Gobierno de México libera más de 120 data sets

Por Feliciano Castro Loya para El Sol de Tijuana
En entrevista, Sergio Araiza, quien es responsable de Formación Técnica y Capacitación en SocialTIC, una asociación dedicada a habilitar de tecnología a Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC), explicó que la pasada administración dejó muchas líneas que hacían alusión a los datos abiertos, esto a raíz de la incorporación de México a la Alianza por el Gobierno Abierto u OGP, pero fue la actual administración la que ya publicó las primeras bases de datos abiertos.

“Todavía es un primer paso de los muchos que hacen falta por dar, así que la calificación en este punto para el Gobierno federal es sí, positiva, por dar ese ejemplo para liberar datos, pero también es momento de empezar a analizar la calidad y cuáles son la información que se está entregando, que es justo el punto de quiebre en donde los datos generan o no valor y no solamente desde una perspectiva técnica se pueden entregar en los formatos adecuados”, consideró.

El concepto “dato abierto” o que también se conoce como “open data”, explicó, en realidad proviene de la capacidad de que una base de datos o información sea entregada en un formato, ahí estamos hablando de literalmente el archivo computacional, que sea óptimo para que pueda ser leído, procesado, editado, modificado por una computadora, sin que esto represente una complicación para el usuario.

“Tenemos lo que se le ha llamado el índice de calidad del open data o las cinco estrellas del open data, en donde la más baja es liberar información en un formato cerrado, escaneos de imágenes, archivos PDF, etcétera, donde no existe la posibilidad, y el más alto son formatos adecuados técnicamente, pero que no requieren la compra de ninguna licencia, que no requieren el software adicional para ser leídos, pero que contienen gran cantidad, están nutridos de datos”, añadió.

Comparado con la transparencia, destacó, que es un método por el cual se puede acceder a información a través de unas preguntas, aquí la diferencia entre ambos puntos es que la transparencia en realidad es un método no proactivo para obtener información pública y los datos abiertos sí lo son porque finalmente se liberan, se ponen a disposición de quien los quiera usar y no necesariamente se tiene que desencadenar un proceso de pregunta, consulta, validación o recursos de revisión para obtener el dato.

El movimiento del open data no viene únicamente del Gobierno, aclaró, se le ha ligado justamente bajo esta línea de transparencia para que sea más útil la información de Gobierno, pero el open data existe desde muchos años antes, antes inclusive de que se le ligara al movimiento de Gobierno, desde universidades, desde empresas, desde Sociedad Civil o grupos de interés técnicos que están haciendo uso de datos.

El movimiento de datos abiertos en México, enfatizó, no necesariamente ha esperado a la participación del Gobierno federal, la Sociedad Civil ya está presionando mucho para que cada vez más los datos o las bases de interés público sean entregadas en formatos accesibles, consumibles para los analistas o expertos sociales, pero también es cierto que la nueva política que el Gobierno federal acaba de implementar de la mano de la estrategia nacional digital sí ha venido a contribuir a generar un piso mínimo sobre el cual se debe de entregar la información.

“El tema de los datos es que los datos se pueden entregar en un formato adecuado, óptimo técnicamente, listo para leerse, para computacionalmente procesarse, pero si la calidad a nivel temático de la información que se entrega no cumple con los requerimientos de quienes van a ser uso de esos datos, ahí estamos hablando de Sociedad Civil, universidades, Gobierno mismo, prensa, entre otros muchos grupos, emprendedores y empresarios, si no cumplen con las necesidades de un dato específico, entonces la política pierde un grado, un sentido”, dijo.

Como una organización que, al igual que Codeando México, entiende del tema de datos abiertos y que es uno de nuestros principales valores dentro de las actividades que realizamos, lo que sí queremos tener es que de la mano que existe una política también debe de haber un feedback positivo que genere un círculo virtuoso de entrega de los datos, agregó al preguntarle si SocialTIC evalúa este portal de gobierno por iniciativa propia.

Entendemos que esta es la primera generación de los datos, agregó Sergio Araiza, lo que queremos hacer es hacer un análisis técnico y temático sobre la información que se está entregando, para que de esa manera en una siguiente liberación, los esfuerzos se encaminen hacia los objetivos que mayor valor van a generar para quienes van a usar esta información.

Ricardo Alanis, científico de datos en casa de Codeando México, explicó que esta asociación busca hacer tecnología que mejore la interacción entre la ciudadanía y el Gobierno, a través del intercambio de la información y la comunicación entre ellos, ofreciendo herramientas para que exista este puente, por lo que también está atenta a la estrategia digital del Gobierno federal.

“El diseño de esta iniciativa fue colaborativa, desde el primer momento esta iniciativa se escribió en conjunto, entre cientos de personas, al final esto significa que no solamente el proyecto se diseña por la ciudadanía ni se rebota con la ciudadanía, sino que también se revisa con la ciudadanía, entonces asociaciones como SocialTIC y como Codeando México tomamos como responsabilidad seguir este feedback”, precisó Ricardo Alanis.

Política Comunicada

Política Comunicada es un medio digital sobre innovación tecnológica y política en la gestión pública de los gobiernos locales Iberoamericanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *