Marshall Mc´Luhan, los Prosumidores y las Noticias

Por José G. O. Verón

El canadiense Marshall Mc ´Luhan (1911-1980), gran pensador de los mass- media, sostuvo en “El Medio es el Mensaje” que los medios, más que informar acerca de determinados contenidos y mensajes en particular, son en sí mismos un mensaje, y un contenido; “el medio es el mensaje”, esto es decir, no es tanto que los medios de comunicación transmiten mensajes y contenidos, sino que, también, los medios son mensajes en sí. Mensajes importantes y valederos social y comunitariamente, y para nuestra vida personal, como sujetos

El medio es en sí mensaje; la sola existencia y presencia del medio de comunicación, es un mensaje, de importancia y validez para nuestras vidas. De aquí podríamos referirnos a la diferencia de grado, intensidad, matiz y también de naturaleza, de los diferentes tipos de medios masivos de comunicación

Porque la diferencia también es de naturaleza; Internet y las redes sociales suponen un mensaje más democrático, más aperturista y más horizontal, y más desregulado, que el mensaje que podrían transmitir las radios o la televisión

En relación a esto, necesario es destacar que la Internet y las redes, como medio—aunque no sean solo un medio—, implican de por sí más opciones, menos verticalidad, menos asimetría y, en definitiva, mayor libertad. Es importante también pensar en esto, a la hora de evaluar que prefieren los jóvenes, y que preferimos todos en general. Cada opción de medios de comunicación tiene facetas que le son propias e idiosincráticas. Aunque utilicemos estas opciones más como complementos que como sustitutos, es también importante ser conscientes de que estamos optando, cada vez que optamos o tenemos que optar. Ser conscientes de que hacemos en cada momento

Pero también Internet y las redes sociales son más que medios de comunicación. No es solo que sirven “para consumir” información, entretenimiento y cultura. Internet y las computadoras constituyen además un centro de comunicaciones integral, en un sentido de la palabra. Pero, también, no solo se “consume” información, entretenimiento y cultura por Internet y las redes. También se la “produce” y también se la “distribuye”

Por ejemplo, cuando posteamos un determinado contenido en las redes sociales, estamos, si es algún tipo de creación o invención nuestra, “produciendo” contenido, no “consumiéndolo”. Y cuando reproducimos algún contenido—o algún mensaje—de algún medio, o de otra persona, o de algún personaje o institución conocida, estamos “distribuyendo” información

Lo que más relevancia toma en esta caracterización es que, con este medio, con la Internet y las redes, podemos también ser productores y no solo consumidores de información, entretenimiento y cultura. Algo que es muy difícil con otro tipo de medios más “tradicionales” y más “pasivos” como la radio y la televisión; aunque contemporáneamente, tanto la radio como la televisión fomentan, en lo que les es conveniente, funcional y de utilidad, la interacción con el público

De manera que, en alguna medida, y por lo menos hasta cierto punto, la internet y las redes permiten, relativamente, cumplir las tres funciones económico—comportamentáles básicas: producir, distribuir y, por supuesto, consumir. Más que consumidores, en internet somos “prosumidores”. Este es un cambio de proporciones, en relación a los mass-media, al decir de Mc´Luhan

Y además, en lo que hace a la faz más pasiva y asimilable a lo clásico de la Internet, como es el consumo de noticias y de información de actualidad, Internet corre con ciertas ventajas en relación a los otros medios de comunicación; los diarios, por ejemplo, informan en profundidad de las—pretendidas– grandes noticias del día, pero a las pocas horas y con el correr del día quedan desactualizados; la televisión es útil para conocer las –también pretendidas—“ultimas noticias”, pero con poca profundización relativa y soslayando muchas veces las noticias principales del día, que se habrán informado, en todo caso, solo a primera hora, pero luego no se repitieron tanto. En los portales de noticias de Internet coexisten los tres factores, a toda hora; las noticias destacadas, las últimas noticias y un adecuado y ampliable nivel de profundización, ampliable según el particular y especial interés de cada uno

También Internet implica, en lo básico, esto; más posibilidades de personalizar y adaptar nuestros consumos, sea de información, de cultura o de entretenimiento, tendencia muy actual del Marketing. Pero con Internet nos salimos, al menos un poco, del exclusivo rol de consumidores pasivos de información, y recipiendarios no participantes. Al menos y cuanto menos nuestra observación es una observación participante con Internet y las redes sociales. Pero en concordancia con lo que entreveía Mc´Luhan hemos ido más allá. Y todo hace pensar que, el mundo, irá por más.