Año nuevo, ¿Realidad nueva para la República Dominicana?

Por Juan Polanco

En todo el año 2017 vimos como el Estado dominicano tuvo grandes desafíos. El gobierno sólo se enfocó en el crecimiento económico, en el tema de ley de partidos y de primarias abierta o cerrada. Esto pasaba mientras el pueblo dominicano seguía combatiendo la corrupción a través del Movimiento Verde y otros la inmigración ilegal de haitianos desde el Movimiento Tricolor y sus miembros.

Una Asociación Dominicana de Profesores que, a través de sus líderes, se la pasó negociando y mercadeando la profesión del docente como si fuesen pasillos de un burdel. Encarnando el azul como la Marcha Verde, la ADP, puramente parcial, se pasó otro año sin realmente aportar por un mejor sistema educativo y de calidad. Pero para algo si son buenos y eficientes, y es descontar un porcentaje de los sueldos de cada maestro, mayoría sin estar de acuerdo y sin ser consensuados.

Un Colegio Médico Dominicano haciendo huelgas y convocando a paros en los centros públicos. Estos, en su razón, pese a que en todo momento fue inoportuno, no atendían pacientes mientras exigían sus derechos a aumento salarial y mejora de infraestructura hospitalaria, entre otras cosas. El CMD, igual que el Colegio de Abogados, tuvieron elecciones y los abogados decidieron continuar a favor del oficialismo, con Miguel Surún Hernández a la cabeza.

Juan Polanco. Investigador Social, Historiador y Escritor. Un lector empedernido. Me gusta las Ciencias Políticas y la Sociología. Tiene 21 años de edad y es de la República Dominicana. Síguelo en Twitter: @JuanPolancoRD

Las feministas se lanzaron a las calles en diversas ocasiones para exigir que sea legal el aborto. En cambio, el Poder Ejecutivo, presionado por la iglesia católica romana y los evangélicos, promovieron las tres causales. Pero en el fondo, si lo analizamos, no era una respuesta al principal problema que gira en torno a la educación del ser humano.

El tema de los feminicidios fue abrumador en el país, junto con la violencia de género. El caso de Emely Peguero causó una consternación  en todo el país. La muerte de mujeres, y no solo de las féminas sino en general, causan dolor. El Estado dominicano no desarrolló políticas eficientes en el 2017 para combatirlo. La cultura machista y el movimiento feminista no son elementos que favorecen para contrarrestar los feminicidios. Es imprudente siempre echar la culpa a los hombres y mujeres, cuando ambos pertenecen a una sociedad poca educada.

El Movimiento Verde realizó, desde el 22 de enero de 2017, más de 30 movilizaciones entre marchas, consultas ciudadanas, manifiestos y conversatorios, en los barrios y en todo el territorio nacional. Todas ellas han sido orquestadas bajo el nombre de Marcha Verde o Movimiento Verde. Estas luchas contra la corrupción se han incrementado debido al escándalo de corrupción por parte de la empresa brasileña Odebrecht, cuando se detectó que entre funcionarios, exfuncionarios, exlegisladores y legisladores, recibieron sobornos de un total de 92 millones de dólares a cambio de otorgar contrataciones.

El caso Odebrecht, con 14 sometidos, provocó que la sociedad civil convulsionara y expresara su desilusión en las calles. Los empresarios, figuras de la televisión dominicana, políticos, estudiantes, pastores, sacerdotes, entre otros, se lanzaron a protestar de manera pacífica levantando una gran ola verde en toda la República Dominicana. Santiago y Santo Domingo fueron los dos escenarios donde las personas se manifestaron de manera multitudinaria.

Igual pasó con el caso de corrupción en la OMSA y en el CEA. Manuel Rivas fue destituido de la dirección de la OMSA y acusado por la Procuraduría General de la República en el caso de la muerte del abogado Yuniol Ramírez. José Joaquín Domínguez Peña  fue destituido de la dirección del CEA y las irregularidades de dicha institución originaron tres muertes, el asesinato de dos locutores de San Pedro de Macorís por José Rodríguez y el suicidio de este último.

Respecto al caso Odebrecht, el Ministerio Público emitió orden de arresto contra Temístocles Montás, Andrés Bautista, Ángel Rondón, Víctor Díaz Rúa, Ruddy González, Radhamés Segura, Roberto Rodríguez, Conrado Pittaluga, César Sánchez, Máximo D’Oleo y Bernardo Castellanos. También contra los senadores Julio César Valentín y Tommy Galán, y al diputado Alfredo Pacheco.

En todo el 2017 la lucha contra la corrupción por parte del Gobierno dominicano ha sido totalmente ineficiente. El partido de gobierno no es capaz de superar sus crisis internas y muchos menos las de todo el país. El dominicano sintió la falta de voluntad y mientras no exista, no habrá una política de Estado para regular este gran mal para cada sociedad. Esta misma desgracia ni siquiera permite disminuir la pobreza, la desigualdad y no es favorable para el crecimiento económico.

Fue un año malo para la calidad educativa, el mejoramiento del sistema sanitario y la transparencia estatal. Así como para la seguridad ciudadana y los índices de desempleos. Fue un año bueno para el lucro de los políticos y el crecimiento de los grandes empresarios. Nada más.

Política Comunicada

Política Comunicada es un medio digital sobre innovación tecnológica y política en la gestión pública de los gobiernos locales Iberoamericanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.