El sentido común ‘ha muerto’ en la ComPol Mexicana

ERRORES AL CONMEMORAR LA FIESTA DE TODOS LOS SANTOS

Por Víctor Galicia Montiel

La falta de sentido común en el departamento de comunicación de algunos gobiernos puede llegar a ser fatal… más cuando se trata de conmemorar una fecha tan emblemática para México como lo es el Día de Muertos.

Y es que los huesitos, calaveras, veladoras, flores y demás elementos ornamentales propios de esta temporada, retoma un papel simbólico distinto cuando según datos del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP) la cantidad de homicidios en nuestro país -de diciembre a junio pasados- aumentó 6%, en comparación con el año anterior, y ha habido muchas más muertes violentas que en los años de la guerra contra el narcotráfico del expresidente Felipe Calderón (2006-2012).

A esto, hay que agregarle la violencia e incertidumbre social generada por el  ‘huachicoleo’ y la guerra de cárteles que se ha desatado en los últimos tiempos, enmarcando la entrada de la llamada 4T. Ejemplo de ello es el estado de Colima, que de acuerdo con el SNSP tiene la mayor tasa de homicidios en el país, (2 diarios) algo nunca antes visto. 

Con este escenario tan desgarrador para la tierra del tequila y el mezcal, comunicar una festividad tan viva, colorida y mexicana se vuelve sin duda más complejo de lo habitual, y cual artesanos quienes se dedican a elaborar mensajes para los distintos niveles de gobierno, deben usar estratégicamente las imágenes y palabras adecuadas para no comunicar la percepción de un gobierno alejado a la ciudadanía, que no se da cuenta (o no se quiere dar cuenta) de todo lo que está pasando en la nación.

Como nunca antes, el crimen ha tomado por asalto a los mexicanos y este es el contexto que debe tomar en cuenta quienes planean, diseñan y ejecutan ESTRATEGIAS comunicacionales, para hacer alusión a la muerte, logrando trasmitir una tradición festiva que nos habla de una exquisita mexicanidad, pero sin ignorar el panorama tan desolador que tenemos frente a nuestra nariz.

VERACRUZ, ¿SE ANTOJA?

Para invitar a propios y extraños a visitar uno de los estados más bonitos que tiene la República Mexicana como lo es Veracruz, al equipo de marketing o comunicación del gobierno estatal le pareció congruente hacer acompañar a una CALAVERA con la frase “Veracruz se antoja”. 

Semanas antes, estas fueron las portadas de los principales periódicos del país, enfatizando que la violencia había rebasado a aquel estado: “28 muertos en Coatzacoalcos. Los homicidios dolosos, secuestros y feminicidios van en aumento en Veracruz”.

https://cdn-3.expansion.mx/dims4/default/d9329cf/2147483647/strip/true/crop/1200x607+0+0/resize/800x405!/quality/90/?url=https%3A%2F%2Fcdn-3.expansion.mx%2Fc9%2F8f%2Fa544b3cf44fd815799de13c9d2f8%2Fveracruz-violencia-coatzacoalcos.jpg

Una calavera. ¿De verdad? Ante ese panorama, ¿se antojaba visitar el estado? Tal vez, con un mensaje diferente… 

Por decir algo, en Veracruz se toma uno de los cafés más ricos de México, que aunado a una hojaldra (pan de muerto) con chocolate, sumado con la palabra ANTOJA, habría transmitido un mensaje plenamente distinto, además de potenciar su marca estado, resaltando el inigualable SABOR jarocho. 

Pero no. 

EL CASO PUEBLA

En lo que va del año, los poblanos hemos desayunado con titulares como “Aumenta 22 por ciento la violencia en Puebla; se triplican feminicidios y secuestros”. Y es que la entidad pasó de tener un registro de 8 mil 470 delitos en 2018 a 10 mil 401 denuncias tan sólo en los primeros tres meses de este 2019.

Puebla ocupa el tercer lugar nacional en feminicidios, el primero en robo de infantes, y aumentó 940% el robo con violencia en transporte público. Bajo este contexto, en el Ayuntamiento les pareció ‘creativo’ sustituir los elementos de su logotipo por ‘huesitos’ para conmemorar la temporada de MUERTOS.

Esto, sumado a un gobierno gris que desde sus inicios no ha sabido cómo comunicarse con la ciudadanía, sólo logró una fuerte crítica mediante redes sociales al ayuntamiento entero, dañando aún más la ya deteriorada percepción de la primera presidenta municipal de izquierda, que si no cambia de estrategia (o genera una de una vez por todas) convertirá a este logotipo en la lápida mortuoria de su gestión. 

SIN COMUNICACIÓN NO HAY POLÍTICA

Estos ejemplos nos dejan entrever que los equipos de comunicación de los gobiernos carecen de verdaderos estrategas que consideren elementos tan esenciales como el CONTEXTO al momento de diseñar mensajes para la ciudadanía, pues desconocen la importancia de una imagen y su función en el discurso.

Es momento de despedir de comunicación social al primo o al amigo, porque ahí  debe haber profesionales gestionando lo más importante de sus gobiernos. Y si no se diseñan como un traje a la medida esta clase de ‘carteles’ que es el tipo de comunicación más burdo, no podemos pedir inteligencia en otro tipo de elementos que favorecerán o no, la percepción que se genere sobre el gobierno en turno.

PERCEPCIÓN, palabra clave para la política.

Pero pareciera que quienes están en el área de COMUNICACIÓN en estos ejemplos que vimos y en otros (porque hay muchos más) desconocen la más grande máxima del medio: TODO, ¡TODO! COMUNICA. 

Política Comunicada

Política Comunicada es un medio digital sobre innovación tecnológica y política en la gestión pública de los gobiernos locales Iberoamericanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.