Internet: El principio de construcción del gobierno digital

Por Fernando Gutiérrez,Investigador de Proyecto Internet
Departamento de Comunicación del Tecnológico de Monterrey, Campus Estado de México.

El 22 de febrero de 2001, el Presidente Vicente Fox Quesada presentó en Pueblo Nuevo, Durango, un importante proyecto para el desarrollo tecnológico de nuestro país: e-México. Este programa se desprende de las propuestas que han formulado distintos sectores de la sociedad, y su desarrollo corre a cargo de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes.

La finalidad de esta ambiciosa iniciativa de la presente administración es utilizar Internet para procurar efectivas formas de aprendizaje en línea, intercambio comercial y cultural, mejorar los servicios de salud y del gobierno en general. Con anterioridad el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) ya destacaba la importancia de que los gobiernos reparasen en la importancia de procurar el efectivo acceso de amplios sectores de la sociedad a tecnologías de información como Internet.

El gobierno de México, consiente de los beneficios potenciales derivados de la instalación de un plan nacional cimentado en el uso y explotación de las tecnologías de información y comunicación, se ha propuesto contribuir más al crecimiento económico, el desarrollo social y la calidad de vida de sus habitantes mediante la creación del programa e-México. De acuerdo con el Presidente Vicente Fox, nuestro país dará un gran salto cualitativo con la puesta en marcha del programa e-México. La nación pasará de la posición número 70 u 80 en materia de desarrollo, para ocupar entre los 10 ó 12 primeros lugares del mundo. El programa e-México sin duda alguna es interesante.

Los principales líderes de las naciones saben que en la actualidad un país podría quedar dividido si sólo unos pocos de sus habitantes tienen acceso a las tecnologías de información. Por tal razón, e-México no tendría sentido alguno si no llega a ser accesible, asequible, práctico y útil para todos los sectores sociales. Debemos tener presente cómo el “sub comandante” Marcos adquirido notoriedad internacional a partir del inteligente empleo conferido a las tecnologías de información. En buena medida es posible afirmar que Marcos logró despertar el interés de la opinión pública internacional hacia la causa de los pueblos indígenas, mediante el inteligente empleo de las tecnologías de Internet. El Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) fue la primera organización mexicana con mayor presencia internacional en Internet. El EZLN dispone de un auténtico estratega en el proselitismo a través de Internet: el profesor Paulson, miembro del Consejo de Estudios en Historia de la Conciencia en la Universidad de California, Estados Unidos, primer promotor del EZLN en Internet.

Durante las campañas electorales del 2000, los “Amigos de Vicente Fox” y el Partido Acción Nacional (PAN) concedieron un sentido estratégico a las comunicaciones a través de Internet. El propio Fox reconoce que el cambio de régimen fue posible porque él y su equipo efectivamente lograron establecer una estrecha comunicación con los ciudadanos de todo el país: “Antes la información la acaparaba una sola institución, el Gobierno. En cuanto los ciudadanos vamos teniendo información, vamos teniendo poder ciudadano, vamos pudiendo lograr cambiar las cosas”. Por medio del programa e-México, el gobierno de Vicente Fox se ha propuesto introducir las más avanzadas tecnologías en un mayor número de sectores de nuestra sociedad. Niñas, niños, mujeres u hombres, jóvenes o personas de la tercera edad, sin importar su clase social, etnia, religión, grupo político, todos ellos podrán tener acceso a las más avanzadas tecnologías de información.

Según Fox, por medio de e-México el ejidatario podrá conectarse con todos los productores del mundo, para observar el comportamiento de los mercados; el alumno que destinaba un considerable número de horas diarias para desplazarse a su escuela podrá estudiar sin tener que moverse de su comunidad; quienes no tenían la posibilidad de acceder a la educación superior podrán hacerlo mediante los programas de educación a distancia que impartirán diversas instituciones de educación pública, con el apoyo de tecnologías de comunicación; las personas que no tenían acceso a servicios básicos de salud podrán tener acceso a ellos de forma remota; los micro o pequeños empresarios podrán buscar mercados para introducir sus productos, aprender de la competencia y reconocer cuáles son las principales regulaciones internacionales. La sociedad podrá elevar su calidad de vida, pues el acceso a las tecnologías podrá contribuir a eliminar muchas de las barreras que hoy establecen profundas diferencias socioeconómicas y culturales entre los mexicanos.

El programa e-México introducirá profundos cambios culturales, los cuales podrían repercutir positiva o negativamente en las organizaciones sociales. Por tal motivo es indispensable analizar las posibles implicaciones de e-México, pues no todo es tan simple como se plantea. e-México enfrentará los obstáculos que aún no logra vencer Estados Unidos, pionero en la implementación y desarrollo de este tipo de programas.

Los principales retos para el desarrollo exitoso del programa e-México:

Con base en la experiencia de Estados Unidos y en el reconocimiento de las tendencias de desarrollo registradas en otros países, puede suponerse que los principales retos para el desarrollo exitoso del programa e-México serán:

a) La redefinición de las formas de operación de las diferentes instituciones públicas y privadas
Los distintos enfoques administrativos que rigieron a muchas organizaciones en el pasado, obedecieron a ciertas necesidades del momento. Desde la administración en la época antigua, que tenía el propósito de asegurar la supervivencia de los diferentes grupos sociales; la administración egipcia y su sistema burocrático; la administración china y su sistema de orden constitucional; la administración democrática griega, o la administración romana de orden; hasta la administración del siglo XX, la cual se puede clasificar en diferentes corrientes (Escuela de la Administración Científica, Escuela de la Teoría Clásica de la Organización, Escuela Conductista, Ciencia de la Administración, Enfoque de Sistemas, Enfoque de Contingencias, Enfoque del Compromiso Dinámico).

El problema consiste en el enfrentamiento de los retos del siglo XXI con los enfoques de gestión del pasado. Por tal razón muchas organizaciones trabajan ahora en el establecimiento de nuevos modelos administrativos que aseguren su desarrollo y eleven también su nivel de competitividad, satisfaciendo así las nuevas exigencias de la era digital. El proceso de redefinición, reinvención, reconfiguración o de reingeniería, como se le conoce en el ámbito administrativo, sustentado en el uso y desarrollo de las tecnologías de comunicación e información, parece ser la mejor opción para lograr tal objetivo.

El éxito del programa e-México dependerá, en gran medida, del avance que las instituciones logren en lo que respecta a la reingeniería o redefinición de sus formas de operación. De este esfuerzo derivará el cambio de enfoque de la oferta a la demanda, donde el cliente será el centro del proceso.

Según Neil Postman, cada tecnología lleva inherente un nuevo concepto del entorno. Internet y las tecnologías asociadas actuales, probablemente en mayor medida que otros medios convencionales de comunicación, han cambiado las actividades de trabajo, entretenimiento, educación, comercio, política, etc., manifestando una forma particular de concepción del hombre como protagonista histórico de diferentes procesos.

b) La simplificación administrativa y desarrollo de un marco regulatorio para las nuevas actividades
Por medio de Internet el gobierno puede emprender una profunda reforma administrativa, la cual le permitiría desechar un amplio número de procedimientos burocráticos, los cuales francamente resultan obsoletos. De poco serviría que las personas pudieran acceder a un sistema moderno de comunicaciones para conectarse con alguna dependencia pública, si de cualquier manera el trámite a realizar se tuviera que hacer de forma presencial. Por tal razón, será necesario articular un marco regulatorio que efectivamente brinde seguridad y certidumbre a los nuevos procesos de servicio públicos y privados.

La integración de las tecnologías de Internet a los procesos burocráticos cotidianos como el pago de impuestos, el trámite de licencias o registros, la elaboración e leyes, censos, y otras tareas gubernamentales, impulsarán la transformación del gobierno y su consecuente adecuación a las nuevas realidades impuestas por la dinámica social global.

c) Desarrollo de la infraestructura y los mecanismos de seguridad Actualmente todas las Secretarías de Estado, exceptuando a la de Marina, disponen ya de una presencia en Internet. A esa cifra habría que añadir cerca de 40 organismos públicos descentralizados, los 32 gobiernos estatales y cada vez más gobiernos e instituciones públicas locales (municipales). Sin embargo, sólo el 4% de la población puede tener acceso a en México a los servicios que pueden ofrecer en línea todas esas instituciones.

Uno de los retos más importantes para el autodenominado “gobierno del cambio”, radicará en promover el efectivo acceso a Internet bajo diferentes esquemas de acción. De esa forma se adelgazará la enorme brecha que divide a los miles de privilegiados de las tecnologías de los millones de desfavorecidos.

Las escuelas públicas podrían funcionar como puntos de acceso -desde la Universidad hasta las escuelas de enseñanza básica-, también las bibliotecas públicas y algunas que otras oficinas de gobierno donde se puedan instalarse quioscos electrónicos, como las oficinas de correos y telégrafos.

Esas iniciativas estimularán el crecimiento del número de usuarios de Internet en México, pues en la medida en la cual el grueso de la población tenga acceso a Internet, se obtendrá un mayor acercamiento con las diferentes dependencias de la administración pública federal.

En materia de seguridad, el gobierno mexicano deberá asumir grandes responsabilidades, pues deberá velar porque no se extiendan las redes dedicadas a la prostitución infantil en Internet, al tráfico de órganos, al secuestro, a la comisión de un amplio imaginario ciberdelictivo que impunemente desafía al estado de derecho. El “gobierno del cambio” debe crear un organismo susceptible de asumir la responsabilidad de realizar diferentes actividades de inteligencia en materia de seguridad informática y de telecomunicaciones.

En 1999, la vocera del Ministerio del Interior de los Estados Unidos, Stephanie Hanna señalaba que los riesgos de un gobierno electrónico abierto estaban asociados con problemas de seguridad. Por tal razón, el gobierno mexicano, además de propiciar la inversión en infraestructura de comunicaciones, deberá hacerlo en materia de seguridad.

d) El determinismo tecnológico
Otro importante reto para el programa e-México está relacionada con el determinismo tecnológico. Neil Postman describe una concepción errónea generalizada del propósito de la tecnología. En el siglo pasado, tecnologías como los trenes, trolebuses eléctricos, automóviles y camiones ayudaron a perfilar las primeras ciudades industriales, y más tarde propiciaron el desarrollo de las primeras metrópolis de producción en masa.

Hoy las tecnologías de comunicación juegan un papel similar. Muchas personas consideran a las tecnologías como algo natural, no como algo que se construye en un tiempo y en un espacio histórico. Algunos creen que siempre existirán tecnologías de comunicación como la televisión y la radio, o cualquier otra, y tal aseveración sin duda alguna no es tan cierta. Precisamente esa forma mítica de rendir culto a las tecnologías, impide aceptar que las cosas han cambiado radicalmente, y que seguirán cambiando con mayor velocidad. La televisión no es, ni seguirá siendo la misma de antes, lo mismo sucede con la radio y otros medios tradicionales de comunicación, los cuales inevitablemente se encuentran expuestos a profundos cambios.

La mayoría de la gente atribuye un grado mítico a la tecnología porque la percibe como parte de un orden sobrenatural y fantástico. De esa forma la tecnología se involucra en nuestras vidas y llega a ser asumida por la sociedad como una determinante, y no como una variable que es susceptible de cambio o manipulación, ya que obedece estrictamente a una creación del hombre en función de sus propias necesidades.

Por lo general el determinismo tecnológico resulta negativo en cualquier proceso de cambio. Por tal motivo debe evitarse. El programa e-México, a través de sus ramificaciones en e-salud, e-gobierno, e-educación, es importante para el desarrollo tecnológico de nuestro país, pero, sin duda alguna, no debe mitificarse.

La dependencia de los programas tecnológicos comprendidos en e-México podría ocasionar un caos electrónico. En vez de agilizar o simplificar trámites, integrar para posteriormente extender servicios, y en general elevar el nivel de vida de los ciudadanos, se obtendría lo contrario. E

l determinismo tecnológico únicamente provoca ceguera sobre los cambios que se avecinan. Por tal razón, como señala Postman, conviene ver a la tecnología como un intruso extraño que no es parte de un plan divino o algo similar, sino un producto de la creatividad humana. Esta forma de pensar hará al hombre más abierto al cambio.

e) Tránsito de la globalización a la “glocalización”
La historia nos ha enseñado que la adopción de modelos externos, sin consideración de la situación particular del entorno en el cual se instala, únicamente genera conflictos. Ante tal situación resulta indispensable el conocimiento de lo que algunos han llamado ecología cultural.

Bajo la óptica de Postman, se puede describir el fenómeno de ecología cultural como una mezcla de avances tecnológicos que repercuten directamente en la cultura, provocando la formación de nuevas sociedades.

En general, cuando una nueva tecnología adquiere importancia en la cultura de alguna localidad, comienza a transformarla de forma particular, considerando los elementos esenciales que alguna vez la definieron. En este sentido la sociedad se vuelve producto del cambio tecnológico.

El gobierno mexicano debe estar consciente de que los únicos cambios tecnológicos que dispondrán de aceptación social serán aquellos que consideren el pluralismo cultural existente. Finalmente, renovarse o morir es la disyuntiva para hacer frente al nuevo entorno dinámico.

Según Alvin Toffler, en la tercera ola, surge una nueva sociedad que valora por sobre todo la información, el conocimiento y la creatividad, y donde la productividad dependerá de nuevas tecnologías que permitan al hombre hacer menos y pensar más. La primera ola de cambio de la historia impulsada por la revolución de la agricultura transformó a los primitivos cazadores y recolectores en sociedades de campesinos en las cuales la productividad dependía principalmente de la fuerza animal y humana, del sol, el viento y el agua. Los beneficiados de esta transformación fueron aquellos que comprendieron esta nueva organización centrada en el campo.

En la segunda ola, la revolución industrial desencadenó otro cambio en la historia, dando lugar a una nueva civilización centrada en las industrias y la producción a gran escala donde la productividad estaba dada por la máquinas, el hombre y la interrelación entre ambos. Aquellos que no entendieron este nuevo orden quedaron rezagados en el campo limitados por su capacidad de producción.

La tercera ola, hasta ahora, ha beneficiado a distintos sectores como los financieros, comerciales y de telecomunicaciones, pero también ha perjudicado a aquellos que por distintas causas no han accedido o no comprenden este nuevo mundo de innovaciones.

El programa e-México está en marcha y pretende impulsar a todo el pueblo mexicano a esta tercera ola para el beneficio general del país, pero los retos aún son difíciles.

Fergut

Política Comunicada

Política Comunicada es un medio digital sobre innovación tecnológica y política en la gestión pública de los gobiernos locales Iberoamericanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.