INTERNET, LAS CIUDADES Y LA NEGUENTROPIA

 Por José G. O. Verón

El cibernetismo (N. Wiener et altri, 1894-1964), como corriente de opinión en las ciencias, sociales y de cualquier tipo, está muy emparentado con la teoría general de sistemas (TGS), y sus conceptos y aplicaciones, resultan de gran importancia para el pensamiento contemporáneo

Entre estas conceptualizaciones sistémico-cibernéticas, está el par entropía-neguentropia, donde la entropía resulta ser la tendencia de los sistemas, sociales, biológicos, y de cualquier tipo, al desorden y la desorganización; mientras que la neguentropia es también la cualidad de los sistemas, la tendencia de los sistemas, compensatoria, que se opone a la entropía; la neguentropia es la tendencia a preservar la organización y el orden

Cualquier sistema, se propone, tiene y contrarresta estas dos tendencias, simultáneamente; por un lado, los sistemas tienden a desorganizarse, por el otro, los sistemas también tienen una tendencia a la organización y el orden. Esto en sistemas de cualquier tipo, y se da en el funcionamiento agregado y conjunto del sistema fundamentalmente, en su actuación y performance de conjunto

Para el lenguaje y la terminología del psicoanálisis, la lucha es entre la pulsión de vida y la pulsión de muerte, siendo opuestas, y siendo poderosas pulsiones y fuerzas que están en las motivaciones y las razones de ser y de actuar ultimas y fundantes de los seres humanos

Inclusive, para la cibernética y la termodinámica se admite que la entropía es más fuerte que la neguentropia, pero mientras el sistema este en funcionamiento y operatividad, la neguentropia o tendencia al orden siempre se encargara de contrarrestarla todo lo posible

De estas conceptualizaciones y postulados, se ha desprendido la idea de que, en todo conjunto y agrupamiento, donde sea pasible de ser analizado y estudiado, satisfactoriamente y aceptablemente, por las TGS y el cibernetismo, se puede observar una tendencia del conjunto y del sistema al desorden y otra al orden que se compensan recíprocamente; donde lo más interesante es observar y apreciar los positivos y medianamente exitosos intentos de la neguentropia, por preservar la vida y el orden, y como surgen y se expanden estos intentos neguentropicos

Y esto también se ve y se puede apreciar en las ciudades y en la red, en la web

Por ejemplo, la neguentropia está presente en las ciudades. Los vecinos suelen organizarse, por internet y otros medios, para contrarrestar el problema de la inseguridad ciudadana y el delito. Y estos intentos tienen una relativa eficacia

También, las señales de tránsito, en las ciudades, como todo sistema de señalización, intentan y coadyuvan en lo esencial a prevenir y a mitigar el desorden

La publicidad ciudadana– se podría desde algún ángulo o enfoque sostener–grafica, vía pública, etc, también intentaría a su vez canalizar el desorganizado apetito y afán consumista del ciudadano, a las marcas y los productos promocionados, organizando el consumo de los habitantes y regulándolo, también con finalidades económicas

Y hay neguentropia también en la web, en la red

Por ejemplo, tomemos el caso de los antivirus, poderosos instrumentos de preservación del orden y la organización de nuestros equipos. O de las actualizaciones de los programas y de las páginas y dominios, que es sostenible que se actualizan también para prevenir, gestionar y resolver, problemas y conflictos. Y habría muchas otras aplicaciones de esta conceptualización en la Internet, como que en la elaboración y desarrollo y ampliación de la web, tuvo mucho que ver el cibernetismo y la TGS

La neguentropia seguirá cumpliendo, siempre, importantísimas funciones y roles, en la vida, en la web, y también en las smart-cities.

///

Política Comunicada

Política Comunicada es un medio digital sobre innovación tecnológica y política en la gestión pública de los gobiernos locales Iberoamericanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.