“Hospital Abierto”: Transparencia de datos en Hospital Municipal de Bahía Blanca

Por Yanina Scherger para Política Comunicada

El 29 de febrero pasado se abrió en el Hospital Municipal de Agudos “Dr. Leónidas Lucero” de Bahía Blanca el portal “Hospital Abierto”. El subdirector de Ciencia Tecnología y educación, Facundo Arnaudo, conversó con PolCom sobre qué se busca con esta iniciativa y a qué desafíos se enfrenta.

Bahía Blanca es una de las ciudades argentinas que viene postulándose entre las más abiertas y participativas a través de la transparencia, por medio de la publicación de información hacia los ciudadanos. Favoreciendo y apoyando los nuevos modos de democracia utilizando la rendición de cuentas de la administración de los recursos públicos.

Si bien el primer antecedente de apertura de datos de la ciudad de Bahía Blanca fue a partir de una ordenanza del año 2000, que ponía en funcionamiento el Sistema de Control Activo, con el acompañamiento de SICOP. “Se sancionó la ordenanza en el 2001, donde hubo una apertura online de datos. Después eso tuvo inconvenientes. Cuando cambiamos de gobierno, en el 2003, terminando así la administración de Linares, comienza la de López. E incluso Control Activo, en ese tiempo sirvió para poner sobre la superficie algunas situaciones irregulares. Por ejemplo, recuerdo el tema de la compra de tosca; en el concejo deliberante se utilizó el Sistema de Control Activo para hacer una investigación sobre una sucesión de compra de tosca para las calles al límite del monto de contratación directa, y se hacían varias sucesivas en vez de haber una licitación; y un único y recurrente proveedor” comentó Arnaudo.

Los Primeros Pasos

En ese tiempo se abrieron todos los datos referentes al sistema de compras, directamente online. Fue un antecedente muy importante porque incluso se recibieron premios a nivel internacional. Luego surge el RAFAM. La administración ya era de Breintenstein, y de esa manera se obstaculizó al sistema. “ Al principio era de forma directa, luego comenzaron a ponerle Captcha, que ya implica una barrera, y algún que otro problemita para acceder. Se tornó inestable el acceso a los datos, etc. A partir de ahí, esa situación fue denunciada, era un retroceso muy importante hacia la apertura, la transparencia y la muestra de datos. Después Manuel Aristaran crea un programa paralelo que saltea estas dificultades; es más, absorbe los datos y los muestra en una página que se llamó Gasto Público Bahiense. Esta herramienta empezó a ser útil en el Legislativo para el control de la función pública, con datos concretos. En mi opinión, fue muy positivo el surgimiento de jóvenes desarrolladores y que suceda eso; ver cómo los gobiernos ponen zanjadillas al acceso a la información y aun así pudieron suplirse. A partir de eso ya no se frenó el proceso. Comenzaba la oleada más fuerte de la apertura de datos; el municipio jerarquiza el área y crea la Agencia de Innovación y Gobierno Abierto con Mirofsky, y ahora se está en una instancia superior. Es decir : no se retrocede ni medio paso atrás en lo que se abrió, pero sí el desafío es seguir abriendo, no por el sólo hecho de seguir abriendo, sino detrás de ciertos preceptos filosóficos, ideológicos y políticos.

-Por qué el hospital?

-Porque en el 2000 esa ordenanza preveía invitar a todos los organismos públicos de la ciudad a nivel provincial como nacional, a que hagan lo mismo. Nosotros les ofrecíamos la posibilidad, para ser una Bahía más transparente; el concepto de ir expandiendo la apertura de datos a todos los entes públicos es algo que está arraigado y que viene desde hace mucho tiempo. A veces maduran las oportunidades en determinados momentos. Hoy es un buen momento para seguir expandiendo la apertura de esos datos. De hecho están completando otros aspectos, como lo que se está pautando con la universidad o con el Concejo Deliberante.

Recomendamos leer: Entrevista a José Fernández Ardáiz, Director General de Gobierno Abierto del Municipio de Bahia Blanca.

Dentro de las áreas que están a mi cargo, está la de lo que era Sistematización de datos, que ahora se llama Departamento de Innovación Tecnológica. Tiene un plantel profesional increíble de poca gente, muy capacitada, que había creado y abierto un desarrollo de software de gestión integral (intramuros del hospital). Mostraba, por ejemplo, los datos de las estadísticas de producción del hospital y otros datos que, hacia adentro del ente, sirven mucho. Entonces cuando yo empecé a ver esa información, me di cuenta que había material que podía hacerse público y otro que no, como el que está asociado a las personas, como en el caso de las historias clínicas. Entonces, en base a esa información decidimos poner todo lo que es la parte económica, contable, y de elle hacer algo mostrable. Después empezó a surgir el tema del funcionamiento de la guardia y las producciones de consultorios externos.

– Hay información valiosísima en la web, que sólo es utilizada por investigaciones académicas, por desarrolladores, por el periodismo de datos, dentro de un círculo muy chico. Sin embargo, la plataforma contiene un lenguaje simple, con gráficos de fácil visualización y comprensión, apta para que cualquier ciudadano comprenda lo que Hospital Abierto vuelca en sus datos. Es de fácil acceso al ciudadano. ¿Qué es lo que buscan con esta apertura en particular?

– Nuestro interés es romper ese círculo, sin dejar de funcionar como proveedores para él, pero nuestro mayor objetivo es que el vecino común pueda ver eso. El principal desafío que tienen las políticas de datos abiertos, donde parece que lo que más preocupa es ver quién abre más por abrir; es ver y escuchar a la comunidad, que demanda muchas veces en su discurso la necesidad de que los gobiernos muestren en qué gastan los fondos. Porque los ciudadanos contribuyen para el funcionamiento del Estado. Y el hospital es público. Nosotros tenemos la obligación de decirles qué es lo que hacemos acá adentro: cuántos empleados somos, en qué se gasta el dinero, cuál es la estadística de producción, cómo funciona la guardia, etc. Y conceptualmente, está esa idea. Nos resulta primordial que la gente lo utilice. De hecho, estamos viendo si podemos adicionar a la plataforma el desarrollo de turnos web.

8d6199d3-f2f7-42cc-96d6-d3c2a0209574
Facundo Arnaudo, Subdirector de Ciencia Tecnología y educación Bahía Blanca

Intramuros se está cumpliendo un proceso inicial de hacer un software integral de gestión hospitalaria propio. Hay partes en hospital abierto donde sólo personal del hospital puede ver cierta información. “Ponemos esa barrera para establecer el límite donde se disocia la parte interna con lo que puede llegar a saberse públicamente. Para ello hemos usado la bolsa de trabajo de la universidad para contratar en forma freelance a desarrolladores, en una forma de selección personalizada, para hacer este nuevo software de gestión integral abierto. Estimamos que nos va a llevar más o menos un año y va a implementarse con software libre para que todos aquellos hospitales con características similares a las nuestras puedan utilizar los datos también. Y el desarrollo va a ser por módulos que los vamos a ir habilitando de a poco. Lo primero que vamos a desarrollar en este punto, es que tenemos 54 unidades sanitarias, que muchas veces derivan en consulta a especialistas que están en consultorios externos al hospital.

Entonces, nuestro objetivo es lograr que esos especialistas puedan ver online, por ejemplo, las placas que mandaron a hacer al hospital, o a los laboratorios, o las tomografías. Es decir, una vez que se obtienen esos resultados, el médico los recibe online y eso evita que el paciente tenga que ir a retirar los resultados en papel para llevar a autorizar o para llevar al médico en cuestión. Va a ser fruto de un desarrollo modulado que esperamos, de acá a un año y algunos meses, pueda beneficiar tanto al vecino como a la gestión del hospital”.

Como toda experiencia que hace punta, Arnaudo mencionó que “hay mucho para corregir, pero lo más importante es la decisión de apertura, y que empuje al resto. El único límite para la apertura de datos es la confidencialidad en la identificación de las personas. Hay información que es sensible, sobre todo la que se maneja en un hospital. Nuestra tarea es que a través de Hospital Abierto, el vecino sepa que esa información está enfocada a él. Que no sea solamente un receptor de información, sino que sepa utilizarla y sacarle provecho.

Creemos que la apertura de datos en cuestión de turnos va a ser importante, pero no va a solucionar la cuestión de fondo. Es decir, si hay un problema, o si el funcionamiento sanitario público de la ciudad tiene una saturación, por innumerables razones, estas modalidades no resuelven esos problemas de fondo. Sí va a facilitar; va a mediar entre el vecino y el Estado, en este caso el hospital, para que sea menos incómodo su vínculo. Si el estado puede lograr que en vez de que el ciudadano venga a perder tiempo para sacar turno, pueda hacerlo mediante página web, el Estado actúa como facilitador.

¿Apunta a las razones estructurales por los cuales el sistema público de turnos en el hospital está saturado?: no. Y eso hay que decirlo y hay que saberlo. Pero siempre vamos a trabajar para aportar de la mejor manera a los ciudadanos.

Historial de datos abiertos en hospitales en Chile

Política Comunicada

Política Comunicada es un medio digital sobre innovación tecnológica y política en la gestión pública de los gobiernos locales Iberoamericanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.