México gira a la izquierda, AMLO Presidente

Por Ruby Soriano 

@rubysoriano

Facebook: Mediatikos Consulting

México eligió y tiene virtual Presidente de la República: Andrés Manuel López Obrador se alza con la victoria en un proceso electoral atípico en la historia de un país que llegó al límite del hartazgo para decidir dar la oportunidad de gobernanza a una fuerza de izquierda como es el Movimiento de Regeneración Nacional.

Atrás quedan casi 80 años de gobiernos priistas y 12 años de mandatos panistas que marcaron la historia de un país que halló en Morena un escape y una forma de “castigar” los excesos, la violencia, la impunidad y la corrupción vivida en las últimas décadas.

Este país se levanta con una lección de democracia, donde el primer mensaje de Andrés Manuel López Obrador como Presidente fue priorizar la reconciliación que debe fomentarse en el pueblo de México.

Fue claro y contundente al comprometerse a erradicar corrupción e impunidad, descartó que pretenda establecer una dictadura ni a la vista ni encubierta.

Reitero su compromiso con los más vulnerables y tranquilizó al sector empresarial al decirles que habrá certidumbre.

La jornada electoral mexicana concluyó con un país que fue sorprendido por los tempranos pronunciamientos hechos por los adversarios de AMLO.

El primero en salir fue el priista José Antonio Meade quien con madurez reconoció la derrota. Le siguió el panista Ricardo Anaya quien hizo lo mismo al señalar que serán una oposición inquebrantable para señalar todo aquello que pueda afectar al país. Finalmente Jaime Rodríguez Calderón también reconoció el triunfo del morenista.

Vendrán días y semanas donde este país tendrá que empezar a tejer la reconciliación no sólo política, sino social.

Hay una gran polarización y confrontación no sólo entre los grupos de élite, sino al seno del ciudadano de a pie quien considera haber votado para que inicie un cambio y transformación.

El triunfo de López Obrador se da en un proceso electoral peculiar donde desde el inicio lideró preferencias y mediciones.

La guerra de contraste que se articuló en contra de un candidato como él sienta un precedente sobre una de las campañas negras que se habilitaron desde varios frentes y que a pesar de ello, la imagen del candidato presidencial de Morena aguantó.

La elección no concluye esta noche, inicia un largo camino en el que vendrán fuertes reacomodos al interior de un país donde convergen muchos grupos de poder.

Desde hace 18 años cuando Vicente Fox ganó la Presidencia y se dio la primera alternancia en el gobierno federal no se veía al ciudadano de distintos estratos sociales salir a las calles para celebrar el arribo y triunfo de un candidato a la Presidencia de México.

La joya de la corona se definió en México, sin embargo faltan muchas otras batallas al interior del país que definirán el rumbo y la gobernanza de Morena para los próximos años.

Este proceso electoral marca una histórica participación social en las urnas. El análisis político nos lleva sin duda a evaluar el voto de castigo que los mexicanos le aplicaron a la actual clase gobernante, así como a las diferentes marcas electorales.

Si bien el programa de resultados electorales habilitado por el Instituto Nacional Electoral está en marca con los resultados a cuenta gotas, el partido de López Obrador provocó esa ola de triunfos en alcaldías, diputaciones y en gubernaturas.

Lo que viene es crucial para mantener a un país con la coherencia y equilibrio para construir una etapa de transformación donde no haya enconos, sino inclusión.

Política Comunicada

Política Comunicada es un medio digital sobre innovación tecnológica y política en la gestión pública de los gobiernos locales Iberoamericanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.