Feminicidios marcan elecciones en México

Por Ruby Soriano

¿Qué tiene que pasar para que un país, un Estado, una ciudad se pierdan en la barbarie de la violencia y la lucha entre los grupos del crimen organizado?.

En un fin de semana, cuatro mujeres, entre ellas dos candidatas, fueron asesinadas en Puebla y Oaxaca.

La polarización y el contraste de mapas delincuenciales en diferentes zonas del territorio mexicano, deja en claro, que el proceso electoral entró en una fase de mucho riesgo y de alerta máxima para contener los actos que pongan en riesgo la vida de ciudadanos, candidatos y actores políticos.

Este fin de semana, Puebla y Oaxaca se convirtieron en un referente lamentable de feminicidios debido a los altos niveles de inseguridad y violencia que se viven en estas entidades, donde grupos delincuenciales se disputan territorios y poder.

En Puebla, la candidata a diputada local por el Partido Verde Ecologista de México por el distrito de Huauchinango, Juana Irais Maldonado Infante y la regidora del municipio de Juan Galindo, Erika Cázares fueron ejecutadas en el municipio de Zihuateutla a su regreso de un acto de campaña.

La fiscalía poblana 24 horas después del doble homicidio presentó a cinco presuntos responsables.

En Oaxaca, la candidata a segunda concejal de la Coalición PRI-Verde-Nueva Alianza a la presidencia municipal de Juchitán, Pamela Terán Pineda y su responsable del manejo de prensa, María del Sol Cruz Jarquín fueron emboscadas por un grupo armado.

Cuatro asesinatos que se suman a esa lista roja que ha ensuciado el ambiente electoral en México desde las precampañas y hasta la fecha.

Las muertes no respetan género, y si bien, las mujeres han sido un factor vulnerable para la ola de violencia en las elecciones mexicanas, el nivel de confrontación y riesgos se incrementa de manera preocupante en la zona de Tamaulipas, Jalisco, Guerrero, Puebla, Oaxaca y Veracruz.

Desde hace semanas en estas entregas del Termómetro Electoral en México hemos mencionado las denuncias de diversos candidatos y candidatas quienes dicen encontrarse en un franca y abierta indefensión ante la poca o nula vigilancia y efectividad de los cuerpo de seguridad para dar garantías a miles de candidatos que recorren las carreteras del territorio nacional haciendo campaña.

Ruby Soriano es directora de Mediatikos Consulting especializada en Estrategia y Comunicación Política.
Forma parte de la directiva de Mujeres de la Política, asociación integrada por consultoras políticas en América Latina y España.
Durante varios años ejerció el periodismo en Medios de Comunicación mexicanos como El Universal, Milenio y La Radiante 105

A menos de un mes que concluyan las campañas, el ambiente en México se torna tenso ante esas regiones identificadas como verdaderos “polvorines” de violencia que podrían detonar algo lamentable.

El PRI y el Verde reportaron las más severas bajas.  La semana anterior inició con el asesinato de Rodrigo Salado Agatón, priista y aspirante a una regiduría en San Marcos, Guerrero.  

En los últimos meses son casi un centenar de asesinatos cometidos contra candidatos y personas que buscaban cargos de elección popular.

Es una obligación encender el reflector y prever todos los riesgos que están latentes para las próximas semanas. La mira internacional debe voltear a México, donde el ambiente de inseguridad y violencia no sólo genera temor, sino también provoca más enojo de parte de una sociedad que pide garantías para tener un proceso electoral en paz.

Los magnates y su velada coacción al voto

Los hombres del dinero, los magnates que durante décadas abrieron las carteras para fondear campañas políticas y pactar jugosos negocios con los gobiernos en turno, hoy patrocinan una campaña de velada coacción al voto, a través de la que instan a sus empleados a no votar por lo que llaman “el populismo”.

Estos hombres de los añejos capitales que han hecho enormes fortunas al amparo de sus “buenos oficios” con Presidentes y con los hombres que toman decisiones en el círculo rojo, decidieron hacer el último intento para evitar que el candidato de la Coalición Juntos Haremos Historia, Andrés Manuel López Obrador, siga sumando votos.

Con una campaña donde intentan infundir miedo a sus trabajadores, los hombres del dinero hablan de crisis, de carencias, de cuidar el gasto familiar, de evitar que México se convierta en un país de miseria luego del 1º de julio.

Sin embargo la campaña no ha surtido el efecto esperado. En este país hay una frase muy coloquial que define el ánimo de una sociedad: “Hasta la madre”.

Así, con esa frase muchos mexicanos expresan su sentir y el enojo hacia partidos, gobiernos y políticos.

Es verdad que hay un enojo acumulado y hoy la sociedad no descarta llevarle la contra a todos quienes subestimaron el poder del voto de castigo, pero también de ese voto que busca cambios, transformaciones.

En tanto, Andrés Manuel López Obrador sigue “por la libre” y afianza su ventaja de casi 20 puntos respecto a inmediato seguidor que sigue siendo Ricardo Anaya.

México es un país de una riqueza cultural impresionante donde la gente es solidaria con su propio pueblo.

Los comicios abrieron brechas de opiniones, sin embargo todo apunta hacia una decisión que empujará todo un país y que empieza a advertir nuevos reacomodos sociales que abrirán la puerta de un reacomodo social y cultural en este gran país.

Política Comunicada

Política Comunicada es un medio digital sobre innovación tecnológica y política en la gestión pública de los gobiernos locales Iberoamericanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.