Transparencia: la gran apuesta de Obama a todo el Mundo

Opinión por ROSANA B. CRESPO para ABC España

Desde que en 2009 el presidente de EE.UU., Barack Obama, promulgara un memorando sobre Gobierno Abierto, muchos han sido los países que, poco a poco, han decidido aplicarse para poner en práctica esta doctrina política demandada cada vez más por la sociedad civil. Sustentada en los pilares básicos de transparencia, colaboración y participación ciudadana, a España ha llegado con obvio retraso, aunque va haciéndose camino en todos los niveles de la Administración y, sobre todo, se convierte en una prioridad en los programas electorales.  El caso de la Comunidad no es una excepción. Más bien al contrario. Los intentos de romper con la imagen de la corrupción y el fuerte azote de la crisis en la región han provocado una respuesta que trasciende el contexto de la Ley de Transparencia puesta en marcha por el Gobierno. Aunque la norma deja una moratoria a las comunidades autónomas y a los ayuntamientos hasta 2015 para su completa aplicación, el ejecutivo de Alberto Fabra ha decidido anticiparse e impulsar una de sus patas: la apertura de un portal (GVA Oberta) que recoja todos los datos de interés para los ciudadanos.

Open_Gov_USA

«Se trata de una declaración de intenciones, una especie de reconocimiento implícito de un modelo viciado y la ruptura con éste», indica Eduard Chaveli, jurista experto en el tratamiento de datos y en Derecho de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC). Para él, la transparencia es la clave de las próximas elecciones autonómicas. «Es una apuesta fuerte del todo por el todo. Los resultados del PP peligran por primera vez en muchos años y se ha considerado que resulta fundamental para convencer a la gente de que no es un partido corrupto», afirma.

Una lectura con la que coincide José Luis Sahuquillo, presidente de la Asociación Valenciana de Politólogos (Avapol), para quien esta cuestión será el «buque insignia» de la campaña electoral a través de los eslóganes y el argumentario con el objetivo de apartar el «oscurantismo» y apostar por la «regeneración democrática».

El primer balance sobre el portal es positivo tanto para Chaveli como para Sahuquillo. Ambos lo consideran como un «gran avance», al haber decidido ponerlo en marcha antes del plazo legal, y esperan que la participación cobre importancia para realizar mejoras y demostrar que no se trata únicamente de una estrategia estética, sino de compromiso real.

Dos semanas después de su presentación, surgen muchas cuestiones, a la espera de la inclusión de nuevos apartados. Una de ellas son los límites en las cláusulas de confidencialidad, puesto que la ley establece restricciones a la hora de publicar información relacionada con terceros, como por ejemplo sobre contratos con la Generalitat. El experto en TIC remarca el importante conflicto en el que se entra con este apartado: «Mientras la protección de datos es un derecho fundamental regulado por ley orgánica, la transparencia no cuenta con el mismo tratamiento normativo y, por lo tanto, tampoco con el mismo peso. Ese límite ha sido legítimo en muchas ocasiones y en otras una excusa para no ofrecer información, por lo que se tiene que intentar buscar el equilibrio y fórmulas alternativas para que el ciudadano pueda acceder a ella».

Datos abiertos

Una de las informaciones más demandadas por la sociedad es la relativa a los sueldos y a la formación de los políticos. Los dos expertos esperan que éstas se perfeccionen con la publicación de las dietas, las cantidades que cobran los asesores o los currículums de los cargos públicos (incluidos en la fase beta del portal, aunque retirados por el momento debido a reticencias). Aun así, consideran que se trata de mejoras que deben introducirse paulatinamente en función de la demanda.  El apartado más esperado, y que llegará en el último trimestre de 2015, es el Open Data o datos abiertos. La Generalitat ha pedido informes a asociaciones internacionales donde recomiendan aquello que se debe hacer público. Pese a ello, el presidente de Avapol se muestra escéptico en cuanto a su utilidad real: «Una persona no puede acceder a datos brutos sin transformar porque no los entendería y sin un sector infomediario potente esto no se podrá llevar a cabo. Esperemos que las universidades desarrollen aplicaciones y, de esta forma, se genere empleo y economía de mercado».

Política Comunicada

Política Comunicada es un medio digital sobre innovación tecnológica y política en la gestión pública de los gobiernos locales Iberoamericanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.