuno y justo, mas aún con la verdad en la mano  y contagiar de optimismo y ánimo a una población que de por si ya esta desmoralizada y entrada en pánico.

Para primero de político los partidos deberían recordar que trabajan con material sensible, seres humanos que quieren recibir el mejor trato y las mejores explicaciones. Y en esto de las explicaciones cuanto más rápidas, más veraces, más claras y más seguras, mejor. Mucho mejor. ¡Ahí lo dejamos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *