Exijo al gobierno que ‘se arremangue’ frente al cambio climático

Invierno cálido. Por José Castro

Bienvenido cálido 2016, sin lugar a dudas un año que lo único que tenemos seguro serán las altas temperaturas que serán históricas, habiendo frío en el desierto y calor en el bosque, esto debido al calentamiento global que ha sido un escaparate internacional para políticas públicas a beneficio de las economías reinantes del planeta desde la aprobación del protocolo de Kyoto en 1997 y que será sustituido por la COP en el cercano 2021, este acuerdo alcanzado en París hace unas semanas, promovido por Francia y E.E.U.U, por supuesto, y que será firmado en abril próximo por 185 países pertenecientes a la ONU, esto con el fin de establecer una agenda de acciones que coadyuven a controlar y erradicar el cambio climático, con actividades conjuntas entre gobiernos y sociedades de los países firmantes, es decir un acuerdo promovido por las llamadas potencias económicas para apoyar a los países en vías de desarrollo a establecer políticas sociales y económicas para proporcionar dólares, bonos verdes, etc, mientras continúan, ellos, las llamadas “potencias” la explotación en general del planeta y sus recursos naturales para según, combatir este problema tan complejo y que nos afecta a los poco más de 7 mil millones de vecinos que habitamos el planeta Tierra.

José Castro  @JoseCastro0751 Analista Político y Consultor en Políticas Publicas Locales, con experiencia en el estudio y elaboración de esquemas descriptivos de la Tipología Socioeconómica Regional y Nacional para la generación de Estrategias dirigidas al Desarrollo Integral del Municipio Mexicano. Coach Internacional Ejecutivo y de Equipos, conferencista en temas empresariales y políticos.  Actualmente colabora en la integración y ejecución de proyectos de inversión dirigidos al Desarrollo Sustentable y Sostenible por medio de diversas Organizaciones Sociales y Académicas en México.
José Castro
@JoseCastro0751
Analista Político y Consultor en Políticas Publicas Locales, con experiencia en el estudio y elaboración de esquemas descriptivos de la Tipología Socioeconómica Regional y Nacional para la generación de Estrategias dirigidas al Desarrollo Integral del Municipio Mexicano.
Coach Internacional Ejecutivo y de Equipos, conferencista en temas empresariales y políticos.
Actualmente colabora en la integración y ejecución de proyectos de inversión dirigidos al Desarrollo Sustentable y Sostenible por medio de diversas Organizaciones Sociales y Académicas en México.

En París apenas nevó, registrando su temperatura promedio en diciembre de 12 grados centígrados, de acuerdo a la información obtenida del sistema meteorológico de Francia, la noche buena en Nueva York la más cálida en toda su historia desde que registra la temperatura ambiental desde 1950 cuando se creó la Organización Mundial de Meteorología (OMM), organismo especializado de la ONU y en Buenos Aires, a pesar de estar allá en verano, vaya temporada hasta con más de 40 grados Celsius, de acuerdo a su meteológico ynada despreciables cuando se quiera cocinar un bife a pleno rayo del astro rey; y en nuestro país, nuestra capital, la Ciudad de México el clima es como la caja de Pandora, un verdadero misterio, hoy hace frío gélido y a la mañana siguiente calor veraniego, si bien nos va, ya que en ocasiones tenemos las 4 estaciones en el mismo día, ¡sorprendente pero cierto, somos la envía de Europa!

En Chilpancingo, la histórica capital de la América septentrional que solía ser un fresco bosque con aroma a tierra mojada y te de toronjil, desde hace casi 5 años que vivo aquí, me he dado cuenta que ha incrementado la temperatura considerablemente año con año y con ellos sus problemas ambientales; escasez de agua por falta de lluvia, erosión del suelo por falta de humedad, fallecimiento de cabezas de ganado por el excesivo calor que este verano promediamos 33 grados Celsius, cuando hace 20 años el promedio veraniego era de 27 grados, por decir algo, esto afecta claro, a la actividad profesional de las personas y por consiguiente a lo económico y social en lo colectivo, es decir un círculo vicioso, más calor menos desempeño por falta de hidratación, como simple ejemplo.

Pero… ¿Qué hacemos nosotros? Pues claro que esperar a que el gobierno lo resuelva, total pago impuestos, bueno algunas veces, esperar a quien voté haga magia y arregle este grave problema, total que importa mientras yo tenga aire acondicionado en mi casa, si mi vecino tiene, pues me da igual.

Exijo al gobierno que pavimente con concreto mi calle para que no se afecte mi coche aunque se tape el acceso natural del agua que baja de las montañas hacia los mantos freáticos, total eso del cambio climático es solo en las películas, así que no pasa nada.

En los últimos 25 años la temperatura del globo se ha incrementado en 0.7 grados centígrados, mermando en el temporal a miles de agricultores y ganaderos en México, donde año con año sus campos, nuestros campos, se ven afectados y con ellos sus familias, nuestra alimentación, nuestro comercio de este ramo y la economía nacional ya que las exportaciones disminuyen y aumentan las importaciones de productos que solíamos producir como el maíz y frijol por ejemplo.

Que más ejemplos que los productos de identidad nacional, para darnos cuenta de que la realidad de las películas hollywoodenses ya nos alcanzó, que tirar basura ya no sólo es cuestión de educación y estilo, sino cuestión de vida o muerte, así de sencillo, se tapa una alcantarilla por basura, llueve, cuando lo hace y hay inundaciones, donde la gente solo pierde su patrimonio cuando no es la vida, o temporales como en 2013, aquí mismo en Chilpancingo que colapsó por su sistema de drenaje obsoleto por basura en sus canales y también por las calles pavimentadas solo por concreto, mal colocado claro, por los cuantiosos llamados baches, habiendo materiales alternativos de gran calidad ambiental, como los hidrocretos, que permiten la filtración del agua de lluvia a la vez que son lisos para el flujo vehicular.

Todo esto, sin considerar los mismos efectos en la salud pública por las extremas temperaturas heladas en el norte de México cada invierno.

Quiero expresar que el desarrollo integral de la sociedad depende, solamente de cada ciudadano, organizado en su comunidad para beneficio de la misma sociedad, interactuando enérgica pero prudentemente con el gobierno en sus tres órdenes en toda la temática que envuelve el equilibrio social, económico y político ya que las ciudades son de cada ciudadano y la inmersión de cada uno de nosotros en los asuntos de la agenda pública son de vital importancia para su cumplimiento, abramos los ojos a la realidad.

Es cuanto.

Política Comunicada

Política Comunicada es un medio digital sobre innovación tecnológica y política en la gestión pública de los gobiernos locales Iberoamericanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.