Valencia apuesta por una política de movilidad sostenible

María José Salvador ha inaugurado la I Jornada de Movilidad Inteligente en la que han participado también el alcalde de Alicante, Gabriel Echávarri y el Rector de la Universidad de Alicante, Manuel Palomar y que se ha celebrado en Universidad de Alicante.

A juicio de la consellera, esta jornada es de gran interés e importancia porque «nos encontramos en un proceso de planificación de cara a esta legislatura de cuáles son nuestros retos en materia de movilidad y, sobre todo, nos tenemos que situar a la vanguardia de las nuevas tecnologías para garantizar la intermodalidad».

Además, María José Salvador ha indicado que en una Comunitat «en la que es fundamental la vertebración, hay que pensar en nuevas fórmulas, en fórmulas imaginativas para garantizar la conectividad entre las personas».

También ha resaltado que este jornada se enmarca en la Semana Europea de la Movilidad, «a la que se ha sumado el Gobierno Valenciano porque tenemos que contribuir a la reducción de la siniestrabilidad y las emisiones de CO2 y, sobre todo, garantizar un transporte público y accesible».

La titular de Transportes ha recordado que el día 22, «por primera vez en día laborable», habrá transporte gratuito en las tres provincias de la Comunitat, tanto en el Tram de Alicante como en Metrovalencia y el Tram de Castellón.

«Queremos contribuir, ha apuntado Salvador, a la necesidad de potenciar el transporte público sobre los vehículos privados con las idea de involucrar a la gente de la necesidad y conveniencia de utilizar el transporte público»

Movilidad inteligente: red de transporte eficiente, limpia e igualitaria
En su intervención, la consellera ha afirmado que la movilidad inteligente pretende ofrecer «una red de transporte eficiente, limpia e igualitaria para las personas y las mercancías».

En este sentido ha hecho referencia al profesor Neirotti, que señala que la movilidad inteligente se basa en «formas innovadoras y sostenibles de proporcionar un medio de transporte para los habitantes de las ciudades, como el desarrollo de sistemas de transporte público y de vehículos basados en combustibles y sistemas de propulsión respetuosos con el medio ambiente, apoyados en avances tecnológicos y en comportamientos proactivos de la ciudadanía «.

Según María José Salvador, «con ese objetivo, se trata de aumentar el potencial de las tecnologías existentes para compartir y proporcionar información a los usuarios, los planificadores y los gestores del transporte, permitiendo la modificación de los modelos de movilidad urbana, además de favorecer la multimodalidad mediante la mejora de la coordinación e integración de los diferentes modos de transporte».

«Por tanto, ha explicado la titular de la Conselleria de Transportes, podemos considerar los sistemas de movilidad inteligente en varios niveles interrelacionados». En un primer nivel, hay que tener en cuenta las infraestructuras físicas de transporte, que comprenden las vías de metro, tren o tranvía, las vías rodadas y carreteras, los carriles bici y los espacios para peatones.

En el segundo nivel, hay que tratar los datos generados por los diferentes sistemas de transporte, que deben servir a los responsables de gestión para proponer las soluciones más adecuadas -lo que se podría denominar el despliegue de soluciones Smart-. Y en un tercer nivel estaría la red de comunicaciones, que resulta imprescindible para transmitir los datos en tiempo real.

«Y por último, ha añadido Salvador, las tecnologías de la información, mediante aplicaciones específicas, deben procesar los datos existentes para ofrecer las mejores soluciones de transporte. Así, no hay que olvidar el volumen de smartphones que hay en todo el mundo -en estos momentos, más de 1.000 millones-, que permiten que los usuarios puedan tener acceso a un relevante volumen de información en tiempo real desde cualquier lugar».

Campo abierto para el desarrollo de nuevas estrategias de movilidad
Para la consellera se trata de «un campo abierto para desarrollar nuevas estrategias de planificación, operación, coordinación y gestión de la movilidad, tanto de presente como de futuro».

Asimismo, María José Salvador ha destacado que hablar de movilidad inteligente «es hablar, en buena medida, de la vida en las ciudades y en las áreas urbanas y metropolitanas. En la Unión Europea, actualmente más del 60% de la población vive en ciudades, al tiempo que se genera alrededor del 85% de la riqueza».

En opinión de Salvador, «uno de los principales retos de estas áreas tiene que ver con el crecimiento de la población. Según varios estudios, hasta 2030 el 90% del crecimiento de la población mundial se producirá en ciudades y se calcula que, en 2050, el volumen de habitantes en núcleos urbanos se multiplicará por dos».

Movilidad eficiente y sostenible
En este contexto, ha continuado, «un elemento clave para el futuro de las ciudades es que sigan criterios de movilidad eficientes y sostenibles, garantizando el intercambio de personas y mercancías y limitando los impactos ambientales».

Así ha recordado que la Unión Europea, en el programa de Investigación Horizonte 2020, plantea entre los objetivos de movilidad urbana, «el lograr un transporte más sostenible y respetuoso con el medio ambiente; disponer de un sistema de transporte «sin costuras», para tener una mejor movilidad, menos congestión y mayor seguridad, y conseguir nuevos desarrollos que permitan reducir a la mitad el uso de vehículos de combustión, impulsando los viajes no motorizados y el transporte público».

ambientum

Política Comunicada

Política Comunicada es un medio digital sobre innovación tecnológica y política en la gestión pública de los gobiernos locales Iberoamericanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.