LO ÚLTIMO

La presidenta del club de fans de Britney Spears o de algún grupo coreano de k-pop o de cualquier otra celebridad tiene un poder importante dentro de la comunidad, el poder de influir y movilizar masas.

Estos presidentes tienen cuentas en diversas redes sociales como Twitter, Facebook e Instagram, donde se congregan un gran número de seguidores que buscan tener contenido relevante, nuevo y real.

Pero, ¿qué es un fandom? Es un grupo de fans de algún producto de entretenimiento, que tiene como denominador en común su afición. En los fandom pueden discutir, encontrar y compartir conocimientos sobre cualquier tema: videojuegos, música, series de tv, películas, comics, etc.

Entonces, lo interesante de los fandoms es que han crecido rápidamente en los últimos años y se han dado cuenta del poder que tienen en relación con su propia comunidad de seguidores, mediante iniciativas políticas y sociales:

  1. Lucha con hashtags. Imágenes sin sentido usando #whitelivesmatter por parte de los fans del k-pop como parte de una manifestación contra los hashtags racistas en referencia a Black Lives Matter. Así también, pudimos ver las redes sociales inundadas con imágenes de panqueques usando el hashtag #MillionMAGAMarch, para manifestar el apoyo al presidente Trump.
  2. Voto democrático. En 2020, los fans de diferentes raperos, como DojaCat, hicieron campaña por la participación y el voto demócrata en las elecciones presidenciales de Estados Unidos.
  3. También en Tik Tok. Diferentes comunidades, especialmente de k-pop lograron que miles de jóvenes se inscriban a un evento de Trump para luego no presentarse. 

Estas comunidades de fandoms están acostumbrados a realizar todo de forma online y en determinada red social. Los miembros de estos grupos se conocen en pequeños locales o conciertos, generando mayor empatía y confianza.

¿Qué pasa en Latinoamérica?

En Latinoamérica, observamos un distanciamiento entre las clases políticas y los jóvenes menores de 30 años. Esto se debe en gran medida a la falta de entendimiento de los políticos por adaptar sus mensajes a formatos y lenguajes usados por las nuevas generaciones.

El 90% de las búsquedas en YouTube son hechas por menores de 30 años. En esta plataforma podemos encontrar canales relacionados a la política. Así también, Tik Tok tiene un crecimiento favorable en contenidos políticos snack. 

Estos fandoms están teniendo una capacidad de influencia muy superior a las prácticas tradicionales, debido a la gran cantidad de visitas y reproducciones de los contenidos.

Un estudio realizado pre pandemia de la Covid-19, por la Escuela Politécnica de Lausana (Suiza), de la Universidad de Minas Gerais (Brasil) y de la Universidad de Harvard (EEUU), demuestran que en YouTube los usuarios migran constantemente hacia contenidos más radicales y de extrema derecha. Este análisis se pudo comprobar con la victoria de Bolsonario en Brasil mediante el uso del algoritmo de recomendaciones de YouTube.

¿Qué debemos hacer?

Sabemos que las campañas electorales luego de la pandemia no se podrán realizar con estrategias de publicidad y marketing tradicional. 

El factor decisivo serán las audiencias y en la capacidad de los especialistas en comunicación para adaptar los mensajes a las nuevas plataformas, tendencias que movilicen a las comunidades digitales. Los fandoms tendrán una enorme influencia desde su popularidad, libertad de expresar y espontaneidad. 

Quién conozca mejor el contexto y se adapte rápidamente a esta realidad tendrá una gran ventaja sobre sus competidores tradicionales.