Derecho y política: un concepto objetivo inexistente

Por Bairon Espinoza

Si crees que entre el Derecho y la Política existe una relación directa; no quiero sonar recio, empero, déjame decirte que no. Y lo verídico es que; Derecho y Política son dos ciencias per se ambiguas. Dos ciencias, con un acervo histórico innegable, con un desarrollo evolutivo similar al de las TVs, en su época clásica, cuando la realidad entre el Derecho y la Política, se la observaba a color, y la televisión a black and white, y no viceversa, como a día de hoy. Lógicamente, no podría escribir esta columna ignorando la permanencia indiscutible, inclusive, me atrevería a confirmar que son dos ciencias; indestructibles. 

Sin embargo, el problema radica cuando las pretendemos relacionar en sentido directo, puesto que, el único sentido que cabe frente a estas dos ciencias es; un sentido indirecto, que implica una situación al apego de lo veraz, al apego de lo que realmente indagamos. No quiero aún puntualizar sobre este sentido, sin antes referirme a la ambigüedad de este par de ciencias. Por un lado, el Derecho y la Política, no han podido ser conceptualizados a día de hoy, pese a la existencia de cientos de doctrinarios que han plasmado, y tratado de dar un concepto preciso, los mismos siguen a la espera de una conceptualización, que no podría caber en un par de líneas, o un par de hojas, sino mas bien en un par de libros. 

Empero, ¿cómo brindar un concepto preciso en un par de libros? No tengo la respuesta a esta incógnita, ya que, no pretendo direccionarte a que revises uno o varios libros y halles el concepto preciso de X autor, no pretendo ser; H. Kelsen con su obra, “¿Qué es la Justicia?”, sino direccionarte a que entiendas que el Derecho y la Política, no son sinónimos de objetividad, y por ende sus conceptos, a más de ambiguos se convierten en vagos, por lo tanto, esta fusión me deja; atónito, sin palabras, a pesar de que ya lo sabía, la sensación es la misma. ¿Y a ti?

Ahora bien, para lo que, si tengo respuesta, es; para manifestarte que resulta imposible, precisar un concepto en un par de libros, debido a que un concepto tiene la idea de que, de manera breve, puedas comprender lo que estudia o trata una ciencia, para algunos incluso procurar memorizar ese concepto, independientemente de si lo entendió o no.

No obstante, lo que no es imposible, es que, en esos libros se plasme la praxis real del Derecho y la Política, en donde se vera reflejado, un concepto subjetivo de las mismas, la relación indirecta entre estas dos ciencias, y el motivo de su indestructibilidad. A breves palabras, trasladar la sinopsis -oculta- del “Contrato Social”, a la realidad.Dada la panacea, en un abrir y cerrar de ojos, comprenderás el verídico concepto de cada una de ellas, en base a la praxis real, y no, a la teoría surrealista del Derecho, y la teoría demagógica de la Política, como conceptos objetivos INEXISTENTES.