Un Estado abierto es un Estado transparente

Los Estados por su naturaleza generan bienes y servicios que en muchos casos son imposibles de producir  en forma individual. En este camino es abundante la información que se genera.

Parte de esta información no está afectada por la mano del hombre. Su origen es propio de la naturaleza, y no resulta de la acción de la mano del hombre. Por el contrario el Estado genera información sobre distintas actividades en donde es el hombre el que actúa para obtener un resultado. 

En este sentido el Estado abre con mayor facilidad los datos cuyo origen se basa en acciones de la naturaleza. Valen como ejemplo la información meteorológica y aquella que nos permite vía satélites obtener una posición en coordenadas en nuestro planeta.

Estos datos que en sus comienzos estaban restringidos a dependencias del Estado fueron hace no muchos años abiertos a la comunidad.

Como resultado de ello dos grandes industrias se desarrollaron para brindar múltiples e ilimitados beneficios a la mayoría de los habitantes del planeta. Los GPS que ya se encuentran disponibles en todo tipo de dispositivo móvil, como también los distintos servidores que brindan información sobre el estado del tiempo.

El salto de calidad de vida que se alcanzó con estas dos decisiones de apertura de datos por parte del Estado no puede ser mensurable con exactitud en virtud del alcance de estas acciones.

Pero el Estado aún reserva mucha información para su consumo interno, e incluso aún restringido  para unos pocos.

Los sistemas de datos abiertos permiten que la comunidad pueda generar soluciones a los problemas que tiene la sociedad. Poner al alcance de todos la información hace mucho más eficiente el uso de los limitados recursos del Estado.

Los gobiernos parecen tener vergüenza de que sus acciones diarias queden expuestas a la vista de la máxima autoridades, es decir de cada uno de los ciudadanos que le han delegado a ello su poder.

Nuestra Fundación encuentra en muchas oportunidades  obstáculos para conseguir información que le permita generar y valor modelos de utilidad pública.

La ignorancia esconde en muchos casos la información del Estado, aún sabiendo que no hay lugar donde se pueda esconder la misma sin que en algún momento esta llegue a la vista de todos.

Mientras los Estados retienen o detienen la información que ellos generan, muchos quedan a la espera de soluciones que jamás saldrán del talento del carcelero.

Fundaciòn Indecon

Política Comunicada

Política Comunicada es un medio digital sobre innovación tecnológica y política en la gestión pública de los gobiernos locales Iberoamericanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.