Estrategias de manipulación social en la política

Por Ivanna Torrico

Confúndelos, distráelos, que casi siempre funciona.

En política todo es válido a la hora de evadir situaciones incómodas, desde la utilización de Cortinas de Humo, pasado por la estrategia de la Caja China, etc.

A lo largo de la historia, la política ha utilizado diferentes estrategias de manipulación y distracción social, existen muchas y algunas son muy populares.

La Cortina de Humo: El término Cortina de Humo tiene origen militar y  hace mención al humo que es provocado para impedir al enemigo ver los movimientos de las tropas. Como definición práctica podemos asumir que una Cortina de Humo es todo aquello que sirve para evitar que la gente vea lo importante.

En la Primera Guerra Mundial, por ejemplo, era habitual propagar densas masas de humo para ocultar al enemigo el movimiento de las propias tropas.

Ahora bien, en política, la expresión hace referencia a una maniobra de distracción con la que se pretende apartar el interés de la opinión pública sobre un determinado asunto.

En definitiva, se trata de que el ciudadano no vea lo que verdaderamente importa.

Un ejemplo de Cortina de Humo, es el “escándalo Lewinsky”, que estuvo a punto de costar la presidencia a Bill Clinton, se dice que el 20 de agosto de 1998, coincidiendo con la declaración de Monica Lewinsky ante el Gran Jurado, Clinton ordenó el bombardeo de “bases terroristas” en Sudán y Afganistán en represalia por los atentados perpetrados dos semanas antes contra las embajadas norteamericanas en Kenia y Tanzania.

A algunas autoridades hoy en día, les importa más la percepción que la acción. Cuando lo que vale es lo que los ciudadanos perciben, las estrategias se encaminan más al Marketing de los problemas que a las soluciones de fondo.

La Caja China: Es una estrategia de distracción con alto impacto en la opinión pública.

¿Por qué se denomina Caja China?

Una Caja China, es una caja que contiene otra ligeramente más pequeña dentro de ella y dentro de esta hay otra, y luego otra y así sucesivamente.

La idea ha sido adoptada en la literatura: una narración se desvía a un subtema y luego a otro y así sucesivamente.

Pero en materia política, la estrategia de la Caja China es una manera de distraer llamando la atención a otra noticia que despierta más curiosidad o inclusive morbo.

Se dice que hay dos grandes tipos o maneras de distraer cuando se emplea esta estrategia, la primera es  ocultar la verdad, y la otra es mostrar directamente algo lo falso.

Las Cajas Chinas combinan ambas formas de engañar, porque hacen que se pierda la verdad destacando algo falso o inventado y muchos casos, más espectacular.

@IvannaTorrico

Tras el nacimiento de las Redes Sociales, la propagación de información en las mismas, no se hicieron esperar, por lo que ahora existen herramientas que permiten identificar las preferencias y datos demográficos de los usuarios de Redes Sociales y que fragmentan al público para generar mensajes específicos para cada grupo. 

En la actualidad, este tipo de estrategias de manipulación han encontrado en la Redes Sociales sus grandes aliados, hoy hablamos de las Fake News o noticias falsas que tienen la peculiaridad de que su inmediatez sobrepasa los límites establecidos por los medios tradicionales, al mismo tiempo que su influencia abarca a todo tipo de personas a través de estas y otras plataformas.

La era digital está viviendo un problema serio de desinformación a través de las noticias falsas, diseñadas para engañar y manipular a las audiencias, adquiriendo un poder de influencia mayor que los hechos reales en la formación.

En la pasada campaña presidencial de los EEUU, Donald Trump mostró su gran habilidad para incitar a su electorado, distraer a los medios de comunicación y marcar la agenda a través de las Redes Sociales, él demostró que domina a la perfección el arte de distraer para orientar el rumbo de la discusión política.

Algunos críticos y analistas como Mario Antonio Sandoval, afirman que Facebook y Twitter serían armas de manipulación política, pues el efecto negativo multiplicador aumenta por culpa de quien recibe estos mensajes mentirosos con fines políticos, y casi sin leerlos los reenvía a una red de contactos y estos, también sin analizar, lo hacen con otros grupos.

El Instituto de Internet de la Universidad de Oxford publicó un informe en el que analizaban la influencia que estaban teniendo las plataformas digitales en los procesos democráticos en todo el mundo y concluyeron que los bots, cuentas automatizadas, pueden influir directamente en procesos políticos de importancia mundial. 

Los bots se han utilizado para la manipulación política, porque son efectivos para hacer más fuerte la propaganda online. Cualquier usuario puede usar un ejército de robots políticos en Twitter para dar la sensación de un consenso a gran escala, asegura el equipo de Oxford. Y concluye: La propaganda informática es ahora una de las herramientas más poderosas contra la democracia y por ello las plataformas digitales, necesitan rediseñarse significativamente para que la democracia sobreviva a las Redes Sociales.

Política Comunicada

Política Comunicada es un medio digital sobre innovación tecnológica y política en la gestión pública de los gobiernos locales Iberoamericanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *