México agotó sus miedos

Por Ruby Soriano

A un poco más de 50 días para que México vaya a las urnas, las campañas de miedo y ataque en medios de comunicación y redes sociales subieron de intensidad.

El destinatario es Andrés Manuel López Obrador, candidato presidencial de la Coalición Juntos Haremos Historia.

Sin embargo, algo anda mal para los estrategas del miedo y la intimidación. Los spots, memes, videos, posteos, montajes, “documentales” no han logrado permear en el electorado con los efectos previstos y esperados.

Y es que en México, la indignación hacia la clase gobernante y hacia la gran mayoría de políticos rebasó los miedos.

La gente parece mofarse de las bien articuladas y cuidadas campañas del miedo y terror que bombardean los principales canales de televisión abierta, donde el ejemplo constante es Venezuela y la figura de Hugo Chávez como el riesgo de mutar en López Obrador.

La percepción que se siente en esta sociedad altamente vapuleada por los engaños de gobiernos es de prisa por votar y “botar” del poder al partido del Presidente Enrique Peña, quien se va con un referente nada alentador: El Presidente más impopular de los tiempos modernos mexicanos.

Mientras las denostaciones siguen al alza, la polémica se ha hecho presente pero siempre enfocando reflector hacia el puntero donde se centra ataque y defensa.

En la sexta semana de elecciones en México, se dio frontal y claro desencuentro entre el sector “duro” y de la elite empresarial del país y el candidato de la coalición Juntos Haremos Historia, Andrés Manuel López Obrador.

El Consejo Mexicano de Negocios a través de un desplegado, reprobó las acusaciones del candidato de Morena, quien señaló de manera directa a Claudio X. González, Eduardo Tricio, Alberto Baillères, Alejandro Ramírez y Germán Larrea quienes –dijo- sostuvieron un encuentro con Ricardo Anaya, candidato de Por México al Frente, a quien habrían pedido tender “puentes” con el mismísimo Enrique Peña Nieto, Presidente de la República, con la finalidad de sumar esfuerzos y crear un solo bloque para evitar el triunfo de AMLO el próximo 1º de julio.

Ruby Soriano es directora de Mediatikos Consulting especializada en Estrategia y Comunicación Política.
Forma parte de la directiva de Mujeres de la Política, asociación integrada por consultoras políticas en América Latina y España.
Durante varios años ejerció el periodismo en Medios de Comunicación mexicanos como El Universal, Milenio y La Radiante 105

Esta versión circula desde hace días en los corrillos políticos y tomó mayor fuerza cuando el propio Anaya se mostró “abierto” a sumar “apoyos” refiriéndose al primer mandatario, con la finalidad de fortalecer el bloque antilópezobradorista.

La polémica derivó en un fuerte desplegado de los integrantes del Consejo Mexicano de negocios quienes le dijeron a López Obrador: “Así no”.

El encontronazo de AMLO con la cúpula de los capitales mexicanos permeó únicamente en ese sector, y más que afectarlo recordó quiénes son estos hombres y cómo han hecho sus grandes fortunas en el país.

Una marca patronal no exime ni incluye totalidades. México tiene enormes y valiosos empresarios, no por los montos de su capital, sino por el esfuerzo de construir sus patrimonios sin necesidad de financiar campañas o buscar las negociaciones con políticos que terminan por distorsionar la finalidad de estos organismos patronales.

Muchos de ellos brincan del CCE a Coparmex, Canacintra y ahí directo a secretarías y candidaturas.

Slim, Bailléres y muchos han forjado grandes capitales al amparo de sus buenas alianzas y cobros de factura a gobernantes.

Lujos que no puede darse AMLO

Las imágenes de los últimos mítines de AMLO tanto en el norte, centro y sureste del país, despertaron la polémica. El mejor ejemplo fueron las imágenes reproducidas en medios de comunicación donde en una concentración en Playa Miramar, el candidato de Morena fue prácticamente rebasado por la multitud que buscaba saludarlo, tocarlo, tomarse una selfie.

Era tanta la multitud que López Obrador con mucha dificultad llegó a su camioneta.

Han sido muchas las críticas que se han generado sobre la ausencia de seguridad para AMLO, quien sigue transitando en las multitudes o pidiendo aventón en moto para llegar a sus actos de campaña.

Algunos califican de irresponsable el actuar de Morena ante una evidente ausencia de logística de seguridad para blindar a quien podrían convertirse en unas semanas en Presidente de México.

Las campañas de odio e insultos contra el líder de Morena y sus “Amlovers” reporta un repunte que nos lleva a poner especial atención.

El columnista Ricardo Alemán declarado crítico de Andrés Manuel López Obrador, reprodujo en sus redes sociales un meme donde se incita a atentar contra la vida del candidato. El hecho desató la indignación en las redes sociales que se lanzaron contra el comunicador a quien señalaron como un incitador de actos violentos que se pudieran suscitar en cualquier momento.

El columnista al dimensionar lo que había provocado en las RRSS, tuvo que ofrecer disculpas públicas ante tal desatino.

Del malo al menos peor

La corrupción exhibida de manera cruda evidencia eso que provoca el enojo, la indignación de los ciudadanos en México.  Esta corrupción es la misma que golpeará y triturará muchos votos en muchas partes del país.

Es innegable la marea López Obradorista que parece alcanzar a muchos incipientes candidatos del partido del “Peje”, quienes se están sentando cómodamente en su “camastro electoral” a esperar ser arrastrados por la inercia del voto cautivo de su candidato presidencial.

Sin embargo no todo será cubierto por la marea guinda de Morena. Y es que cuando se escucha hablar a López Obrador de combatir la corrupción no sólo saltan los personajes incómodos a nivel nacional, sino los que tenemos aquí más cerquita.

Son muchos los casos que desde hace seis semanas vemos y escuchamos. La irrupción de candidatos que se tildan de “ciudadanos” cuando están más que comprometidos con una marca electoral, irrumpe en el escenario de la contienda exhibiéndoles con una nula preparación o conocimiento de lo que quieren proponer o proyectar con los ciudadanos.

Hay una frase que se empieza a generalizar y a ser repetitiva. Hay personas que tienen claro y hacen público que su voto a la Presidencia del país será para AMLO, pero no así para la gubernatura, presidencias municipales, senadurías y presidencias municipales, en estos casos, aplicarán el voto diferenciado y reflexivo que sin duda moverá muchos números y cambiará el panorama electoral en Puebla.

Morena ha iniciado una campaña que ha llamado 6X a través de la que se propone un voto masivo a Morena. Lo que sin duda se dará entre el voto duro del partido de Andrés Manuel, quienes están convencidos que sólo de esta manera se podrían consolidar los cambios y propuestas de Morena.

Sin embargo hay otra corriente social que no considera dar su totalidad de votos a Morena. Estos ciudadanos se irán por el voto reflexivo entre una gama de opciones muy pobres por la inexperiencia, falta de preparación y negros antecedentes de muchos candidatos.

México se prepara a elegir con un voto más que masivo, muy fragmentado que sin dura transformará y marcará su mapa electoral.


Imagen: Doña Política

Política Comunicada

Política Comunicada es un medio digital sobre innovación tecnológica y política en la gestión pública de los gobiernos locales Iberoamericanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.