COVID-19 vs Comunicación Gubernamental, ¡Ganó el COVID!

Por Alfredo Salazar 

Espero que en el fin de esta tragedia humana la comunicación sea valorada como un elemento estratégico en los Gobiernos del Mundo.

La comunicación de Gobierno es elemento fundamental en la relación Gobierno-sociedad, es la herramienta que permite dar a conocer los resultados del Gobierno, y sobre todo hoy, abre la posibilidad de cogobernar.

En términos de comunicación, muchos gobiernos se han vuelto expertos en el tema de engañar, de maquillar información, de ofrecer datos halagadores y cifras autoelogiantes, todo en el terreno de su área de confort.

Pero el COVID-19 los puso al desnudo, en el lugar de los pendejos… esta vez no es su área cómoda, no es el terreno dónde los medios se prestan a sus estrategias, no es la información oficialista la que dicta la agenda, esto es real, es una crisis real, inminente, irremediable, irreparable, impostergable… No hay trucos que puedan sacar a ningún gobernante de una pandemia mundial. Nadie puede maquillar algo así.

Hoy hay miles de muertes y muchas de ellas se pudieron evitar con una comunicación adecuada, una comunicación “no política”, una verdadera y profesional comunicación de crisis tendiente a salvar vidas.

Lamentable es mirar cómo los gobiernos no saben enfrentar esta crisis mundial por el “COVID-19”, no saben como comunicar una crisis, muchos de ellos son por ignorancia pura, otros por egoísmo, otros son de los que no saben que no saben, algunos tendrán abogados, amigos, o familiares en el área de comunicación de su gobierno, pero sin duda, en su egoísmo y frivolidad todos están preocupados en mayor o menor medida por su reputación, por la aceptación ciudadana, por la popularidad de gobierno… Por las siguientes elecciones.

El COVID-19 deja al desnudo la falta de profesionalismo en la comunicación de gobierno.

Cómo profesional de la comunicación y específicamente en la comunicación política y gubernamental estoy frustrado, porque la mala comunicación de gobierno en tiempos de crisis es un crimen de estado, porque la comunicación puede ser la diferencia entre la vida y la muerte de miles de personas, porque la propia comunicación es condición para salvar a miles de seres humanos.

Hoy contamos con todas las posibilidades tecnológicas para llegar a cada rincón del mundo, para acelerar la información oficial y ganarle al “rumor”, para cohesionar a las personas en mensajes de solidaridad, para revertir una pandemia o cualquier otra tragedia en el mundo, pero los Gobiernos salvo contadas excepciones se quedaron mirando, tratando de “manipular la pandemia” cómo acostumbran a manipular todas sus crisis políticas.

Esa forma de manejar la comunicación en crisis es un crimen de lesa humanidad sistemáticamente los gobiernos han afectado a miles de ciudadanos por omisión, ignorancia, imprudencia, impericia, negligencia… Hoy hay miles de muertes y muchas de ellas se pudieron evitar con una comunicación adecuada, una comunicación “no política”, una verdadera y profesional comunicación de crisis tendiente a salvar vidas.

Aborrezco a quienes están al frente de las oficinas gubernamentales y que no han sabido que la comunicación de gobierno afecta la vida de las personas.

Hay miles de teorías de comunicación en crisis una de las más simples que establecieron Smith, Laswell y Case en 1946 cómo un modelo comunicativo adecuado que llamaron “paradigma”:

  • Quién
  • Dice qué
  • A quién
  • Mediante qué canales de comunicación

Con qué resultados

Simples análisis de control y contenidos nos dejan ver ahora el desmadre que ocasionaron, ahí están sus resultados; la viralización de la desinformación tan rápida y voraz como la enfermedad misma, la sociedad haciendo la información oficial, el rumor, el meme, el amarillismo, la desinformación e incertidumbre matando gente y ganándole la batalla a los Gobiernos.

El COVID-19 tocó la comunicación de todos los Gobiernos del Mundo, los infectó hasta matarlos…

Todos los gobiernos del mundo cometieron errores en la comunicación de esta crisis, algunos de esos errores costaron muchas vidas humanas y van a costar más en estos días, no tener profesionales de la comunicación al frente de sus Gobiernos los divide en dos grupos de gobernantes; los ignorantes y los mezquinos, en el mundo no queremos ni a unos ni a otros…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *