Perú: Un abismo político

José Dionisio Solórzano / @jdionisioss

En las siguientes líneas quisiera hablarles de la realidad política en el Perú, y los escenarios en comunicación estratégica que se abren en aquella nación a caras de un nuevo proceso electoral en puerta. 

Primeramente, los grandes actores políticos están “caído en acción”. Alán García, dos veces presidente del Perú y líder indiscutible del histórico partido Apra, se suicidó antes de enfrentarse a un juicio por corrupción. El fujimorismo se encuentra sin líderes, su fundador Alberto Fujimori sigue atado judicialmente, además de poseer una avanzada edad y un estado de salud plenamente precario, y su hija Keiko Fujimori, quien había reemplazado a su padre en la jefatura política del movimiento, acaba de ser liberada de prisión, pero su causa sigue abierta. 

Alejandro Toledo, Ollanta Humala y otros más, son apenas espectros políticos, sombras de lo que alguna vez fue su liderazgo e imagen pública. Malos gobiernos, acusaciones de corrupción, escándalos que hicieron dimitir a políticos del poder, el caso de Pedro Pablo Kuczynski, son parte de una misma historia de desastre y aniquilación política. 

En pocas palabras, el Perú sufre una agobiante falta de liderazgo político y social. La nación andina navega sin timón y sin timonel. 

José Dionisio Solórzano Comunicador Social, Especialista en gestión de Marca digital y docente a nivel universitario. Jefe de Prensa y Relaciones Públicas de la Alcaldía de Lechería (Venezuela), Director de Comunicación e Información de la Gobernación del estado Anzoátegui (Venezuela), Director de Comunicación Política en CGD Interconsultores, Community Manager Senior de Avior Airlines, Periodista de la fuente política, Articulista de Opinión y Conferencista.

Segundo, los grandes partidos o movimientos políticos están pasando por un grave momento de percepción en la Opinión Pública peruana. De acuerdo con los estudios de campo el Apra está en uno de sus peores momentos y el Fujimorismo igualmente, dos de las fuerzas políticas más significativas de aquella nación carecen de “buena imagen” entre los millones de electores peruanos. 

No obstante, existen otras organizaciones que igualmente están pasando por una sequía de credibilidad y de apoyo político como es el caso, por ejemplo, del Partido Popular Cristiano, partido que desde hace mucho tiempo viene en caída libre desde que Lourdes Flores dejó de activar con el peso de otros tiempos. 

Con todo esto se entiende que no hay en el país una organización que domine el escenario para las venideras elecciones. ¿Entonces? ¿Qué pasará en el Perú? ¿Qué hacer?

Todo este escenario puede ser comparado con una tierra fértil y abonada para que un buen equipo de consultoría de comunicación política y estratégica haga un trabajo importante que cambie el escenario hacia un determinado sector y/o candidatos. 

Entre lo primero que pudiera pasar está: 1) el surgimiento de un líder: Este panorama es el idóneo para que nazca un “mesías” peruano que aglutine el descontento popular, la apatía de muchos electores y lo aproveche para sí. Sería una persona ajena a los partidos políticos, una especie de héroe de mitología, un nuevo libertador. 2) Que uno de los grandes partidos, sin sus líderes, es decir el Apra y el Fujimorismo, mantengan movilizada a su militancia e impulsen aún más la abstención, para de esta forma ganar mediante la desmovilización nacional. 

Y el tercero punto, es una irrupción de una fuerza no política, ni civil, que tome el poder en Perú ante lo que ellos pudieran calificar como “ausencia de rumbo de la nación”.

Como se puede leer, en el Perú puede pasar cualquier cosa. ¿Quién se asesorará mejor para las próximas elecciones?

¡Comunícate y hazlo bien!

Política Comunicada

Política Comunicada es un medio digital sobre innovación tecnológica y política en la gestión pública de los gobiernos locales Iberoamericanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.