¿Sirven o no; las encuestas?

Por Emir Vasquez
“En elecciones, las encuestas son más visibles, ya que al publicar firmas reconocidas, ciertos resultados despiertan un temor en los candidatos y su círculo de influencia.”
Seguro han escuchado hablar sobre las encuestas y sus resultados; además que la gente tiende a tacharlas si no están a favor de su candidato, e incluso alabarlas cuando lo dan de ganador; estoy seguro que deben haber escuchado a aquellos candidatos, manifestar que… “Lo importante son las encuestas de carne y hueso”, es por ello que he dedicado éste artículo a reflexionar sobre las famosas encuestas.
Pero la pregunta del millón es, ¿sirven o no; las encuestas?…
Antes de responder a esta pregunta, permítanme trasladarlos a 1936, cuando a través de las encuestas se predijo la victoria de Roosevelt, creando así el primer hito de la historia referente a este tema.
Luego, despertó mucho interés al término de la Segunda Guerra Mundial y llegó a ser utilizada por primera vez para términos electorales por John F. Kennedy en la década de los 60, donde basado en la opinión pública, creó sus estrategias y tácticas electorales, obteniendo los resultados conocidos por todos, desde ese entonces hasta la actualidad vemos como cada vez son más utilizadas.
En elecciones, las encuestas son más visibles, y más aun con las encuestas de google, muy de moda en todos los países de Iberoamérica, ya que al publicar, ciertos resultados despiertan un temor en los candidatos y su círculo de influencia, que si no tienen una asesoría tecno política, estoy más que convencido que crearán una “empresa fantasma” para publicar en redes sociales y declararse ganadores, de esta manera podemos advertir a los primeros mitómanos de la política, (políticos que se creen sus propias mentiras), y es ahí, cuando salta a mi mente; si así empieza un político… Dios vaya a saber dónde terminará, además les invito hacer un análisis de políticos que mostraron encuestas en elecciones de “empresas fantasmas” para declararse ganadores y que saquen sus propias conclusiones de la calidad de políticos que son.
Y entonces… ¿sirven o no sirven las encuestas?
Mi respuesta es que  y no.
 sirven, cuando se las utiliza para alcanzar un nivel de conocimiento técnico y poder trabajar sobre los resultados que arroja la opinión pública, a través de las necesidades y el sentir de la gente; para definir estrategias y tácticas adecuadas, y tener efectividad en las metas propuestas, sean en campañas electorales o en gobierno.
No sirven, cuando creemos que con una encuesta vamos a ganar elecciones, por estar adelante, o la vamos a perder por estar atrás, o que por publicar un dato en nuestras redes sociales, vamos a convencer a la gente que somos los ganadores.
Para terminar permítanme recordarles que las encuestas son una fotografía del momento, si están bien realizadas con una muestra confiable y márgenes de error adecuados; de lo contrario es mejor ni hablar, es como jugar al solitario y sentirse ganador en cada partida, y de estar bien realizada, no es una bola de cristal para ver el futuro como varios medios de comunicación podrían utilizar por ganar popularidad e impulsar el amarillismo para crecer a su audiencia.
Como ciudadanos creamos menos en las encuestas y tratemos de ver más contenidos, dejemos que sean los expertos quienes las usen para su propósito y no los políticos y los medios de comunicación para su conveniencia e impulsar sus compadres.
Gracias por leer este artículo estimados amigos, me despido sin antes invitarles a visitar mi página web. www.emirconsultores.com

Política Comunicada

Política Comunicada es un medio digital sobre innovación tecnológica y política en la gestión pública de los gobiernos locales Iberoamericanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.