Uruguay: Ley de Acceso a la Información Pública

El prosecretario de la Presidencia, Diego Cánepa, dijo en la apertura del II Seminario Internacional que la Ley de Acceso a la Información Pública “acercó el Estado a la gente y rompió con la cultura del secreto”. El director de la Agencia de Gobierno Electrónico, José Clastornik, afirmó que esta política es una buena práctica del Estado.

El objetivo del Seminario es debatir y reflexionar sobre el proceso de instalación de una cultura de transparencia de información pública en Uruguay y en otros países de América Latina.

  El objetivo del II Seminario Internacional de Acceso a la Información Pública “Un activo de todos: a 5 años de la ley 18.381” es debatir y reflexionar sobre el proceso de instalación de una cultura de transparencia de información pública en Uruguay y en otros países de América Latina. Del seminario, desarrollado en la ciudad de Montevideo, participan unos 400 representantes de la Administración Central del Estado uruguayo, organismos internacionales y de la sociedad civil.

  En la apertura del mismo, Cánepa enfatizó que la Ley de Acceso a la Información Pública transformó radicalmente la realidad administrativa nacional y “rompió con la cultura del secreto, fundamentalmente de los funcionarios estatales de carrera”. “Lo esencial es que acercó el Estado a la gente, porque obliga al Gobierno a informar rápidamente, a cualquier habitante del país o a cualquier persona interesada, los hechos del trámite o proceso afectado”, expresó. Explicó que Uruguay se encuentra en primer lugar en América Latina y en el puesto 19 a nivel mundial en el otorgamiento de información pública, y que “nuestra ley es la que más abarca en cuanto a las posibilidades de solicitudes”. Recordó que los únicos límites que establece son para aquellas solicitudes que se amparen en la protección de datos personales o de salud, procesos reservados, como el presumario judicial, procedimientos administrativos amparados en el secreto del sumario y procedimientos que tienen grado de confidencialidad.

  El jerarca reseñó que los legisladores se encuentran amparados por el artículo 118 de la Constitución de la República para solicitar pedidos de informes, pero “si habrá sido exitosa esta ley que la gran mayoría de los legisladores, cuando quieren información, utilizan esta vía, porque es mucho más expeditiva, firme y deriva en consecuencias importantes”. Cánepa también resaltó el “Premio a la Transparencia” a aquellos organismos del Estado que brinden mejores canales o vías de información. “Por lo tanto es un buen momento para la revisión, evaluación y para que los actores estatales, empresas públicas, el sistema político, la prensa opinen sobre si ha servido o no”, culminó Cánepa, quien agradeció a Alberto Breccia y Víctor Vaillant por ser fuertes propulsores de la norma.

  El director ejecutivo de la Agencia de Gobierno Electrónico y Sociedad de la Información (AGESIC), José Clastornik, dijo que el Seminario es una buena oportunidad para rendir cuentas del pasado y realizar una proyección a futuro analizando el involucramiento ciudadano que posee la ley. “En Uruguay surgió como una política de buenas prácticas de Gobierno y ahora los desafíos son lograr una mayor participación ciudadana y seguir cambiando la forma en que la Administración Central piensa su relación con el ciudadano”, sostuvo Clastornik. El seminario está organizado por la Unidad de Acceso a la Información Pública, en coordinación con el Centro de Archivos y Acceso a la Información Pública (CAINFO), Datos Abiertos, Transparencia y Acceso a la Información Pública (DATA) y Uruguay Transparente. Además de Cánepa y Clastornik, participaron el director de la Unidad de Acceso a la Información Pública, Gabriel Delpiazzo, y el director general de Presidencia, Diego Pastorín.

UNoticias

Política Comunicada

Política Comunicada es un medio digital sobre innovación tecnológica y política en la gestión pública de los gobiernos locales Iberoamericanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *