El sector indígena del Ecuador traza su agenda para las presidenciales de 2021

Por Santiago León

El pasado 2 de octubre de 2019 el presidente del Ecuador, Lenín Moreno, anunció el paquete de reformas del decreto 883; entre ellas, la eliminación del subsidio al diésel y la gasolina, que representan al país 1.400 millones de dólares anuales. Con esta medida, los combustibles se iban a comercializar a precios internacionales. 

Pasaron las horas y los diversos gremios y organizaciones de la nación anunciaban el rechazo a la decisión del Gobierno. El país sufrió 11 días de manifestaciones que dejaron lamentables secuelas. 

Durante las paralizaciones, Jaime Vargas, presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (CONAIE), tuvo un gran protagonismo en medio de las protestas, pues lideró las movilizaciones, que por un momento se radicalizaron. Miles de indígenas fueron azuzados para pedir la derogatoria del decreto. 

Conforme pasaban los días el país empezaba a sentir desabastecimientos. Poco a poco se terminaban los alimentos, las medicinas, el gas licuado de petróleo, entre otros productos y servicios de primera necesidad. Decenas de vías interprovinciales fueron bloqueadas por los manifestantes lo que provocó que las ciudades quedaran sitiadas. 


Santiago León

Ante la crisis social y política que vivía el país la Conferencia Episcopal Ecuatoriana y el Sistema de Naciones Unidas en Ecuador anunciaban la mediación entre el gobierno y el movimiento indígena. Gracias a las voluntades de ambas partes se eliminó el decreto y el país regresaba a la normalidad. En este momento se marca el punto de inflexión político. 

A partir del domingo 13 de octubre las manifestaciones se terminaron, pero las agendas de los indígenas continuaron. Mientras redacto este artículo los líderes permanecen en medios de comunicación y recorren las provincias del país solicitando apoyo de otras organizaciones políticas. Además, ya presentaron su propio modelo económico al Presidente y sus ministros. 

En una entrevista a un medio de comunicación nacional Jaime Vargas no descartó la posibilidad de terciar para las elecciones presidenciales de 2021 “si el pueblo lo pide”. Indicó que el país sí podría ser gobernado por indígenas. 

Estas declaraciones no están fuera de poco, pues los indígenas tienen su propio partido político: Pachakutik. En las pasadas elecciones seccionales el partido tuvo buenos resultados y ahora tienen una amplia presencia política en el país. 

Asimismo, hace pocas horas, la Asamblea Nacional del Ecuador archivó la Ley de Crecimiento Económico que fue presentado por el Ejecutivo, nuevamente el movimiento indígena emitió un comunicado oficial con su postura, en la que solicitaban a los asambleístas a archivar el proyecto, caso contrario se iba a convocar a protestas. Finalmente, el proyecto fue rechazado. Un golpe duro para el gobierno. 

El indigenado ecuatoriano ha tomado el pulso al gobierno y están atentos para activar a sus bases. A pocos meses de iniciar la carrera a la Presidencia de la República y a la Asamblea Nacional los indígenas calientan motores. 

Foto: Reuters

Política Comunicada

Política Comunicada es un medio digital sobre innovación tecnológica y política en la gestión pública de los gobiernos locales Iberoamericanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.