Ciudad, blockchain y dinero

Por Gabriel Andrés Alzate Acuña

Al realizar una compra con tarjeta de crédito hay mínimo cinco partes involucradas, quien realiza el pago, la franquicia de la tarjeta, el banco del comprador, el banco del vendedor y el vendedor, incrementando el valor final de cualquier producto tan solo por el hecho de usar el aparato financiero, pero ¿Y si pudiéramos obviar esos intermediarios? ¿Cómo cobra impuestos el gobierno en un sistema que no controla? Los gobiernos tienen retos que asumir o entraran en crisis, debemos hablar de negocios, bancos, blockchain y dinero, mucho dinero.

En los negocios se busca beneficio mutuo partiendo de la ética como pilar; la consideración, el respeto entre las partes; las responsabilidades compartidas; y la transparencia en información de hechos relevantes para el negocio. Para garantizar estos principios recurrimos a terceros que tienen registros de cada miembro  de la transacción, así pues un banco lleva el registro de sus usuarios y genera índices de buena fe de los mismos, garantizando que son aptos para realizar negocios, esto físicamente se llama tarjetas de crédito, líneas de crédito, historial financiero, etc. Ahora bien, este tercero cobra por su servicio y se llegaría a pensar que está presente en todos los niveles de la sociedad, ¿O no?

Ahora bien, las comisiones, que son cobros que se realizan por utilizar el sistema financiero, se vuelven inviables cuando las sumas son pequeñas ya que el costo de comisión puede ser superior al valor de la compra, es un factor que limita la cantidad de usuarios de estos servicios, estos honorarios se cobran en función de las cantidades transferidas, así pues mover dinero es costoso, el sistema financiero no es para todos los miembros de la ciudad.

Gabriel Andrés Alzate Acuña es Ingeniero Electrónico y finaliza estudios de maestría en Ciencias de la Información y Comunicaciones en la Universidad Distrital Francisco José de Caldas en Colombia, miembro de la Red de Investigaciones de Tecnología Avanzada RITA y un apasionado del uso de las tecnologías para el desarrollo social.  Trabaja sobre tecnologías para la educación, proyectos en IoT, Agrotech, Blockchain y Ciudades Inteligentes.
gaalzatea@correo.udistrital.edu.co
gabriel.andres.alzate@gmail.com
@GabetoTech

Blockchain propone un sistema que cambia completamente el banco como lo conocemos. Al ser una tecnología distribuida presenta una plataforma de transferencia de activos soportada por una infraestructura descentralizada donde las transacciones tienen un costo muy bajo (el costo derivado por mantener la infraestructura), garantizando integridad, seguridad, privacidad e inclusión, integrando la transparencia como valor agregado creando un sistema de transferencia de activos sin intermediarios ni sobrecostos  y con alto nivel de confianza de todas las partes involucradas.

Para el sistema financiero los pilares que maneja Blockchain resultan atractivos, estos son la autenticación de la identidad y del valor, ya que este está presente desde que se vincula un nuevo usuario, el mover, almacenar e intercambiar valor independientemente que sea dinero, propiedades o cualquier tipo de activo, el préstamo, financiamiento e inversión, al ser una red inmodificable permite generar perfiles de riesgo inmediatos considerando todos los intercambios de activos realizados en toda la vida digital del usuario, desde el activo más pequeño hasta el más grande, por lo que Blockchain permite una gestión transparente del riesgo.

El banco Santander ha estimado que implementar esta tecnología sin cambiar el modelo de negocio reduciría los gastos de oficina US$20.000 millones de dólares, además de reducir el tiempo de cada transacción, actualmente un giro puede tardar de 3 a 7 días en liquidarse, transacciones bursátiles 2 a 3 días, un préstamo de 0 a 23 días, sobre Blockchain estos procesos son inmediatos.

La creación de la alianza fintech iberoamericana en marzo de este año fortalece la transformación del sistema financiero abordando grandes retos tanto desde el sector público como el privado.  En la región se intercambian actualmente US$250 millones mensuales en bitcoins (Criptomoneda soportada sobre Blockchain), transacciones que no fueron realizadas a través de un banco y no pagan impuestos en los países en los que se realizaron, los pagos se realizan a toda la red mundial de la criptomoneda no solamente para compras por internet, existen más de mil establecimientos a lo largo de iberoamérica que reciben criptomonedas para pagar por sus servicios, desde comprar comida hasta confeccionar prendas de vestir, así pues cuando un comerciante recibe criptomonedas éstas no ingresan a entidades que registran sus movimientos financieros y no se paga impuestos por ella;  si este comerciante puede conseguir los productos que necesite en criptomonedas se habrá generado un sistema financiero sin control del gobierno, reemplazando el dinero físico.

Blockchain es una tecnología disruptiva, está cambiando el mundo en que vivimos y el futuro financiero ira de la mano de ella, ahora la pregunta es ¿Cómo se preparan los gobiernos para afrontar este cambio?


Fuentes:

La revolución Blockchain, Don Tapscott

Santander: Blockchain Tech Can Save Banks $20 Billion a Year.  Coindesk

Colombia le apuesta a los Bitcoins. Colombiafintech

Mapas de sitios que reciben criptomonedas a nivel mundial https://coinmap.org/

Política Comunicada

Política Comunicada es un medio digital sobre innovación tecnológica y política en la gestión pública de los gobiernos locales Iberoamericanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *