LA EVALUACIÓN DE POLÍTICAS PÚBLICAS: Instrumento de gestión necesario en los nuevos gobiernos

Por Laura Zineb Muñoz

La Evaluación de Políticas Públicas agrupa una serie de técnicas orientadas a analizar y estimar, de forma objetiva, la eficacia y eficiencia de la intervención pública. Mediante el uso de este instrumento de gestión, los responsables de las actuaciones públicas incorporan medidas y estrategias (el llamado “control y corrección ex ante/de proceso/ex post”) que permiten re-direccionar hacia los objetivos previamente diseñados para lograr su consecución.

Tal y como hace Pérez-Durántez (2008), la mejor forma de definir el concepto de evaluación sea empezar por decir lo que no es o no debería de ser. En el contexto de la acción pública, desde luego la evaluación no debería ser un mero trámite adicional, más burocracia que añadir a la gestión pública. La evaluación no es una forma de medir o una colección de indicadores definidos aleatoriamente. La evaluación tampoco es un control de fiscalización, ni una auditoría, ni una investigación, ni un seguimiento; aunque esté íntimamente relacionada con estas técnicas y en muchas ocasiones pueda integrarlas.

Laura Muñoz Economista. Recientemente, ha trabajado como Asesora en el Gabinete de la Primera Tenencia de Alcaldía del Ayuntamiento de Sevilla. Durante estos años, ha estado inmersa en la captación de inversores (nacionales y extranjeros) con el fin de modificar el modelo productivo de nuestra ciudad mediante la materialización y establecimiento del Proyecto Zona Franca de Sevilla y, con ello, consolidar la recuperación y crecimiento económico de la ciudad. Además, junto a este proyecto, ha realizado todas aquéllas funciones de asesoramiento económico y político que llevaba aparejada la Delegación de Relaciones Institucionales. Inició su labor como consultora estratégica, participando en proyectos dirigidos siempre hacia la Administración Pública, en este caso, Ministerio de Medio Ambiente. Continuó en la Agencia para la Gestión Agraria y Pesquera de Andalucía tras la reordenación del Sector Públicoadscrita a la Consejería de Agricultura. Además, entre otras funciones: – Programa Operativo Sevilla 2014-2020 (Inversiones Territorializadas Integradas) – Fondos Europeos – Smart Cities – Colaboración Proyecto CSI Europe
Laura Zineb Muñoz
Economista. Recientemente, ha trabajado como Asesora en el Gabinete de la Primera Tenencia de Alcaldía del Ayuntamiento de Sevilla. Durante estos años, ha estado inmersa en la captación de inversores (nacionales y extranjeros) con el fin de modificar el modelo productivo de nuestra ciudad mediante la materialización y establecimiento del Proyecto Zona Franca de Sevilla y, con ello, consolidar la recuperación y crecimiento económico de la ciudad. Además, junto a este proyecto, ha realizado todas aquéllas funciones de asesoramiento económico y político que llevaba aparejada la Delegación de Relaciones Institucionales.
Inició su labor como consultora estratégica, participando en proyectos dirigidos siempre hacia la Administración Pública, en este caso, Ministerio de Medio Ambiente. Continuó en la Agencia para la Gestión Agraria y Pesquera de Andalucía tras la reordenación del Sector Públicoadscrita a la Consejería de Agricultura.
Además, entre otras funciones:
– Programa Operativo Sevilla 2014-2020 (Inversiones Territorializadas Integradas)
– Fondos Europeos
– Smart Cities
– Colaboración Proyecto CSI Europe

Cuando se procede a evaluar una política, ley, plan o programa, la información proporcionada no sólo nos permite incorporar pequeñas modificaciones (tras la experiencia obtenida en su ejecución) que supongan el esbozo de nuevas estrategias y sirvan de base para una planificación futura. Además, cuando obtenemos los resultados de impacto de la política sometida a evaluación, debemos considerar que dicha información debe proporcionarse a los diferentes agentes socioeconómicos y grupos de interés implicados, fomentando la interacción e intercambio de opiniones entre ellos y, si lo consideran oportuno, restablecer cuantas veces sean requeridas las medidas aplicadas.

La Comisión Europea define la evaluación como  “juicio o dictamen sobre las intervenciones de acuerdo con sus resultados, impactos y las necesidades que se pretendían satisfacer” y destaca que sus principales objetivos son aportar conocimiento útil para la definición de las acciones, incluyendo el establecimiento de prioridades políticas, valorar la eficiencia de las inversiones, mejorar la calidad de las intervenciones e informar sobre los logros de la intervención con el fin de cumplir con la rendición de cuentas exigible a los poderes públicos.

Por ello, debemos entender que la Evaluación de Políticas Públicas es el mejor instrumento para legitimar la intervención actual de la Administración Pública en sus diferentes niveles: internacional, nacional, regional y local. Evaluación que debería ser realizada por una entidad o institución independiente del organismo público que ha diseñado y puesto en marcha la política pública.

Es de destacar que, a la hora de evaluar, los profesionales se han ido encontrando con una de las mayores dificultades aún existentes en la actualidad: la existencia de criterios y prácticas obsoletas utilizados por las Administraciones Públicas, que alejan a éstas de las nuevas tendencias políticas, económicas y sociológicas.

Ante esta situación, el Estado debe afrontar y continuar con la gran reforma iniciada hace unos años en la Administración, alcanzando los objetivos a largo plazo mediante actuaciones y medidas lo suficientemente flexibles para ajustar los fines a las circunstancias reales del momento.

Dada la importancia adquirida por la evaluación como instrumento de gestión necesaria en los nuevos gobiernos, son muchos los candidatos a presidir gobiernos autonómicos y estatales en las últimas elecciones convocadas (con independencia del partidos político al que representen), que recogen en sus programas electorales el propósito de aplicar a los gobiernos y a la administraciones una estrategia de “mejora continua”, siendo el punto de partida el estudio de las políticas públicas, proporcionando una radiografía exacta que permita el diagnóstico del territorio en un momento concreto del tiempo.

Esta iniciativa debe ir acompañada de un Procedimiento de Evaluación de Políticas Públicas que facilite el conocimiento en un plazo de tiempo razonable de la calidad en el diseño de las mismas, la eficacia y eficiencia en su ejecución y los resultados de impactos originados.

Para finalizar, todo ello sin olvidar el contexto económico y político en el que nos encontramos actualmente, donde la transparencia pública se ha visto forzada a ser el pilar fundamental de todo gobierno como consecuencia de los escándalos de corrupción acontecidos en los últimos años. Los ciudadanos tienen derecho a acceder a la información pública, conociendo cómo se prioriza, gestiona y administra el dinero público.

Innovar en la gestión de los nuevos gobiernos acorde con las demandas de la ciudadanía, más abiertas, participativas y cercanas. Nuevos estilos de gobierno donde la evaluación se ha convertido en el instrumento fundamental de la arquitectura institucional.

///

Política Comunicada

Política Comunicada es un medio digital sobre innovación tecnológica y política en la gestión pública de los gobiernos locales Iberoamericanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *