Chile a seis meses de la pandemia: entre el rebrote y el plebiscito

A seis meses de que Chile entró a la Fase IV, que en caso de un rebrote, el estado actual de las variables trazabilidad y velocidad de contagio, podría significar un aumento rápido y brusco de casos


Por Germán Silva

A seis meses que nuestro país entrara a Fase IV, hemos superado los 430.000 casos, con 11.900 muertos confirmados y otros 4.000 considerados como “muertes probables” por Covid-19. Chile sigue estando entre los países con mayor número de contagios por millón, pese a que la autoridad sanitaria ha intentado instalar un clima de optimismo, coincidente con la aplicación del plan “Paso a Paso”, el que define cinco fases en que puede estar una comuna, desde la cuarentena total (Fase1) hasta la plena “nueva realidad” en el nivel cinco. Por el momento, las comunas que van más adelantadas, están en Fase 3, que implica libre movimiento, pero con restricciones del número de personas que pueden reunirse, apertura parcial de restaurantes y café con aforo del 25%, etc. Todavía hay más de siete millones de personas con confinamiento total

Lo preocupante, es que el virus parece estar siguiendo el mismo recorrido del primer brote: primero la zona austral, luego el centro –incluyendo la Región Metropolitana con ocho millones- y finalmente el norte. Casi como un circuito diseñado de manera científica, el Sars-Cov2 vuelve a recorrer Chile de sur a norte. Hoy, las regiones de Magallanes y Concepción están presentando un rebrote muy fuerte, con una curva ascendente y progresiva que tiene nuevamente en alerta al sistema de salud.

En este análisis, utilizo como como referencia, los datos que entrega el Ministerio de Salud diariamente, los que complemento –y/o contrasto – con los de la plataforma ICOVID, que encabezan las tres universidades más importantes de país, del Think Thank Espacio Público, del Instituto Clapes de la Universidad Católica y también el reporte consolidado del IDIES publicado hoy (un organismo que, siendo del Minsal, presenta diferencias con el que se difunde a diario). Cinco son las variables críticas para medir la evolución del virus en la población. Positividad (carga del virus, % de contagios cada 100 test); Testeo (enfermos y búsqueda activa) Velocidad de Contagio (capacidad de transmisión); Trazabilidad (capacidad de pesquisar casos activos para que mantengan aislamiento e identificar contactos estrechos) y Capacidad de camas en UCI (disponibilidad promedio de camas en todo el país)

En los últimos dos meses, los datos del Ministerio de Salud –que son considerados como fuente primaria para los medios de comunicación- destacan el buen comportamiento de las variables Trazabilidad, Capacidad UCI, Testeo y Positividad, con la excepción de Velocidad de Contagio, la que no es mencionada en el informe diario –que ahora se entregan en conferencias de prensa tres veces por semana y se publica en la web los otros cuatro días-. El optimismo evidente que transmiten las autoridades de Salud, se basaría en la baja positividad alta trazabilidad y testeo. El primer indicador, se encontraría en 5,7% -en junio llegó a 35%-, coincidente con ICOVID.

La abdicación de Piñera

Pese a esta positiva cifra, estos mismos organismos, así como las sociedades médicas, han advertido que llama la atención el proceso de estancamiento –una especie de “meseta”- en un número alto de casos (entre 1.400 y 2.000 diarios durante más de dos meses), comparado con los países que van más adelante en la pandemia y que experimentaron una caída brusca una vez que se alcanzó el peak, que en Chile fue el 19 de junio. De acuerdo a estudios comparativos, este dato es preocupante, ya que países con poblaciones similares, tienen resultados bastante mejores. Holanda, con 17 millones de habitantes y 40% menos de PCR, tiene 67.000 casos con 6.200 fallecidos; Rumania (19 millones) con la misma tasa de exámenes PCR tiene 90.000 casos y Kazajistán -18,8 millones- contabiliza 104.000 contagiados y 1.523 muertos, pero con mayor número de PCR que Chile.

El testeo, por otra parte, tiene un promedio de 25.000 PCR diarios –bastante altos- por búsqueda activa, y la trazabilidad el Minsal la reporta en 70% -hace dos semanas se estimaba en 80%-. El ministro Enrique París, ha señalado en reiteradas ocasiones, que Chile estaría entre los países que más testan en el mundo, no obstante, nuestro país aparece en lugar 47° en ranking de países que aplican más test de PCR.

Las otras instituciones que consolidan información, tienen divergencias significativas con el Minsal en algunos parámetros, particularmente en Trazabilidad. Según ICOVID, al día de hoy, ésta alcanzaría apenas a un 30 , misma cifra que plantean Clapes UC y Espacio Público. Sin duda, una diferencia más que significativa, y que es fundamental en caso de un rebrote.

Germán Silva Cuadra, Psicólogo de la Universidad Diego Portales. Analista, consultor, columnista y académico. Experto en comunicación corporativa, organizacional y gestión de crisis, autor de diversas publicaciones, entre ellas, los libros “¿Y ahora qué hacemos?, cómo las empresas pueden gestionar comunicacionalmente una crisis y salir fortalecidas (RIL Editores, 2013) y “No te reconozco Chile” (RIL Editores, 2016).
Germán Silva Cuadra, Psicólogo de la Universidad Diego Portales. Analista, consultor, columnista y académico. Experto en comunicación corporativa, organizacional y gestión de crisis, autor de diversas publicaciones, entre ellas, los libros “¿Y ahora qué hacemos?, cómo las empresas pueden gestionar comunicacionalmente una crisis y salir fortalecidas (RIL Editores, 2013) y “No te reconozco Chile” (RIL Editores, 2016).

Respecto de la Capacidad camas ocupadas de UCI, ésta alcanza a un 75% en promedio nacional, pese a que la región de Magallanes está llegando a 87%, y eso que se agregó un hospital militar de campaña. Sin embargo, la Velocidad de Contagio ha experimentado un alza significatvia. Se estima que esta debe estar en 0.8% como máximo. Según ICOVID, desde el 22 de mayo –alcanzó el valor más alto, 1.6%-, venía mostrando una caída sostenida hasta la primera semana de julio que llegó a 0.82%, A contar de ese momento, la tendencia se revierte subiendo hasta sobrepasar el nivel 1%, cifra. Recién esta semana, el ministro ha reconocido que esta variable preocupa de sobre manera a La Moneda.

Podemos concluir a seis meses de que Chile entró a la Fase IV, que en caso de un rebrote, el estado actual de las variables trazabilidad y velocidad de contagio, podría significar un aumento rápido y brusco de casos, ante la dificultad de encontrar y aislar los positivos y porque la velocidad de contagio sería relevante considerando la alta movilidad actual. También sorprende que el estancamiento de casos a un nivel alto, es una característica que no se ha observado de manera muy frecuente en otros países. Según algunos epidemiólogos y estadísticos, esto podría significar una baja en escalera con algunos momentos de meseta, con lo que se podría alcanzar los 500 casos diarios –como antes de iniciar la cuarentena- en cuatro meses, siempre que no haya un rebrote. Esto implicaría qué, en la RM, el tránsito entre fases 1 a 3 puede durar entre tres a cuatro meses.

Y en el hecho político más relevante, La Moneda ha asegurado que el Plebiscito para aprobar o rechazar un cambio a la Constitución, firmada por Augusto Pinochet, va “Si o Si”. Sin duda, un momento propicio para que se desaten muchos focos y el rebrote se presente entre finales de octubre y comienzos de noviembre. El gobierno busca darle legitimidad a la votación, independiente de cuanta gente concurra a las urnas -hubo un intento de un grupo de parlamentarios del oficialismo que plantearon enviar una ley “express” para establecer un “piso del 50%”, algo completamente absurdo si consideramos que en los últimos 20 años, el porcentaje de participación electoral ha bordeado entre un 38% y 45% del padrón electoral, y que este año, en votación online, el partido oficialista Evópoli y la dirigencia de la Federación de estudiantes secundarios –FECH- eligieron sus directivas con un 14%. Esperemos que eso no sea una señal del nivel de participación de los chilenos en pandemia o endemia.

Sin embargo, y por el momento, todas las encuestas dan un cómodo triunfo a la opción “apruebo” con un 70% vs el 17 a 20% del rechazo. Incluso, varios importantes dirigentes de la derecha, partiendo por el mejor pre candidato posicionado, Joaquín Lavín.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *