Empoderamiento femenino a través de las redes sociales

Por Jennifer Islas
Reconocer a todas las mujeres de cada rincón del mundo que desde diversas trincheras personales y profesionales han mostrado su solidaridad con nuestro propio género, es el primer paso.
Estoy a favor del feminismo, de ese feminismo que empodera a las mujeres, no un feminismo radical, donde la consigna es «no necesitamos a los hombres», estoy segura porque lo vivo a diario, que mujeres y hombres nos complementamos.
Hablar de empoderamiento femenino es  hacer valer cada uno de nuestros derechos. Es lograr que cada vez más mujeres conozcan estos derechos y defenderlos juntas de la mano.
Ustedes se preguntarán ¿por qué las redes sociales empoderan a nuestro género?  Porque acortan distancias, son un medio de comunicación directo, nos permiten crear un acercamiento y una interacción con nuestro mismo género, con más mujeres para enriquecer nuestra forma de pensar, de ver nuestros temas y nuestra realidad, es una forma de crear comunidad, las redes sociales nos dan voz, nos dan fortaleza.
El acceso a internet, a las redes sociales, ayuda a luchar contra la violencia de género, contra la violencia política, de la cual muchas hemos sido víctimas.
Gracias a las redes sociales se pueden viralizar las violaciones a nuestros derechos políticos, a los derechos a nuestro género y se puede evidenciar a aquellos que sólo nos usan como discurso.
Urge reducir la brecha digital de género para alcanzar la igualdad de oportunidades de las mujeres. El acceso a la información y a la comunicación es uno de los derechos que tenemos que hacer valer las mujeres. Todas y todos hemos escuchado que frenar el acceso a internet a las mujeres significa frenar la igualdad de oportunidades, así que tenemos la obligación  de ayudar a que cada vez más mujeres incorporen el uso de internet a su vida diaria y aprovechen sus oportunidades, las cuales son inmensas.
Necesitamos empoderar a nuestras niñas, a nuestras adolescentes, a nuestras jóvenes con educación, enseñándoles que la violencia no es normal, que no se tienen que acostumbrar a ella, a no callar. Tienen que aprender la importancia del amor propio, de usar las redes sociales, la tecnología de la información y la comunicación, a su favor. Hay que empoderar a nuestro género desde niñas con conocimiento, no alejandólas de la tecnología.
Las TIC nos empoderan, gracias a la tecnología podemos prepararnos y estudiar a distancia, obtener información, información en tiempo real. Debemos ir aprendiendo también a detectar cual es la información verídica y cual no, desgraciadamente las redes sociales también han dado paso a la desinformación y a que muchos mal intencionados pretendan mal informar y confundir a la gente.
Las redes sociales son una revolución social y las mujeres tenemos que hacerlas nuestras aliadas. La redes sociales ha cambiado ya a la comunicación y la política y las mujeres no podemos ser ajenas a estas transformaciones,
Desgraciadamente las redes sociales también son un lugar para que algunos delincuentes encuentren a sus víctimas, las más vulnerables por desgracia son niñas, adolescentes y jóvenes. Por eso es importante que así como les enseñamos a abrir una red social, les enseñemos los peligros que existen en las redes sociales, para prevenir que sean víctima de un delito.
Eviten compartir su ubicación. NO se reúnan con desconocidos, vemos muchas Alertas Amber donde dicen que después de estar en contacto con alguien en Facebook se fue a reunir con esa persona y ya no regresó.
Las redes sociales también nos ayudan a encontrar empleo muchas veces, las mujeres desempleadas no conectadas a internet, tienen menos probabilidades, pero hay que ser cuidadosos, asegurarnos que es una vacante real, NO VAYAN SOLAS A LAS ENTREVISTAS DE TRABAJO, NO PONGAN INFORMACIÓN PERSONAL.
A nivel mundial hemos visto que hay un incremento de feminicidios, por eso resalto la importancia de cuidarnos desde las redes sociales, no todo es malo, porque también gracias a las redes, a las tic, se ha podido prevenir muchos delitos contra nuestro género.
No seamos parte de la violencia política que se vive en las redes sociales, especialmente entre nuestro género, hay que ser honestas, nos quejamos que somos victimas de violencia, que no respetan los derechos de nuestro género, menos nuestros derechos políticos, exigimos que se respeten pero, hay mujeres que por desgracia son las que violentan a otra mujer,  son las mismas mujeres las que muchas veces crean una comunidad de trolls y bots para violentar a otra mujer, cayendo en el ciberbullyng.
¿Queremos empezar a erradicar la violencia política contra nuestro género?
Demonos la mano en lugar de ponernos el pie, hablemos bien unas a otras también en las redes sociales, celebremos los logros políticos de las demás y si no tenemos nada bueno que decir, mejor no pongamos nada. Hagamos literal redes de mujeres protegiéndonos unas a otras, demostremos que es verdad que si a una la violentan,  nos violentan a todas. Hagamos una revolución en las redes sociales a nuestro favor.
Impulsemos en cada rincón del mundo Comunidades de Mujeres a través de redes sociales, como un espacio participación política y social; por nada olvidemos que si una mujer crece, crecemos todas.

Política Comunicada

Política Comunicada es un medio digital sobre innovación tecnológica y política en la gestión pública de los gobiernos locales Iberoamericanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.