Jorge Borgognoni: “Los gobiernos necesitan fortalecer la revolución digital”

Política Comunicada se adelanta a la celebración de la IX Cumbre Mundial de Comunicación Política en la Ciudad de Buenos Aires haciéndoles el ‘Cuestionario PolCom’ a sus conferencistas.

La Cumbre es el ámbito de Interacción por excelencia de las mejores prácticas de comunicación política implicando pluralidad de voces, multiplicidad de ideas e ideologías políticas. Panelistas internacionales y personalidades locales contarán cómo gestionar acciones exitosas dentro del contexto de la comunicación política y sus diferentes aspectos.

Tenemos el agrado de compartir las apreciaciones de Jorge Borgognoni, Consultor especialista en estudios de opinión pública, estudios cualitativos, coordinación de equipos de trabajo Interdisciplinarios y asistencia tecnica profesional en desarrollo de estrategias electorales y de comunicación.

¿ Puede ganar en las urnas quien haya perdido en las redes sociales? Han desplazado las redes sociales a los canales tradicionales de comunicación política?

Considero que las redes sociales, si bien, han tomado un protagonismo muy interesante en materia de comunicación, merecen un par de observaciones, en primer lugar son un canal de comunicación más entre todos y no son el único, de modo que su incidencia es muchísimo mayor entre las generaciones más jóvenes, lógicamente por su consonancia naturalmente histórica de ambas, ciberciudadano (usuario) y ciberespacio (medio); en segundo lugar, en consecuencia del anterior, si aceptamos la categoría de políticos, como agentes diferentes del resto, éstos deben entrenarse mucho mucho junto a su equipo de colaboradores para poder entender la herramienta de comunicación, de lo contrario, aparecen una serie de emergentes que invalidan ciertas “supuestos” de trabajo de los mismos, y se frustan con los resultados esperados, en tercer lugar, se debe trabajar durísimo en la adaptación permanente, para así poder garantizar el cumplimiento de objetivos reales y no ambiciosos e ideales, porque las herramientas sufren una especie de metaformosis cíclica, reflexiva y relativa que implica estar atentos todo el tiempo. De modo que, pensar en la victoria electoral a pesar de la derrota en las redes, no es una tesis descabellada, pero que puede ser totalmente falseada en un tiempo muy cercano, siempre que nunca olvidemos de circunscribirla en tiempo y espacio, caso contrario sería futurología muy económica para alimentar el ego del político y de sus fans (no militantes).

Te recomendamos leer: ¿Comunicación de campaña y/o comunicación de gobierno?

 

¿ Para aumentar la participación de las mujeres en política qué iniciativas pueden impulsar los partidos políticos?

Antes que nada, en mi opinión, la crisis de los partidos políticos como institución indispensable en la vida democrática de una sociedad se acentúa a diario, se denotan deteriorados y en un estadío de pseudoparaguas ideológico de antaño cuando se amenazan determinados intereses particulares o sectoriales; por lo que el punto de partida es aquí y no en un sector solamente como pueden ser las mujeres. Lo que sí, no puedo dejar de mencionar que las mujeres, en esta última década, han tomado una etapa de preponderancia en la dirección de instituciones de decisiones que otrora hubiera sido impensable, partiendo solamente de la premisa que la política es un “mundo de hombres”, obligando a reconocer una nueva forma de abordar los asuntos públicos, que priorizara un conjunto de necesidades respaldada por la capacidad innata de “resistir”. Y he aquí, surgen nuevas conquistas de ellas, tal como la ley de cupos, lucha contra la violencia de género, entre otros. Por ende, los partidos políticos, salvo que su génesis sea de orden racista y discriminatorio, merecen trabajar en la apertura de sus puertas en forma continua con acciones de inclusión, promoción y formación de dirigentes políticos o cuadros técnicos, y no solamente bajo la óptica estrictamente agonal; tienen que transformarse en un lugar de convivencia más de interés pero con vida, no como un centro técnico – formal preelectoral.

Te recomendamos leer: El discurso político unificado en la estrategia comunicacional de los gobiernos

3. ¿Están comunicando bien los gobiernos en pleno siglo XXI o necesitamos una revolución digital?

A mi entender, los gobiernos necesitan no solamente instalar una revolución digital, sino fortalacerla, ya no alcanza con tener un web pintoresca y/o de moda (“linda” a los ojos del político), hiperconectada con un conjunto de redes sociales, lleno de un conjunto de indicadores matemáticos impregnados de una significancia relativa. Todo lo contrario, y en ese sentido, los procesos de comunicación nunca son buenos o malos, en todo caso, son eficientes o no, sensatos o no; su naturaleza radica en la empatía con el ciudadano activo y pasivo de cualquier sociedad, porque la significación de los nuevos signos y códigos de esta era de la comunicación indica un trabajo muy cuidadoso y certero, para evitar las crisis de gobierno, ya que sus lastres últimamente toman una vigencia latente y pasiva, que pueden ser reavivadas en cualquier momento y en conectividad con cualquier otra crisis. Tampoco podemos poner todas las energías en un solo medio, más bien en todos porque los medios tradicionales como la radio, la televisión o los gráficos también juegan un rol muy importante en todo el proceso de comunicación; todos absolutamente todos, cada uno con su peso relativo, suma en el proceso de construcción del reconocimiento de la agenda pública de cada ciudadano. En otro sentido, los gobiernos que desistan o ignoren esta realidad, se verán objetados por sus referentes inmediatos: los ciudadanos.

Política Comunicada

Política Comunicada es un medio digital sobre innovación tecnológica y política en la gestión pública de los gobiernos locales Iberoamericanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *