Datos Abiertos para la construcción de Paz

El actual proceso de negociación política  entre el gobierno nacional
y la guerrilla de las FARC ha instalado el debate en torno a las
condiciones que deben ser satisfechas para hablar de paz.  Más allá de
las particularidades teóricas de  este debate, el actual proceso de
negociación ha traído como consecuencia la promulgación de un conjunto
de leyes que han sido concebidas para ambientar la convivencia
armónica y evitar una eventual recaída en el  conflicto. Entre ellas:
la Ley de participación  ciudadana 1757, la Ley de acceso a la
información 1712, el Decreto  2753 y el plan acción de Gobierno
Abierto.

Estas leyes, que plantean la obligación de poner en conocimiento de
los ciudadanos los datos producidos por las dependencias del Estado
(Datos Abiertos), suponen una renovación y, más aún, un mejoramiento
del funcionamiento de la democracia (merced a la  ampliación de las
capacidades de información y acción de los ciudadanos) y  pueden, de
ser bien implementada,  constituirse herramientas eficaces para la
participación de ciudadana y la construcción de paz. Los Datos
Abiertos se caracterizan, básicamente, por su disponibilidad, su libre
y fácil acceso, su reutilización, su redistribución y su
universalidad. Por principio, los Datos Abiertos deben estar en
disponibilidad de la ciudadanía de una manera libre y accesible para
su utilización  y reutilización en pro de respuestas a necesidades
específicas de la ciudadanía misma. El ecosistema de Datos Abiertos
entiende el Estado como un agente útil que ayuda a resolver problemas
y provee recursos renovables que  pueden ser utilizados libremente por
el ciudadano para hacer desde procesos de escrutinio a la gestión
pública hasta tejer redes culturales, económicas o de conocimiento. La
perspectiva de Datos Abiertos implica una suerte de principio:  querer
saber, querer tomar parte, esto es, querer contribuir a la mejora de
los servicios públicos, querer conocer el impacto real de las
actuaciones públicas y querer un control externos de las instituciones
públicas con capacidad de reacción efectiva ante las anomalías o las
quejas externas.

Según anticipara, a mi modo de ver, el fortalecimiento de las formas
democráticas y  la  creación de  espacios  de  participación  para los
distintos grupos sociales  y  políticos (en los que se aborden los
temas que los dividen y se permita generar un  desarrollo integral a
los territorios) puede contribuir a la finalización definitiva del
conflicto[1].

Lo anterior requiere la implementación de una amplia variedad de
enfoques, procesos y etapas, que terminen los ciclos de violencia a
los que están expuestas los ciudadanos en conflicto  y que faciliten
la transformación de los territorios hacia unas formas y estructuras
de gobierno merced al desarrollo de dos características del Estado
moderno: una sólida e innovadora capacidad institucional, y la
asociación de visiones de los diversos sectores sociales y políticos.

La construcción de paz  en clave participación ciudadana debe ser
entendida  como un ecosistema donde la  información suministrada
permita co-crear estructuras, empoderar ciudadanos e  identificar
necesidades a nivel territorial  mediante la  reutilización,
protección y colaboración  por parte de todos  los integrantes que
tienen voz y voto en las decisiones públicas. Además de generar
confianza de los ciudadanos en sus instituciones, es indispensable
destacar que las iniciativas de Datos Abiertos constituyen un
escenario propicio para el  desarrollo eficiente de los acuerdos en La
Habana, cuyo contenido en bruto es publicado periódicamente.

La información  en formatos abiertos para el acceso y uso de la
información pública por parte los diferentes actores distintos a la
administraciones puede tener beneficios increíbles al abrir una puerta
a la innovación y al conocimiento, originando valor público a gran
cantidad de datos procedentes de diferentes organizaciones del ámbito
de la administración pública o de aquellos proyectos que han sido
financiados con fondos públicos. Al poner a disposición de la sociedad
toda la información producida por el Estado, cualquier persona u
organización puede construir sobre ellos una nueva idea que se
traduzca en nuevos datos, conocimientos o incluso servicios que se
vuelcan nuevamente al ámbito público.

Las iniciativas de datos abiertos que se están implementando en el
mundo ha permitido que la apertura de datos no solo proporcione la
distribución de servicios a los ciudadanos, sino también el
seguimiento y el control que éstos pueden ejercer sobre su calidad y
veracidad[2]. El Estado colombiano debería echar mano de las
herramientas de que se compone los Datos Abiertos no sólo para
adelantar un proceso pedagógico de los Acuerdos de La Habana sino
sobre todo para activar la democracia y asegurar la permanencia en el
tiempo de la paz lograda. Si bien el corpus normativo recientemente
concebido establece formalmente los anteriormente mencionados, todo
quedará en letra muerta si las dependencias del Estado no toman en
serio la política de Datos Abiertos.
________________________________

[1] Este  escenario debe girar necesariamente alrededor de la
construcción de  paz y a la implementación efectiva de los acuerdos.
En otras palabras, no existe manera de  implementar los acuerdos sino
existe una participación ciudadana activa.

[2] Actualmente, se está demostrando que el desarrollo económico puede
venir dado por el retorno producido por la creación y venta de nuevas
aplicaciones o servicios, o también por el ahorro que puede suponer
producir servicios innovadores reutilizando, con un mínimo costo,
información que proviene del sector público.

Por Alexander Plata Pineda, Director Fundación Gobierno Abierto Colombia

One thought on “Datos Abiertos para la construcción de Paz

  1. Hola,
    Saben donde puedo conseguir datos sobre personas desmovilizadas, personas desplazadas por causa del conflicto, y registros de documentos destriudos durante el conflicto?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.