En busca de la movilidad sostenible en Medellín

Empresas de la ciudad integran vehículos eléctricos amigables con el medio ambiente.

Consecuente al nuevo Plan de Ordenamiento Territorial (POT) de Medellín que propone una movilidad sostenible y amigable con el medio ambiente, varias empresas incorporaron el uso de vehículos eléctricos en la ciudad.

Voceros del Grupo TCC, una de las entidades que busca disminuir el impacto ambiental, aseguraron que implementar estrategias como esta es necesario para ciudades de alto flujo vehicular como Medellín.

Con un total de cinco vehículos y una inversión cercana a los 540 millones de pesos (200.000 dólares), la empresa de transporte busca ser un referente en transporte limpio.

Según estudios de la Universidad Nacional, un camión a gasolina produce entre 55 y 80 por ciento de material particulado.

Pero con la implementación de vehículos eléctricos, según Paola Urrego, coordinadora de Gestión Ambiental del grupo, se reducen en 100 por ciento este tipo de emisiones y a su vez, los índices de ruido.

“Sabemos que el mayor impacto ambiental que tiene nuestro negocio son las emisiones de gases por el consumo de combustible. Desde 2010 comenzamos a analizar cuánto era ese impacto y qué estrategias podríamos desarrollar para reducirlo”, explicó Urrego.

Aseguró también, que según cálculos hechos por la compañía,han tenido eficiencias del 90 por ciento en emisiones de CO2 con estos vehículos.

Urrego además dijo que comenzaron el proceso de crecimiento sostenible desde hace cinco años transformando completamente 20 camiones a gas. También actualizaron la flota de más de 171 automotores.

Los resultados de estas primeras acciones fueron reducción de material particulado en 100 por ciento, la de huella de emisión de gases en casi el 80 por ciento, y la de disminuciones de ruido en el 50 por ciento.

Los vehículos eléctricos que se unen a esta flota son cinco Renault Kangoo, que aparte de los beneficios ambientales, mantienen el buen desempeño de carga con 60 caballos de potencia y 55 kilovatios de capacidad. Esto, según los dirigentes de TCC, les ha generado un ahorro del 60 por ciento en gastos de operación.

Indicaron que siguen trabajando con insumos amigables con el medio ambiente, como lo son las llantas sellomáticas de alta duración y las pastas de frenos de disco sin asbesto, que duplica la vida del insumo y evita desechos.

También anunciaron la adquisición de montacargas eléctricos que generan una eficiencia de 11 por ciento. “Hay una tendencia hacia el gas y la electricidad en el país, y creemos que allí está el futuro, y en el caso”, aseveró Urrego.

EL TIEMPO MEDELLÍN

Política Comunicada

Política Comunicada es un medio digital sobre innovación tecnológica y política en la gestión pública de los gobiernos locales Iberoamericanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.