México inmune a las campañas de miedo

Por Ruby Soriano

Las elecciones presidenciales en México inician su sexta semana con la marca y las huellas que sobre los contendientes pretenden dejar las llamadas campañas de contraste, ataques y descalificaciones que se han intensificado luego del primer debate.

El punto de ataque es el candidato de Juntos haremos historia, Andrés Manuel López Obrador quien mantiene su ventaja respecto a sus contrincantes.

Ruby Soriano es directora de Mediatikos Consulting especializada en Estrategia y Comunicación Política.
Forma parte de la directiva de Mujeres de la Política, asociación integrada por consultoras políticas en América Latina y España.
Durante varios años ejerció el periodismo en Medios de Comunicación mexicanos como El Universal, Milenio y La Radiante 105

El ambiente en la sociedad mexicana avivó la confrontación, las pasiones partidistas, donde algunos reafirman su voto a favor de determinado candidato, pero otros más, se declaran aún indecisos para conceder su sufragio a uno de los cinco contendientes a la Presidencia de la República.

Las llamadas campañas de miedo se han hecho presentes en todas sus modalidades pero especialmente con la intención de difundir la serie “El Socialismo en América Latina, donde se dedica toda un capítulo al candidato de Morena.

Hasta ahora, ninguna cadena de televisión ni de cines aceptó transmitir el serial. “La propaganda” que se ha dado a esta serie ha sido a través de promocionales pegados en el transporte público de la ciudad de México, generando poco interés entre la sociedad mexicana.

Una versión falsa indicaba que dicha serie se transmitiría finalmente a partir del 30 de abril a través de National Geographic, lo que unas horas después fue desmentido por la cadena televisiva.

Versiones falsa van y vienen en una sociedad que empieza a tener una reacción atípica a lo previsto. Es decir, la gente identifica esta propaganda negra y afianza su voto a favor de AMLO, lo que ha provocado que los estrategas del PRI, PAN y anexas, echen mano de todo lo que se pueda para frenar el crecimiento del candidato presidencial de la coalición Juntos Haremos Historia.

En la semana post debate se reportaron ataques sistemáticos a través de una clara estrategia digital en las RRSS, donde se exalta el historial de AMLO en el PRI, se retoma el tema de sus presuntas propiedades y se le equipara una y otra vez con la figura del ex Presidente venezolano, Hugo Chávez.

Ante esta intensidad en las batallas de contraste que hoy se registran en las elecciones mexicanas, se vive una franca desinformación donde el mundo de las fakes news ha tomado el control de una gran parte del flujo de información.

En el pozo de la demencia

La quinta semana de elecciones presidenciales en México fue marcada por la violencia y tragedia al confirmarse la muerte de tres jóvenes tapatíos estudiantes de cine.

Después de varias semanas, se confirmó que los jóvenes fueron ejecutados y sus cuerpos disueltos en ácido.

Este hallazgo horrorizó a una sociedad mexicana donde se despertó el enojo especialmente de los jóvenes mexicanos quienes salieron a las calles, y particularmente en Guadalajara realizaron una concentración masiva donde dieron muestra de esa protesta mascontra la poca efectividad de las autoridades y corporaciones policiacas para poder hacer frente a la delincuencia organizada.

Las cifras de desaparecidos en México se concentran en jóvenes, quienes en su mayoría son los reclutados por los cárteles del narcotráfico, ante lo que se concluye una dura verdad: En nuestro país hay jóvenes matando jóvenes.

Datos del Registro Nacional de Personas Extraviadas o Desaparecidas revelan indicadores que dejan al descubierto la terrible realidad que se vive en México:

Hay 34 mil 268 personas desaparecidas, de las que 25 mil 470 son hombres.

Las tres entidades que concentran el mayor número de desapariciones son:

Tamaulipas con 5 mil 989

Estado de México 3 mil 834

Sinaloa 2 mil 783.

Por edad, el mayor número de personas desaparecidas son jóvenes con un rango de entre los 20 y 24 años.

El gobierno federal y los gobiernos estatales han sido rebasados por la delincuencia que se ha infiltrado en las corporaciones policiacas para frenar la efectividad de las estrategias que han sido casi nulas y con cero efectividad.

La violencia que se registra en entidades como Tamaulipas, Estado de México, Sinaloa, Guerrero y Michoacán entre otras, evidencia la pelea interna entre cárteles del narcotráfico que disputan territorios de control dejando como saldo muchas muertes.

Un caso particular es el Estado de Puebla, la cuarta ciudad más importante del país, que ha experimentado el surgimiento de nuevos emporios de la delincuencia organizada que no tiene que ver con la droga, sino con el robo de combustible conocido en México como la industria del Huachicol.

En Puebla el contubernio entre gobernantes y mafias de la delincuencia han dado como resultado la abrupta aparición de una ola de violencia donde se ejecuta, se secuestra y se pelea el control en la ordeña ilegal de ductos de Petróleos Mexicanos.

El PRI en fase terminal

Pocos, muy pocos se aventuran a vaticinar un remoto por no decir imposible triunfo del candidato del PRI a la presidencia, José Antonio Meade.

En los siguientes días, empezarán a fluir las nuevas mediciones post debate, y en esta sexta semana de elecciones, los pronósticos no son nada favorables para este candidato, quien todo indica se mantiene estacado en la tercera posición a diferencia de sus contrincantes Ricardo Anaya y Andrés Manuel López Obrador quienes registran alza en preferencias pero se mantienen en el segundo y primer lugar respectivamente.

Mientras este adverso panorama inunda al partido del Presidente Enrique Peña Nieto, se siguen elucubrando muchas versiones en torno a una supuesta negociación que se puede concretar en unas semanas, donde el círculo rojo del poder, que incluye al Presidente y a sus principales hombres, decidan ir con todo el apoyo a la alianza panista y anexas, con el fin de frenar el triunfo de AMLO.

El juego de traiciones y simulaciones se está dando al por mayor en diferentes zonas del país, donde es un secreto a voces, que los candidatos del tricolor han sido abandonados a su suerte y en algunos casos, han sido enviados a ser sacrificados para facilitar el triunfo de panistas con quienes se tejen negociones por debajo de la mesa.

Nunca como ahora, el PRI había registrado una crisis interna donde hay un desbandada de candidatos que incluso están renunciando a sus campañas pues denuncian que su dirigencia nacional pactó triunfos con partidos gobernantes en diferentes entidades del país.

El líder moral de PRI, Enrique Peña Nieto se prevé sea el artífice de una gran derrota para su partido, pues además de estar fragmentado, gran parte de la crisis del tricolor se atribuye a las acciones equivocadas del actual mandatario del país.

Política Comunicada

Política Comunicada es un medio digital sobre innovación tecnológica y política en la gestión pública de los gobiernos locales Iberoamericanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *