La Comunicación desde el gobierno ( En tiempos de crisis)

Porque tan importante y necesaria

Por Javier Diaz De La Cuba

Cuando una crisis no es bien manejada y más aún mal comunicada desde el Gobierno,lo que va a generar en la población y en los ciudadanos es solo aumentar la incertidumbre. La batería de informaciones sin verificación previa, sin  contexto ni orientación correctos puede inducir al público a lecturas inexactas y muchas veces llevarnos al caos. En la multiplicidad de interpretaciones, aumentan el miedo y el desconcierto. A eso debemos sumar las diversas versiones de las redes que disparan hacia cualquier lado: desde la catástrofe exterminadora hasta las exageradas muestras de minimizar los hechos y peor aún falsearlos y/o disfrazarlos, igualmente peligrosas en su impacto final. Tampoco faltan los que prefieren encarar la cuestión por el lado humorístico, ( aquí entran a tallar los famosos meses ),que hasta resultaría simpático y útil para descomprimir el aplastante ambiente, pero solo por un tiempo porque puede convertirse en un elemento distractor que obstaculice la visión de la real magnitud del  problema.

La comunicación es ciencia desde hace décadas. La verdad es su irremplazable fundamento. A su construcción lógica se añaden los efectos previamente deseados y la evaluación de los resultados. Este proceso ayuda a corregir errores y realizar las pertinentes retroalimentaciones. Aun así, mucha gente, especialmente la clase política, la sigue subestimando, es ahí cuando se hace imperativo el manejo ejecutivo de delegar funciones y rodearse de un verdadero equipo de gente y asesores, profesionales de primer nivel que hagan de esta acción una verdadera herramienta de éxito en la gestión de gobierno. En días de crisis, el presidente siempre es el mensajero. Su cargo le confiere un contenido que el pueblo exige escuchar. En tiempos así, no tienen la misma preponderancia las declaraciones de un ministro, salvo en una segunda etapa, cuando ya el desgaste es natural y se hace necesario que aparezca la figura del “ vocero “ dandole un espacio de respiro, esta vocería debe darse en  cuestiones muy puntuales y técnicas, basadas en estadísticas y datos numéricos que ayuden a bajar las tensiones propias de la crisis, y más todavía cuando un clima de nerviosismo se ha instalado en el país.

No hay que olvidar que cuando la comunicación gubernamental presenta huecos, la gente se encarga de rellenarlos con cualquier cosa, empezando el contagioso camino de la desinformación.

En el libro “Estrategias de comunicación para gobiernos” (Izurieta, Perina y Arterton, 2003) se pinta una clara línea demarcatoria entre comunicación de campaña y comunicación de gobierno. Establecer esa diferencia se hace necesaria porque muchos son los que llegan al poder y siguen manteniendo un discurso electoral. Priorizan lo “coyuntural” sobre lo “sostenido”. Transmiten la impresión de que una vez alcanzada la presidencia, no saben qué hacer. Pareciera que se prepararon para ganar, pero no para gobernar. Es ahí donde la estrategia de los asesores debe entrar a operar. “Y una gran equivocación es creer que la comunicación depende de la oficina de prensa del palacio” (Durán Barba, 2003).

Javier Diaz de la Cuba Ejecutivo, Coach / Consultor empresarial, con sólida experiencia en el área comercial en compañías multinacionales y nacionales con especialidad en,Técnicas de Venta y Negociación con Capacidad para laborar e interactuar en grupos multidisciplinados bajo condiciones de presión. Orientado a la mejora de procesos en la gestión comercial, marketing y canales de venta así como la Construcción,Capacitación y Dirección de equipos de venta,Con experiencia en Desarrollo Organizacional y diagnósticos de clima laboral, así como el desarrollo de talleres de TEAM BUILDING, HABILIDADES BLANDAS Y DESARROLLO DE HABILIDADES POR COMPETENCIA entre otros.
Actualmente me desempeño como CEO Fundador y Coach Principal en MOTIVATE Coaching & Consulting, KEY ACCOUNT MANAGER Y TRAINER  COACH en ORIONGPE. FuÍ Gerente General, Coach Consultor / Socio Principal en  ACCESORA CONSULTORES / Miembro del staff de consultores y Director de Desarrollo Educativo en INTERNATIONAL IMAGE MAKEOVER Inc. Consultora especializada en desarrollar talleres de BRANDING Y DESARROLLO DE MARCA PERSONAL.
Columnista invitado para el POLÍTICA COMUNICADA www.politicacomunicada.com,  Asociado a TCN Red Latinoamericana de Coaches y Conferensistas.

Una estrategia comunicacional efectiva pero mejor aún consensuada, será la mejor aliada de las acciones tomadas contra cualquier escenario de crisis. No hay que olvidar que cuando la comunicación gubernamental presenta huecos, la gente se encarga de rellenarlos con cualquier cosa, empezando el contagioso camino de la desinformación. Y si esa comunicación es engañosa o deficiente, sus alcances serán impredecibles para todos. Eso no hará mas que profundizar la crisis y empeorar la situación del pueblo y ciudadanos.

Durán Barba insiste en que una estrategia nunca se  hace en el aire, “sino que parte de información obtenida científicamente y basada en las estadísticas que el equipo que acompaña al mandatario trabaja de manera eficaz y eficiente. Esa es una base fundamental. Si alguien le dice que puede hacer una estrategia de comunicación sin usar sistemáticamente encuestas y otras herramientas de investigación, simplemente no sabe de qué está hablando”. Esta es una excelente oportunidad para que el Gobierno empiece a tomar en serio la comunicación.

Las emociones cuentan en la comunicación política en tiempos de crisis, una de ellas ( entre muchas otras ), es el OPTIMISMO. No importa cuán difícil sea la situación, y sin caer en el negacionismo, hay que comunicar optimismo y esperanza. De lo contrario, es más fácil caer en el inmovilismo, o los comportamientos egoístas del “sálvese quien pueda”.  LLEGAR A ESTO SERÍA LA PARTIDA DE DEFUNCIÓN DEL GOBIERNO.

Entonces, aquí podemos ver la importancia de saber comunicar, como y que comunicar, es asi que lograremos estado de perfil gerencial y profesional, es cierto las crisis golpean e in estabilizan pero también son excelentes generadores de oportunidades.

Para terminar, se hace imperativo en tiempos de crisis la participación activa de todos, valorar y validar la realidad, de esta manera “ hacernos cargo “ y apoyar cumpliendo las medidas para que todos, leamos bien, TODOS, trabajemos y colaboremos como actores activos y participativos en salir rápido de la coyuntura crítica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *