ENTREVISTA | Antonio Ibañez Pascual, ayuntamiento de Junta de Castilla y León

En el proceso de puesta en marcha del modelo de Gobierno abierto de Castilla y León, ¿qué problemas te llamaron más la atención?

Gobierno Abierto supone una forma diferente de realizar muchas gestiones dentro de la administración. En no pocos casos, supone realizar nuevas tareas (publicar más información, elaborar ficheros en formatos abiertos, responder a peticiones ciudadanas…).

El principal problema al que nos hemos enfrentado es la necesidad de asignar personal a realizar esas tareas, no por la falta de interés de los mismos (ni mucho menos) sino porque se trata de tareas que se acumulan a las que ya realizan y que pueden acabar desbordándoles.

¿Consideras al ogov como un nuevo paradigma de gestión pública?

Así es. Los ciudadanos podrán conocer mejor qué actuaciones lleva a cabo la administración, las razones por las que está trabajando así y los resultados de las mismas.

De esta forma, la implicación de los ciudadanos en la gestión de lo público debe permitir a las administraciones mejorar en la toma de decisiones gracias al aumento del conocimiento.

¿Qué opinión te merece la transparencia en una AAPP? ¿Trasparentes hasta qué punto?  

La publicación de información es algo que se lleva practicando desde hace años en todas las administraciones, en mayor o menor medida, gracias a toda la información que se publica en los diferentes portales web.

Ahora bien, la información que se merecen los ciudadanos y que nos demandan es cada vez mayor y es fundamental para poder llevar a cabo el resto de actuaciones de gobierno abierto y para que haya una verdadera rendición de cuentas.

La transparencia es condición necesaria pero no suficiente para lograr la confianza de los ciudadanos.

Los gobiernos deben publicar la información más relevante que ayude a cumplir estos objetivos. Yo creo que la transparencia total es, al menos a día de hoy, difícil de conseguir debido a que publicar información cuesta tiempo y, por lo tanto, recursos públicos, tanto humanos como económicos. En todo caso, los mecanismos de acceso a la información están precisamente para suplir esa carencia de que no todo sea público.

La ley de transparencia española supone un avance importante, toda vez que no se tenía anteriormente una ley que abordara específicamente este tema. Ahora bien, creo que debería haber sido más ambiciosa especialmente en cuanto a las obligaciones de qué información debería publicarse.

 

Antonio Ibañez Pascual Jefe de servicio de la web corporativa del ayuntamiento de Junta de Castilla y León.

¿Qué prácticas direccionan para mejorar la participación ciudadana?

Estrategias e iniciativas públicas de interés para el conjunto de la Comunidad se someten a participación ciudadana en la plataforma http://participa.jcyl.es/

Los ciudadanos, destinatarios de esta actuación, para que estos puedan formular cuantas propuestas, sugerencias o consideraciones estimen oportunas, siendo todas públicas. Desde la Administración se responde, también públicamente, a todas las aportaciones que se realicen, indicando cuales pueden ser incorporadas al texto final y cuáles no. En este último caso se explicarán las razones que justifican la no aceptación de la correspondiente aportación.

Se trata de una actuación en la que se han debatido más de 100 documentos, lo cual supone un importante hito.

Además, tenemos una estrategia de presencia en redes sociales, informando al ciudadano y practicando la escucha activa para conocer mejor sus preocupaciones. En la misma hemos lanzado campañas #jcylresponde en Twitter y Facebook, donde los ciudadanos pueden preguntar a los Consejeros, que responden directamente (algo poco habitual entre los responsables políticos españoles).

 

¿Cuáles son las inversiones en la modernización que marcan la diferencia de su gestión con respecto a sus pares?

Creo que lo que nos ha permitido diferenciarnos de otras actuaciones y estar a la cabeza entre las administraciones españolas ha sido el equipo humano.

La inversión (el gasto económico) realizado ha sido muy escaso, únicamente centrados en el lanzamiento del portal de datos abiertos y un apoyo en la gestión de redes sociales.

Por un lado, contamos con el apoyo del equipo de Gobierno, liderado por el Presidente, lo cual nos permite tener el impulso político necesario que hace que todas las Consejerías estén comprometidas en el mismo.

Por otro lado, el trabajo de muchas personas de todas las Consejerías que han trabajan día a día en todas las actuaciones llevadas a cabo. Las tareas de formación y concienciación realizadas con todas ellas no ha hecho sino aumentar el interés de estas personas en las tareas realizadas.

Transparencia, ¿Cómo lograr la confianza de los ciudadanos?

La transparencia es condición necesaria pero no suficiente para lograr la confianza de los ciudadanos.

En el clima de agitación social que vivimos, con continuos casos de corrupción, la falta de transparencia no hace sino alejar aún más a los ciudadanos de los gobiernos.

La transparencia es fundamental, sin olvidar que el resto de políticas de gobierno abierto y el buen gobierno deben completar el camino para recuperar la confianza de los ciudadano.

¿Cuán importante crees que son las redes sociales para la implementación de un Gobierno abierto?

Las redes sociales, como canal de interacción con el ciudadano, deben formar parte del modelo de Gobierno Abierto. Así lo hemos hecho nosotros.

Ahora bien, no es suficiente estar, sino que la presencia vaya acompañada de una estrategia clara y bien trabajada. Deben definirse claramente los objetivos y destinatarios, para poder orientar correctamente los esfuerzos. Todo ello lo hemos reflejado en nuestra Guía de usos y estilo en redes sociales.

Conseguir una interacción útil con el ciudadano es el principal reto al que nos enfrentamos.

La escucha activa nos permite completar la visión sobre qué les preocupa a los ciudadanos, pero debemos tener presente que las opiniones vertidas en las mismas no siempre representan al conjunto de la sociedad sino a partes interesadas (a las que también hay que atender, por supuesto).

No hay que olvidar además que existen otros canales de participación, consulta e información en los que se llevan trabajando desde años.

¿Cómo ves a España en su nivel Open Data?

En España, por un lado, es cierto que se están haciendo esfuerzos y que hay administraciones que llevan trabajando años. Además, hay empleados públicos impulsándolo, así como organizaciones civiles haciendo lo propio.

Por el contrario, España está muy lejos de lo que debe ser la situación ideal, o de iniciativas como las de los gobiernos de Estados Unidos o Gran Bretaña. Además, el avance es lento y todavía hay muchas administraciones que no han dado ningún paso al respecto.

 

¿Percibís de la sociedad un pedido de interacción más profundo con el Estado?

La sociedad está reclamando un cambio en los Gobiernos que lleve a las Administraciones a una gestión más eficiente, que tenga más en cuenta las opiniones ciudadanas.

Ahora bien, la mayoría de los ciudadanos aún no están acostumbrados a buscar esa interacción directa con los gobiernos, posiblemente debido a que muchas de las formas de interacción están surgiendo en los últimos años.

¿Cómo ves las políticas Ogov en Latinoamérica, Cómo ves a la Argentina en un futuro cercano con respecto a la implementación del Open Government ?

Creo que el Latinoamética se están haciendo grandes avances en materia de Gobierno Abierto. Muestra de ello es el compromiso que buena parte de sus países han hecho con el Open Government Partnership. Se puede decir que, junto con los países anglosajones y europeos, son las regiones que más están trabajando al respecto.

En Argentina por lo que veo se han llevado a cabo acciones por parte del gobierno nacional, si bien el impulso debería ser mayor para ir consiguiendo más resultados. El camino que queda por recorrer es muy largo y, al igual que pasa en España, el avance no es todo lo rápido que deseáramos.

¿Cómo contribuye el software libre al open gov?

El Gobierno Abierto establece una forma de relación entre gobernantes, administraciones y la sociedad. Sin lugar a dudas la tecnología ha contribuido a su mayor puesta en práctica en los últimos años.

Por parte de las Administraciones, el uso de software libre no es estrictamente necesario para poner en práctica una política de gobierno abierto.

Ahora bien, el uso de herramientas de software libre facilitará que esos esfuerzos se compartan entre diferentes administraciones, lo cual supone poner en práctica la reutilización y la colaboración consiguiendo mejorar los proyectos y que tengan un mayor uso.

Conseguir una interacción útil con el ciudadano es el principal reto al que nos enfrentamos.

Se dice que antes de implementar el OGov en una gestión es necesario antes que haya un cambio en el interior de las AAPP, eliminando las islas y modificando la organización y cultura administrativa ¿Cuál es tu opinión?

Estoy absolutamente de acuerdo. Un proyecto oGov es un proyecto transversal:

Por un lado, deben implicarse todos los departamentos de la organización. No es coherente que varios departamentos son muy transparentes o que liberan muchos conjuntos de datos en formatos abiertos cuando hay otros departamentos que no están haciendo nada al respecto.

Por otro lado, es preciso que los representantes políticos impulsen esta acción, y que los empleados públicos conozcan el valor de realizar este trabajo.

¿Cuál crees que es el cambio indiscutible que debe realizar una gestión para implementar el OGov?

Que todos los estamentos de la organización conozcan y crean en los beneficios del gobierno abierto, desde los más altos mandatarios hasta el último empleado público.

Sin estas bases cualquier iniciativa que se lleve a cabo será mucho más compleja ponerla en marcha ya que o bien no se contará con el impulso político para llevarlas a cabo o el interés que se pondrá en su ejecución será mucho menor, lo cual impactará en el resultado.

Así pues es necesario empezar con la formación y concienciación.

¿Qué procedimientos debe seguir la administración pública para reingenierarse con el fin propio por el cual ha sido instituida, servir al ciudadano y por el cual el Open Government apela?

La administración debe evaluar todas aquellas actuaciones que lleva a cabo, haciéndolo con perspectiva, es decir, pensar si es la mejor forma de hacer las cosas. Existen protocolos o tareas que se vienen haciendo de una manera desde hace años y, simplemente porque lleva mucho tiempo haciéndose se cree que son óptimas o que no se pueden cambiar.

Las nuevas formas de comunicación con el ciudadano, las herramientas de colaboración con el mismo o dentro de la propia administración deben servirnos para mejorar el servicio que presta la administración.

¿Creés que la sociedad como usuario está preparada para que los gobiernos locales abran sus datos y le den al ciudadano la posibilidad de cooperación colaborativa intra y extra municipal en conjunto con  los agentes públicos?

Se habla de que el Gobierno Abierto supone un cambio cultural dentro de la administración. Y así es.

Pero también es cierto que ese cambio cultural debe producirse también en la sociedad. Hasta ahora no se ha podido acceder a mucha información, participar, trabajar con datos públicos… por lo que la ciudadanía debe conocer las nuevas oportunidades que se les ofrecen.

Por Gisele Parvanoff, Directora Política Comunicada.-

Política Comunicada

Política Comunicada es un medio digital sobre innovación tecnológica y política en la gestión pública de los gobiernos locales Iberoamericanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.