“Trump quiere tanto a los medios que los abrazaría hasta ahogarlos”

Por Miquel Pellicer Alapont

Jugueteos en los medios para promocionar
sus proyectos; maltratos a los profesionales de la información en sus
mítines cuando era candidato; vetos en la sala de prensa o tuits
incendiarios contra los medios que no le son afines. Los matices de Trump
contra la prensa. Una historia de amor y odio que empieza mucho antes de
que, el 20 de enero de 2017, Donald Trump se convirtiera en el 45º
Presidente de los Estados Unidos.  En La Comunicación en la Era Trump
<http://www.editorialuoc.cat/la-comunicacion-en-la-era-trump>, el
periodista y antropólogo Miquel Pellicer analiza las claves de la Trump
Communication Machine, estudia el creciente fenómeno de las fake news, hace
un repaso a las figuras más representativas del entorno mediático del
presidente, y se apoya en entrevistas a expertos como Pepe Cerezo o Antonio
Gutiérrez-Rubí para entender el impacto global en los medios y en la
opinión pública de un presidente que apuesta por una exposición permanente
como forma de promoción.

Donald Trump, “un monstruo de la comunicación”

“Me fascina la ligereza con la que muchos medios de comunicación y
analistas tratan a Trump”. Miquel Pellicer tiene claro que el presidente no
es un tipo tan básico como se quiere hacer ver. Como auténtico estratega,
controla los tiempos, los métodos y las formulaciones para conseguir
aquello que se propone. Con un estilo provocador y teatral, utilizando la
repetición de palabras y conceptos, con pausas dramáticas para enfatizar
sus frases, Trump apela a la necesidad de la gente de escuchar la verdad
pero de una forma sencilla y directa, en un mundo con problemas cada vez
más complejos. Trump no es en absoluto un neófito en este mundo. Sabe usar
las técnicas de marketing en cada momento. Pellicer lo define como un
auténtico “monstruo de la comunicación”. “Trump está permanente enfocado en
los medios de comunicación y en buscar complots perpetrados por los mismos
medios, por los demócratas, por Hillary Clinton o por su antecesor, Barack
Obama. Ha actualizado y ha modernizado el concepto de las cortinas de humo
para distraer a los ciudadanos”.

Un veterano millennial

Trump considera que los medios de comunicación sociales son una buena forma
de evolucionar el concepto de la telerrealidad con la que él está tan
acostumbrado a trabajar (tras dirigir en la NBC  The Apprentice -‘El
aprendiz’- durante 14 temporadas). Para Trump, las redes sociales son una
forma de relacionarse con sus seguidores que no está filtrada por los
periodistas. “Trump ha sabido canalizar su potencia con un estilo propio y
a través de unos canales particularmente interesantes, rompiendo moldes
respecto a la comunicación política en los últimos tiempos. ¡Es un veterano
millennial!”, afirma Pellicer. “Su maquinaria propagandística es un
complejo entramado de big data, inteligencia artificial, redes sociales,
estrategia de comunicación, una personalidad absorbente y una relación muy
particular con los medios”.

La audiencia quiere a Trump…

Pellicer lo tiene claro: la audiencia quiere a Trump y su universo, y Trump
sabe que hace aumentar las audiencias. Se multiplican las portadas de
revistas y periódicos con su iconográfica imagen dorada. En plena campaña
electoral, en marzo de 2016, Donald Trump había logrado un equivalente de
alrededor de 1.900 millones de dólares en cobertura de noticias. Su rival,
Hillary Clinton, había conseguido 2,5 veces menos impactos (el equivalente
a unos 750 millones de dólares). La exposición permanente en los medios es
su forma de promocionarse. Algo que Donald Trump ya ponía en práctica 30
años antes de la aparición de las redes sociales.  “La creciente
implantación del fenómeno Trump en la actualidad global ha tenido una
incidencia importante en el aumento porcentual de usuarios que se suscriben
a noticias digitales. La maquinaria propagandística de Trump se ha
convertido en un revulsivo para los medios de EEUU. Es el llamado “Trump
bump”. Hay que tener en cuenta que la mayoría de los subscriptores son
anti-Trump, usuarios que han llegado para que el medio en cuestión se
convierta en una especie de “institución contra el presidente”.

Trump es sinónimo de polémica y de mayores ingresos. Cada estallido del
presidente contra los medios significa más “cash”. Trump usa su poder de
atraer audiencias para obligar a los medios a romper con su misión de hacer
que los poderosos rindan cuentas. Los obliga a relajar sus normas. La
pregunta es: ¿hasta cuando? Miquel Pellicer tiene claro que no es algo
sostenible en el tiempo. “Habrá vida más allá de Trump. Pasará el Mogul y
el periodismo aún estará en pie”.

… y Trump quiere a los medios

“Malévolo, deshonesto, periódico moribundo, irrelevante, medio en
declive”… son sólo algunas de las “perlas” de Trump contra el New York
Times, un periódico que tantas veces usó para insertar publicidad
propagandística en los años 80. Donald Trump ha sabido muy bien cómo
relacionarse con los medios de comunicación; es algo que no ha dejado de
hacer nunca. Sabe de su importancia y conoce perfectamente las dinámicas
con las que se mueven las agendas temáticas. Algo de lo que saca tajada en
una época de transición en los medios estadounidenses y, por extensión, de
los medios globales. Hay quien afirma que la suya es una relación de
amor-odio. Pellicer concluye que aunque ahora el presidente diga que son
deshonestos, el enemigo del pueblo o que generan noticias falsas, Trump
quiere a los medios. “Quizás los quiere tanto que los abrazaría hasta
ahogarlos…”

La Comunicación en la Era Trump

http://www.editorialuoc.cat/la-comunicacion-en-la-era-trump

Un análisis exhaustivo de las tendencias de la comunicación  en un momento
clave, con Donald Trump como principal protagonista  desde sus inicios en
el mundo de los negocios hasta su periodo en la Casa Blanca.  La
Comunicación en la era Trump explica el choque frontal entre la maquinaria
propagandística del presidente de Estados Unidos y los medios de
comunicación, en un momento de constante cambio y nuevas oportunidades a
nivel global. Más allá de los lugares comunes y de los mitos sobre Trump,
este libro pretende encontrar respuestas para los tiempos de la posverdad,
las fake news y el periodismo en tiempo real.

Sobre el autor

Miquel Pellicer Alapont es periodista y antropólogo, especialista en Redes
Sociales y Estrategias y Contenidos Digitales. Nacido en Barcelona en 1977,
es autor del blog MiquelPellicer.com y director de Estrategia y
Comunicación del Grupo Lavinia. Anteriormente fue coordinador de los
contenidos digitales internacionales del FC Barcelona y jefe de contenidos
y social media manager de MundoDeportivo.com.

Autor del libro ‘Optimismo para periodistas’, fundador del BCN Media Lab y
socio fundador de la revista Transversal.


Para más información, entrevistas con el autor y envío de ejemplares

Blended Comunicación

www.blended.es

Política Comunicada

Política Comunicada es un medio digital sobre innovación tecnológica y política en la gestión pública de los gobiernos locales Iberoamericanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.