Rol de género, un impacto social en tiempos de COVID

Por Rebeca Rivera López

Cuando inicié Mujer Extraordinaria , sabía que mi principal objetivo, era levantar mi voz ante la desigualdad de genero que vivimos hoy en día, y he puesto todo mi empeño para encontrar los espacios que me lleven a conseguirlo, y lograr el cambio que estos tiempos nos exigen. He descubierto en el proceso, que hacen falta voces y representantes, que impulsen, actúen y unan esfuerzos para lograrlo. Me gustaría llegar a ti en cada lectura, que encontremos esos puntos en común y que juntos lleguemos a esa renovación social.

Desde hace varios años, la educación de la mujer se ha visto severamente influenciada por el entorno cultural en el que hemos crecido en Latinoamérica, entorno en el cual, la mujer siempre ha asumido su rol de género; y vamos a la raíz , ¿Qué es el rol de género? es el conjunto de conductas y actitudes, que la sociedad considera apropiadas de una mujer o de un hombre.
Cuando inició el confinamiento, surgieron varias dudas en mi mente, pensando en el papel que asumirían las mujeres estando 24/7 en casa y las consecuencias que esto conllevaría.

Rebeca Rivera López
Conferencista, Altruista y Emprendedora. Fundadora de Mujer Extraordinaria. Enfocada en la mujer moderna y su rol dentro de nuestra sociedad.
Escribiendo pensamientos y opiniones para las mujeres del hoy y del mañana.

Si bien, las mujeres somos el pilar de nuestros hogares, y es justamente por eso que deberíamos poner como prioridad nuestro bienestar mental, físico y espiritual, no lo hacemos de esta manera, y todo lo contrario, lo dejamos de lado. Las encuestas revelan, que el 68% de las personas que prefieren reducir su jornada laboral, para el cuidado de hijos y familiares dependientes, con lo que implicaría rebaja de sus ingresos y freno para su carrera profesional, son mujeres.

Esto solo nos indica una cosa, que la cantidad de esposas, madres de familia etc., que han tenido que abandonar sus proyectos y metas personales en este tiempo, han sido muchas. Cabe recalcar, que esto ha sido siempre, pero sin duda la pandemia vino a revelar una realidad.

“LAS MUJERES TIENEN UN ROL ASIGNADO, CON O SIN PANDEMIA”.
Ahora pensemos, en America Latina, el 80% del personal de enfermería, son mujeres, esto no es coincidencia y vuelvo al inicio, es producto de la la influencia del entorno cultural con el que fuimos educados. Nuestra formación, basada en roles de género, ha hecho que esta profesión sea aceptada socialmente para las mujeres ya que es un complemento o extensión de su rol asignado en el hogar. Si lo pensamos en el contexto de crisis que estamos viviendo, el mayor porcentaje de personas expuestas, SON MUJERES, en casa y en hospitales.

No solo la alta participación y los cuidados en el hogar por parte de la mujeres trae a gran escala problemas o trastornos de la mente, la renuncia de las mujeres a sus proyectos personales o laborales trae consigo lo inevitable que es, la sensación de fracaso o frustración, también la depresión y ansiedad, podemos decir, que estas mujeres que están en la lucha diaria dentro del campo de batalla llamado COVID, se sienten en la obligación de darlo todo por salir victoriosas y librar de una u otra forma, la presión en casa, la presión en el trabajo y la presión de conseguir sus proyectos personales.

Si hablamos del impacto social, será evidente que al terminar el confinamiento, nos encontraremos con mujeres en crisis, ya no solo laboral, si no personal, esto, sin considerar las mujeres que vivían ya violencia familiar y se agudizó con el encierro forzoso.

Enfrentarnos a futuras problemáticas, será una gran labor si desde ahora no tomamos con seriedad el impacto social de los roles de género, debemos de garantizar, que los grupos vulnerables estén en el centro de nuestros cuestionamientos y soluciones, esta nueva dinámica y estilo de vida, es una gran oportunidad para romper las costumbres arraigadas, la educación antigua que todavía enferma nuestra región, hay que dar un gran salto al cambio.

Que el legado de esta pandemia, tanto en nuestros hogares como en políticas públicas, sea el de poner una mayor atención, a la educación, el cuidado y la inversión, a todos aquellos grupos, continuamente expuestos.
Si hoy ya tienes la oportunidad de cambiar estar mentalidad antigua y romper con los roles de genero, ¿Qué estás haciendo al respecto?

HOY, estamos en casa, HOY, podemos empezar a cambiar nuestra educación con las futuras generaciones y permitir que todos participen, HOY podemos darles la oportunidad de cambiar el mundo que tienen.
“HOY, no hay que dejar que los roles sean asumidos si no mas bien compartidos y elegidos.”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *