El desafío de los gobiernos sobre la sostenibilidad urbana latina

Las iniciativas de desarrollo enfocadas en la sostenibilidad, destinadas a atender problemas urbanos y territoriales, deberán centrarse en el logro de resultados que conduzcan al éxito de las políticas públicas definidas por los gobiernos locales y nacionales.

Por Martín Sánchez

La sostenibilidad urbana está presente desde hace ya varios años en la agenda de los organismos regionales de América Latina, tales como la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) o el Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 o la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Vivienda y Desarrollo Urbano Sostenible, Habitat III, han inspirado al documento de posición Horizontes 2030: La igualdad en el centro del Desarrollo Sostenible de la CEPAL o a muchos de los programas del BID en la región. Así, las iniciativas de sostenibilidad urbana y territorial que encaran los gobiernos locales en América Latina deben estar inspiradas en el Objetivo 11 de la Agenda 2030, dedicado a obtener Ciudades y Comunidades Sostenibles, pero también considerar otras premisas no menos importantes para lograr alcanzar sus metas.

Martín Sánchez es Consultor en Desarrollo Urbano y Territorial. Planificador Urbano y Regional (UBA) y estudios en ITEM Ciudad, Lincoln Institute of Land Policy, University of Illinois at Urbana-Champaign y el Banco Interamericano de Desarrollo. Ha desarrollado tareas de Planificación y Gestión Urbano Territorial en distintos ámbitos municipales, en Argentina, y actualmente trabaja como Consultor para OUDOT (Oficina de Urbanismo, Desarrollo y Ordenamiento Territorial).

Las iniciativas de desarrollo enfocadas en la sostenibilidad, destinadas a atender problemas urbanos y territoriales, deberán centrarse en el logro de resultados que conduzcan al éxito de las políticas públicas definidas por los gobiernos locales y nacionales. Esa efectividad depende de la obtención, por parte de la gerencia pública y sus equipos de gestión, de resultados que incidan en las poblaciones objetivo, modificando hábitos y comportamientos, impactando positivamente en dichas políticas públicas y mejorando la calidad de vida de los habitantes de las ciudades. Desde la sostenibilidad política, el objetivo principal buscado debe ser la creación de valor público, entendido como una decisión colectiva, que se define en la arena política, debe lograrse a través del consenso, la armonía y la gobernabilidad y se basa en respuestas eficaces a problemas relevantes para los ciudadanos. En ese sentido y en la búsqueda de esa gobernabilidad, es necesario además construir una sostenibilidad institucional que contemple a todos los actores involucrados, tanto los miembros de la organización política como aquellos que están en el territorio y son parte de la iniciativa. Esto es aún más relevante cuando se trata de áreas o regiones metropolitanas donde intervienen distintas jurisdicciones territoriales y el escenario se complejiza.

La gobernabilidad para lograr el valor público tan deseado, por otro lado, estará directamente relacionada con la sostenibilidad urbana y territorial. Impulsar la sostenibilidad de las ciudades implica atender tres ejes de acción: desarrollo urbano integral, gestión de riesgos ante el cambio climático y sostenibilidad económica y fiscal. Este último eje es clave para el logro de la gobernabilidad e institucionalidad de las ciudades y áreas metropolitanas del continente. Un territorio que no logra gestionar correctamente su sostenibilidad económica y fiscal no es sostenible y pone en juego su gobernabilidad. Para evitarlo, debe propiciar instrumentos que potencien la economía urbana y territorial a través de una adecuada gestión del desarrollo territorial, apoyada en la gestión del desarrollo económico local y de la gestión del suelo. De este modo, en el marco de la gestión del desarrollo, se integran las distintas iniciativas territoriales de las políticas públicas de sostenibilidad urbana en la búsqueda última del valor público, catalizando las actividades productivas del territorio, valorizándolo y logrando proveer a los gobiernos locales de recursos propios, mejorando las finanzas públicas y obteniendo así autonomía fiscal, que se traduzca, a lo largo del tiempo, en ciudades sostenibles para las generaciones presentes y futuras de América Latina.

Política Comunicada

Política Comunicada es un medio digital sobre innovación tecnológica y política en la gestión pública de los gobiernos locales Iberoamericanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *