La descentralización de los distritos como nueva forma de organizar la política local

Por Laura Zineb

Y parece ser que, al hablar de ciudades, sólo se nos viene a la cabeza un gran bloque, como si de un trozo de hielo se tratase. Grandes urbes, núcleos urbanos que parecen presentar un solo tronco. Pero no es así, este tronco cuenta con brazos y piernas que lo conforman. Un número de brazos y piernas que merecen ser mimados por parte de los equipos de gobiernos como consecuencia de las singularidades que presentan. Ellos son, nuestros Distritos.

Distritos formados por un conjunto de barrios (incluso por uno sólo debido a determinadas variables como la poblacional, la simple organización de antaño, etc…) que muestran grandes diferencias entre sí, pero que a su misma vez, mantienen atributos comunes que facilitan la gestión dentro de la política local, sobre todo en lo referente a los servicios básicos municipales.

Distritos céntricos, distritos de la periferia o, “potenciales distritos”, que cabalgan en la mente de muchos de nuestros políticos. Los tenemos para todos los gustos y colores. Una forma de organizar la ciudad que facilita la distribución de competencias, prestación de servicios y, sobre todo, fomento de la participación ciudadana.

Laura Muñoz Economista. Consultora de Desarrollo Regional y Local en Locálitas, firma especializada en la prestación de servicios dentro de la estrategia y gobernanza, para organizaciones públicas y sector privado. Anteriormente, fue asesora en el Gabinete de la Primera Tenencia de Alcaldía del Ayuntamiento de Sevilla. Durante estos años, estuvo inmersa en la captación de inversores (nacionales y extranjeros) con el fin de modificar el modelo productivo de su ciudad, además de la realización de todas aquéllas funciones de asesoramiento económico y político que llevaba aparejada la Delegación de Relaciones Institucionales.Inició su labor como consultora estratégica, participando en proyectos dirigidos siempre hacia la Administración Pública, en este caso, Ministerio de Medio Ambiente. Continuó en la Agencia para la Gestión Agraria y Pesquera de Andalucía tras la reordenación del Sector Públicoadscrita a la Consejería de Agricultura. Además, entre otras funciones: – Programa Operativo Sevilla 2014-2020 (Inversiones Territorializadas Integradas) – Fondos Europeos – Smart Cities – Colaboración Proyecto CSI Europe
Laura Muñoz
Economista. Consultora de Desarrollo Regional y Local en Locálitas, firma especializada en la prestación de servicios dentro de la estrategia y gobernanza, para organizaciones públicas y sector privado. Anteriormente, fue asesora en el Gabinete de la Primera Tenencia de Alcaldía del Ayuntamiento de Sevilla. Durante estos años, estuvo inmersa en la captación de inversores (nacionales y extranjeros) con el fin de modificar el modelo productivo de su ciudad, además de la realización de todas aquéllas funciones de asesoramiento económico y político que llevaba aparejada la Delegación de Relaciones Institucionales.Inició su labor como consultora estratégica, participando en proyectos dirigidos siempre hacia la Administración Pública, en este caso, Ministerio de Medio Ambiente. Continuó en la Agencia para la Gestión Agraria y Pesquera de Andalucía tras la reordenación del Sector Públicoadscrita a la Consejería de Agricultura.
Además, entre otras funciones:
– Programa Operativo Sevilla 2014-2020 (Inversiones Territorializadas Integradas)
– Fondos Europeos
– Smart Cities
– Colaboración Proyecto CSI Europe

A través de los distritos y de sus órganos administrativos, las denominadas Juntas Municipales de Distrito, los vecinos podemos expresar nuestras opiniones, sugerencias e intervenir en la gestión del día a día de nuestros barrios.

La descentralización de los distritos, esta vieja/nueva forma de organizar la política local, debe pasar a convertirse en uno de los Ejes Estratégicos de todo gobierno en su mandato. Con ella, lograremos una gestión mucho más eficiente y eficaz en beneficios de todos. Tal es así su relevancia, que Ayuntamientos como el Madrid, se han puesto las pilas y ya andan en la elaboración de un Plan Estratégico de Descentralización de Distritos. Otros, en su primer año de legislatura, están asentando las bases para la redacción de su Plan Director. Llámenlo como quieran, pero hay una realidad, la necesidad de descentralizar.

Con la descentralización de los distritos, se fortalecerá una relación con el ciudadano que, el mismo centralismo municipal no es capaz de lograr. Un centralismo que, en muchas ciudades, ha sido sinónimo de progresivo abandono de los barrios por la carencia de empatía con sus ciudadanos.

No hay que olvidar que los distritos se convierten en el cauce de las aspiraciones presentes y futuras de los ciudadanos. Una relación cercana, estrecha y que une lazos entre la gigantesca institución (en este caso, Ayuntamientos) y los vecinos.

Las Juntas Municipales de distritos están siendo sometidos a una continua evaluación por parte de la ciudadanía y del propio gobierno, cuestionable es para muchos su utilidad y eficacia. Quizás, la raíz de esta “desconfianza” gire en torno a las competencias atribuidas a las mismas, de carácter generalista en su mayoría. Unas competencias basadas en la coordinación entre los diferentes barrios, fomento del asociacionismo vecinal, información sobre los servicios prestados y sobre las necesidades vertidas por los ciudadanos al gobierno, entre otras.

Por tanto, con el fin de reducir ese déficit estructural que algunos ayuntamientos presentan en estos momentos, es necesario replantearse la organización de la política municipal, sus competencias y los presupuestos.

En definitiva, creo que vamos buscando ese cambio que permita lograr un mayor acercamiento de todos a las administraciones. Órganos de poder que, al fin y al cabo, tienen el bastón de mando para la toma de decisiones.

Siguiendo estos pasos, lograremos un verdadero reequilibrio territorial a nivel local. Una descentralización de distritos que facilitará la garantía de futuro social de sus vecinos, que tenga por objetivo alcanzar reformas más allá de las implementadas a nivel coyuntural por los gobiernos locales durante su legislatura.

Y, sobre todo, reformas que tengan un alcance más inmediato que los “eficientes” planes de barrios, documentos de bastante palabrería que, en alguna que otra ocasión, viene a convertirse en un espejo del contenido existente en el programa electoral del partido que gobierna.

Por tanto, unos distritos con muchas más competencias y con una personalidad propia que alcen a los barrios al verdadero protagonismo que se merecen. Y, sobre todo, cuando hablamos de descentralización, también hablamos de la obligatoriedad real y no ficticia de la “autonomía” que deben tener los distritos para ejecutar sus presupuestos ….

Desde aquí, e incluso más importante que todo lo expuesto anteriormente, mi reconocimiento y admiración a aquéllos miembros de las Juntas Municipales de Distritos (y, sobre todo, a los de Sevilla, a los de mi ciudad) porque lo dan todo sin recibir nada. Porque dedican su tiempo y esfuerzo a conseguir que su voz se escuche, siendo la palanca de impulso para los cambios que necesitan sus barrios. La mayoría son padres, madres, abuelos, comerciantes, profesores, jóvenes, que simultanean sus tareas personales y profesionales por una labor que, en ocasiones, no está valorada como debiera.

 

Política Comunicada

Política Comunicada es un medio digital sobre innovación tecnológica y política en la gestión pública de los gobiernos locales Iberoamericanos.

Un comentario en “La descentralización de los distritos como nueva forma de organizar la política local

  • el 29 mayo, 2016 a las 10:05
    Permalink

    Excelente articulo, la descentrlización es la clave del desarrollo, no solo de las regiones y municipios si no de los países en general.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.