La Firma Digital, pieza clave en el proyecto “Panamá sin Papel”

Desde hace ya varios años, el Gobierno de Panamá viene realizando numerosos esfuerzos para reducir la brecha digital que ha imperado en este país. Resolver esta situación ha sido uno de los objetivos prioritarios de la Agenda Digital del Gobierno y por ello, se ha instado al adoctrinamiento de la población en el uso de las TIC, cumpliendo así además, con las directrices fijadas por la ONU en materia de absoluta erradicación de la brecha digital prevista para el año 2020.

Pero las pretensiones del gobierno panameño en esta materia  y en concreto las de la Autoridad Nacional para la Innovación Gubernamental (AIG) no se han quedado aquí; ya que adicionalmente, se ha invertido en el desarrollo de ambiciosos proyectos que contribuyen con mayor fuerza y rigor al cumplimiento de este objetivo, tales como: Panamá sin papel, la firma digital, la pasarela de pagos a través de la tecnología chip EMV, Justicia sin Papel, operaciones empresariales, etc.

Tanto es así, que desde el Registro Público de Panamá ya se ha anunciado que la firma digital, acompañada de un dispositivo que actuará como contenedor de la información criptográfica del usuario, estará implantada el próximo mes de noviembre, cumpliendo así con el plan de la Agenda Digital panameña.

La firma electrónica o digital será el elemento clave en el desarrollo del proyecto “Panamá sin Papel”, el que supone un ambicioso plan de Administración Electrónica al nacer como garantía de agilidad, flexibilidad, transparencia y ahorro de costes en las comunicaciones entre el Gobierno y los ciudadanos.  Además, cuenta con absoluta validez legal, al igual que si se usara la firma manuscrita.

Para el fomento e implantación de este modelo de Gobierno Electrónico han surgido iniciativas tales como los kioscos de atención ciudadana, destinados a que los ciudadanos puedan realizar fácilmente las gestiones relacionadas con la Administración Electrónica.

En definitiva, éste y el resto de proyectos de esta índole van a permitir la realización de numerosas gestiones de manera segura, rápida y eficaz, aumentando así el índice de competitividad de Panamá, al igual que ya lo están haciendo otros países de Latinoamérica, cómo por ejemplo Costa Rica, Guatemala o Colombia, entre otros.

Todo esto certifica las declaraciones realizadas por Hernando Carrasquilla, director del Registro Público de Panamá quien señaló que : “por medio de la ley 82 de noviembre de 2012, esta institución es la pionera en impulsar, el “Programa Nacional de Firma Electrónica” el cual será una herramienta para la eliminación de algunos procesos que hoy día se realizan de forma física.”

El Gobierno de Panamá asegura que una vez  que todos estos procesos estén implantados, junto con los beneficios anteriormente citados, se reducirán considerablemente los ataques cibernéticos, al disminuir las vulnerabilidades gracias a la robustez y seguridad que la  firma digital basada en hardware criptográfico ofrece.

El Registro Público de este país se ha constituido como Autoridad Registradora y Certificadora de Firma Electrónica para la República de Panamá, siendo el organismo propulsor de la Infraestructura de Clave Pública (PKI), responsable a su vez de la generación de la CA Raíz y de las claves de los certificados digitales emitidos.

En definitiva, proyectos como Panamá sin papel pretenden optimizar las relaciones burocráticas entre la Administración y sus ciudadanos, constituyendo un modelo de Gobierno Electrónico que aboga por gestiones flexibles basadas en el uso de la Firma y los Certificados Digitales. Lo que a su vez, garantiza procesos más rápidos, seguros y con validez legal y jurídica, tanto a nivel nacional como fuera de sus fronteras. Sin olvidar, el ahorro de costes en gastos administrativos y la contribución al medio ambiente gracias a la apuesta por sistemas que contribuyen al fomento de las Green IT.

Otro ejemplo, en la misma dirección,  es el Portal Nacional de Pagos, el que a través de una Pasarela de Pago Electrónico permite a los ciudadanos saldar “en línea” sus cuentas con el Estado y que también, ha sido lanzado recientemente

Panamá es un país que está apostando con solidez y de manera coherente y estructurada por el desarrollo de una administración digital, tanto en instituciones como en empresas. Sin embargo, y en base a la experiencia de otros países, Panamá deberá de dar un paso adicional y avanzar hacia un modelo de almacenamiento de las claves de los certificados que no esté basado en el uso de  dispositivos criptográfico personales, fáciles de perder, olvidar o ser sustraídos  y deberá apostar por dispositivos criptográficos más potentes que,  igualmente basados en hardware,  almacenen de manera centralizada las claves de los certificados de los usuarios, y que, mediante  una autenticación segura, permitan el acceso de los usuarios autorizados a realizar sus operaciones de firma. Proporcionando así, una gestión más sencilla y menos costosa  y una mejor administración de las claves de los certificados que permita, en todo momento, conocer,  verificar y auditar quien firmó, qué firmó y cuando lo hizo. En definitiva, simplificar el despliegue y mejorar  la gestión y administración de los certificados y de sus claves.

Media-Tics

Política Comunicada

Política Comunicada es un medio digital sobre innovación tecnológica y política en la gestión pública de los gobiernos locales Iberoamericanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.