photo output_qCXxCn_zpsf7tmbuld.gif

Browse By

Ignacio Ramirez: “La comunicación política tiene un desafío paradojal: candidatos auténticos”

Pensando en este año electoral legislativo, entrevistamos a Ignacio Ramirez, Analista de opinión pública y consultor político. Director de Ibarómetro y Director del Posgrado en Opinión Pública y Comunicación Política de Flacso. Licenciado en Sociología por la Universidad de Buenos Aires y DEA en Comunicación, Política y Cultura por la Universidad Complutense de Madrid.

¿Cómo deberían posicionarse los candidatos legislativos para ganar reputación?

Uno de los rasgos que distingue a las campañas legislativas reside en que se acentúa el desafío por añadirle un sentido simbólico, narrativo al voto, lo cual convierte a los candidatos en un canal para expresar un mensaje. Es decir, desde el punto de vista comunicacional, no se eligen “legisladores” sino candidatos capaces de expresar una coyuntura, un clima de época, un mensaje que la sociedad quiere emitir y que busca cómo manifestar.

¿Cómo atraer la atención de los votantes cuando las creencias políticas se encuentra debilitadas?

Si bien las lealtades partidarias tradicionales se han debilitado lo cierto es que la escena política latinoamericana es un ámbito efervescente donde los protagonistas son los conflictos, las pasiones, los debates y los desacuerdos político-ideológico. Es decir, más que fin de las ideológicas deberíamos hablar de su regreso recargado. Pero los candidatos y comunicadores deben atender las nuevas agendas y sensibilidades de la ciudadanía, especialmente entre los jóvenes cuyas vidas transcurren en ecosistema simbólicos y de comunicación muy distintos a los más grandes.

En la actualidad ¿Qué deben vender los candidatos a sus votantes? ¿Confianza o Liderazgo?

Los candidatos son el principal instrumento de campaña, el cuerpo en el cual se condensa todo un sistema de comunicación, un mensaje. Por lo tanto, es importante que los atributos de su posicionamiento sean coherentes con el conjunto de valores y posiciones que expresa. No existen candidatos “universales” o de “manual”, pero hoy más que nunca la comunicación política tiene un desafío paradojal: que los candidatos sean auténticos y no luzcan manufacturados. La ComPol debe potenciar sus virtudes, suavizar sus defectos pero nunca quitarles frescura, audacia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *