“Unidad” contra Trump en elecciones mexicanas

Por Ruby Soriano

Tardó un sexenio para que el Presidente Enrique Peña Nieto se anotara un punto a favor y recibiera un sólido apoyo no sólo del pueblo de México, sino también de los cuatro candidatos presidenciables, quienes en diferentes tonos, se pronunciaron a favor de la unidad nacional, la defensa de la soberanía y la importancia de exigir respeto y congruencia de parte del gobierno norteamericano encabezado por Donald Trump.

El mensaje que Peña Nieto emitió en cadena nacional, surtió el efecto esperado. Con frases asertivas, el mandatario dejó en claro que no permitirán se vulnere la soberanía de México.

Algunos párrafos significativos del mensaje fueron:

“Si sus recientes declaraciones derivan de una frustración por asuntos de política interna, de sus leyes o de su Congreso, diríjase a ellos, no a los mexicanos. No vamos a permitir que la retórica negativa defina nuestras acciones”.

“Estamos convencidos de que, poniéndonos de acuerdo, como amigos, socios y buenos vecinos, a ambos países nos va a ir mucho mejor que confrontándonos. Estamos listos para negociar, sí, pero siempre partiendo de la base del respeto mutuo”.

Estos tres párrafos fueron contundentes y provocaron el efecto esperado. El mandatario se dio tiempo para citar las frases que aludiendo el tema hicieron los candidatos presidenciales, lo que alentó el cierre de filas entre el gobierno federal, candidatos presidenciales y sociedad.

Y mientras Trump inició el despliegue de su guardia nacional en la frontera con México, cerca de mil 500 migrantes procedentes de varios países de Centroamérica arribaron a Puebla.

Mujeres, niños, jóvenes de todo se ve en esta viacrucis migrante donde son innumerables las historias de vida que siempre convergen en: Pobreza y corrupción.

Tan sólo de enero a marzo del año en curso, fueron más de 89 mil migrantes los que lograron cruzar la frontera mexicana e ingresar a Estados Unidos.

Muchos saben que el sueño está más lejano que de costumbre, sin embargo volverán a intentarlo desafiando vigilancia, inseguridad y a las organizaciones criminales que en territorio mexicano los reclutan o los extorsionan.

Ruby Soriano
México
Consultora Política
Es directora de Mediatikos Consulting especializada en Estrategia y Comunicación Política.
Forma parte de la directiva de Mujeres de la Política, asociación integrada por consultoras políticas en América Latina y España.
Durante varios años ejerció el periodismo en Medios de Comunicación mexicanos como El Universal, Milenio y La Radiante 105

Que agarren al Tigre

La lucha contra la corrupción y simulación marcaron la segunda semana en las elecciones presidenciales en México.

Ese tigre que emula el enojo y desconfianza de la sociedad sigue con especial sigilo el movimiento de los cuatro contendientes. Digamos que los olfatea con recelo pero no confía al cien por ciento en ninguno de ellos.

Durante esta semana que concluye, las mediciones y sondeos empiezan a inundar el termómetro electoral donde el candidato de la Coalición Juntos haremos historia, Andrés Manuel López Obrador mantiene una sólida ventaja con respecto al resto de sus tres competidores.

Las previsiones de varios analistas señalaban que después del periodo de intercampaña, el crecimiento de intención de voto para AMLO se estancaría por el desgaste y la exposición de su imagen.

Sin embargo, El Tigre anda desatado pues tanto las empresas encuestadoras de mayor prestigio en México, como la prensa internacional ven a Andrés Manuel casi casi con la presidencia en el bolsillo.

Mucho trabajo de táctica habrá de venir en las próximas semanas, donde se empezará a aplicar la acupuntura electoral con la finalidad de ir a los puntos estratégicos para la mejor y mayor captación del voto.

La tónica en esta segunda semana de campaña en el caso de AMLO fue concentrarse en el norte del país, donde sus pronunciamientos reflejaron la línea de hacerse al costado para evitar confrontar o responder a provocaciones de sus adversarios.

A través de una misiva, Andrés Manuel se dirigió al sector empresarial mexicano para calmar ánimos, incertidumbre y garantizar que de llegar a la presidencia no habrá expropiaciones.

A través de la misiva garantizó un gobierno austero, sin corrupción, un modelo económico de Desarrollo Estabilizador, respeto a la autonomía del Banco de México y referéndum cada dos años hacia el mandato presidencial.

El candidato de la Coalición al Frente por México, Ricardo Anaya enfrentó su momento de fuego en el Instituto de Estudios Superiores de Occidente, donde estudiantes gritaron consignas a favor de AMLO.

Anaya aguantó la presión y se mostró conciliador con la juventud tapatía que lo cuestionó de manera frontal con temas puntillosos como el supuesto padrinazgo de Diego Fernández de Cevallos, la gestión tan cuestionada de Miguel Ángel Yunes en Veracruz y las acusaciones de un supuesto enriquecimiento ilícito.

Con aprietos, pero el candidato del Frente salió bien librado.

El candidato de la Coalición Todos por México, José Antonio Meade se anotó un buen punto al presentar una declaración patrimonial en versión extendida a la que llamó 7 de 7, a través de la cual se hace un rastreo minucioso de propiedades e historial tributario adicional a lo contemplado en la llamada declaración 3 de 3.

La candidata independiente Margarita Zavala centró su discurso también en la corrupción señalando la escasa lucha del gobierno para combatir uno de los grandes males que golpean a México.

Respecto a la declaración del Obispo de Chilpancingo quien reconoció haber negociado con grupos delincuenciales en Guerrero para el cese de violencia durante este periodo de campañas, Zavala rechazó de manera contundente que se otorgue impunidad y amnistía a integrantes del crimen organizado.

El enemigo de AMLO

En una elección donde hay una diferencia tan marcada entre el puntero y los otros tres contendientes, se aplica la lógica de “todos contra él”.

Sin embargo, muchos consideran que el principal enemigo de AMLO es él mismo.

En México también conocemos al López Obrador en sus diversas facetas. Desde el “mesías” que lanza un discurso largo y con un tono obsoleto, hasta el colérico e intolerante líder de Morena que pocas veces concedía réplica al sentirse atacado.

El candidato de 2018 es un #AMLOVER, hashtag que se utiliza para señalar el carácter pacífico y “amoroso” del candidato presidencial.

Hoy el reto no es sólo hacer frente a los adversarios y a los críticos del candidato de Juntos haremos historia. El reto es mantener a un López Obrador en un estado zen y de conciliación que aguante y libre todos los ataques que están por venir en las próximas semanas.

El candidato se ha dedicado a ser candidato y como buen puntero hasta ahora ha sido él quien ha marcado el ritmo en una contienda electoral donde sus tres adversarios parecen ir muy lentos para pelearle de tú a tú.

Hasta ahora, quien ha desatado la polémica ha sido su jefa de campaña Tatiana Clouthier quien se ha sentado en las mesas de debate con los representantes de los otros candidatos, quienes han resultado en algunos casos, vapuleados y exhibidos como en el caso de Javier Lozano Alarcón, representante de Meade, a quien la morenista calificó de “analfabeta funcional”.

El reto para el War Room de Andrés Manuel López Obrador será mantenerlo “a raya” y buscar que el candidato siga en su papel de “Amlover” hasta la cita de fuego que será el domingo 22 de abril en el primer debate presidencial.

Ahí vendrá la primera gran batalla, donde los contendientes deberán aprovechar toda su táctica para encarar y acortar la distancia con el puntero, o bien para dejar que AMLO se vaya en camino libre hasta el día D. 

Política Comunicada

Política Comunicada es un medio digital sobre innovación tecnológica y política en la gestión pública de los gobiernos locales Iberoamericanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *