pl
opi

Relación entre la Opinión Pública y la Democracia

CIENCIA DE LA COMPOL

Por José Castro – “La gobernanza es esencial para el desarrollo humano sostenible” Carlos Requena.

Cuando se habla de opinión pública, necesariamente se deben asociar nociones de democracia y liberalismo, ya que el primer concepto resulta oposición a los gobiernos autoritarios o totalitarios.

De modo que la opinión publica es el árbitro entre la sociedad y el gobierno, es la conciencia social de un grupo o grupos de conocedores de los diversos temas coyunturales de la ciudadanía, de forma que es un tribunal, temido, ya que es el foro interno de una nación.

José Castro
@JoseCastro0751
Analista Político y Consultor en Políticas Publicas Locales, con experiencia en el estudio y elaboración de esquemas descriptivos de la Tipología Socioeconómica Regional y Nacional para la generación de Estrategias dirigidas al Desarrollo Integral del Municipio Mexicano.
Coach Internacional Ejecutivo y de Equipos, conferencista en temas empresariales y políticos.
Actualmente colabora en la integración y ejecución de proyectos de inversión dirigidos al Desarrollo Sustentable y Sostenible por medio de diversas Organizaciones Sociales y Académicas en México.

El poder generado por la opinión publica, es frecuentemente una fuerza política no provista por ninguna constitución, pero que llega a tener incidencia en la legislación de una nación o confederación de naciones.

De acuerdo con el autor francés Alfred Sauvy, la opinión pública se forma cuando no hay total comunión de ideas en determinados temas coyunturales que apremian a la sociedad, de esta manera podemos decir que se forma cuando se generan varias percepciones y comentarios de un mismo tema de la agenda pública.

Cuando se trata de problemas más bien políticos que científicos, que es el enfoque que nos ocupa, la opinión pública no es necesariamente la resultante de las opiniones individuales, y ni siquiera de las mayorías de estas sobre un asunto determinado.

 

Podemos hablar, incluso e cuatro formas de opinión:

La opinión claramente expresada, a veces pregonada.
La opinión oral, a veces murmurada, dando vida al rumor (la más citada en la práctica de la política).
El sufragio universal, referéndum o sondeo de opinión. (donde debemos tender como país).
El referéndum o sondeo con voto obligatorio, como ocurre en Brasil y por ello el índice de abstención es mínimo, pero esto no garantiza la democracia.

Al comienzo de este documento, amable lector, hice referencia de la democracia y del liberalismo, mismo que no pueden ser separados en su concepción más básica, ya que hablar de libertad es reflexionar y practicar principios elementales como los son la igualdad, fraternidad y desarrollo integral que resultan consecuentemente en la práctica de la democracia, que no solo consiste en acudir a las urnas en el día final del proceso electoral cada determinado tiempo; democracia en el siglo XXI debe ser concebida y practicada como el espacio social para cumplir obligaciones y ejercer derechos sociales, políticos, económicos y culturales sin el menoscabo de las atribuciones del gobierno para sus gobernados, asimismo el gobierno debe ser equitativo en sus aplicaciones de políticas públicas cercanas a las necesidades y peticiones ciudadanas, esto con la premisa fundamental de mejorar diariamente como sociedad en general, es decir que los 3 sectores tengamos los mismos objetivos para el crecimiento y desarrollo de nuestro país.

De nueva cuenta, como siempre es un gusto saber que mis letras serán publicadas y es un honor agradecer a quien me concede dicho placer, es cuánto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *