De la Ideología al Hambre Electoral

Por José Castro

Más dinero para el Instituto Nacional Electoral  y Partidos Políticos,  2016.

Elecciones en México, de nueva cuenta, y con esto más presupuesto al INE que próximamente estrenará instalaciones ya que el Congreso de la Unión, autorizó la compra de un inmueble con valor de 1,100 millones de pesos (62 mil dólares) y un presupuesto de 15, 473, 835 millones de pesos mexicanos (878,197 miles de dólares)  para llevar a cabo la organización del proceso electoral de este año que se llevarán a cabo en 13 entidades federativas, doce de manera ordinaria, donde se elegirán Gobernadores, Alcaldes y Diputados Locales y una de forma extraordinaria para Gobernador Constitucional del Estado de Colima, debido a la resolución del Tribunal Electoral de dicho estado por la probada intromisión del gobierno local saliente en la votación celebrada el 7 de junio pasado a favor del candidato de su partido, el Revolucionario Institucional (PRI), que se tendrá que repetir y donde también habrá varios millones de pesos divididos de acuerdo a su representación en el mapa nacional para los partidos políticos, esto, para que puedan comprar los suministros necesarios que les permitan lograr el objetivo común acorde a sus intereses para ganar el próximo domingo 5 de junio, fecha de vital importancia para el gobierno nacional ya que se elegirán a 13 mandatarios estatales que desde sus trincheras políticas, sociales y económicas deberán crear coyunturas que permitan negociar a sus respectivos grupos políticos, las candidaturas para el cargo máximo de elección popular y la aspiración de todo mexicano, la Presidencia de la República.

Financiamiento Público para los Partidos Políticos de México.

Partido Político Nacional Financiamiento Total 2016 (miles de millones pesos) Financiamiento Total 2016 (millones de dólares)
Partido Acción Nacional $797,430,939.76 $45,257,147.55
Partido Revolucionario Institucional $1,051,672,771.60 $59,686,309.40
Partido de la Revolución Democrática $484,398,184.72 $27,491,383.92
Partido Verde Ecologista de México $362,523,870.58 $20,574,567.00
Movimiento Ciudadano $337,164,355.86 $19,135,320.99
Nueva Alianza $262,800,778.93 $14,914,913.67
Movimiento Regeneración Nacional $406,877,517.98 $23,091,800.11
Encuentro Social $250,789,901.84 $14,233,252.09
Total $3,953,658,321.27 $224,384,694.74

 

Hasta el día de hoy el Revolucionario Institucional, hablando de partidos, cuenta con 19 gubernaturas, Acción Nacional con 6 y la llamada Izquierda con 5, sumando  los gobiernos estatales de coalición encabezados por el Partido de la Revolución Democrática (PRD),y Nuevo León que es gobernado por Jaime Rodríguez Calderón “El Bronco”, quien fuera candidato independiente, ganando la gubernatura con el 48 % de los votos de su estado, razón por la cual dicha fecha es la cita de todos los actuadores políticos que estarán, a partir del 1 de enero del presente año, moviendo sus piezas para lograr los mejores acomodos en dirección a ese día de fiesta democrática.

Pero… ¿Qué sucederá?

La legislación electoral de México permite las coaliciones entre partidos políticos y  se harán presentes, pues veremos al PRI, al Verde y Nueva Alianza, precisamente aliarse para ganar electoralmente, sin importar una de las premisas vitales de la ciencia política: la ideología.

ce6e2358-0fd0-4b1f-a524-3e7ce6376faaPor otra ruta tal vez seamos partícipes de algo que los alquimistas jamás han logrado consumar, mezclar el agua y el aceite, es decir formar candidaturas comunes entre los partidos Acción Nacional y de la Revolución Democrática y demás correligionarios de la izquierda mexicana para obtener la mayoría de los gobiernos estatales, municipales y congresos locales en juego, ya que este es el objetivo de toda contienda electoral para acceder a la gestión, legislación y administración de los recursos públicos.

Sabiendo que la actual democracia en el país es el resultado de la lucha de clases de 1910, llamada Revolución Mexicana, que no fue más que, en primer momento la sublevación de los marginados contra la oligarquía actual y en segundo momento la lucha por el poder de los dirigentes militares que sobrevivieron al ajedrez jugado en ese entonces por todo aquellos que aspiraban a dirigir este país.

Jamás en la historia política del país se ha completado este acto de generar alianza electoral entre la llamada izquierda y derecha, pero, ¿Ser que está ocasión se concrete para lograr la mayoría de los gobiernos?, ¿Es más grande él hambre del poder por el poder que el gobernar de acuerdo a los ideales y postulaciones de los diferentes espectros políticos?

José Castro @JoseCastro0751 Analista Político y Consultor en Políticas Publicas Locales, con experiencia en el estudio y elaboración de esquemas descriptivos de la Tipología Socioeconómica Regional y Nacional para la generación de Estrategias dirigidas al Desarrollo Integral del Municipio Mexicano. Coach Internacional Ejecutivo y de Equipos, conferencista en temas empresariales y políticos. Actualmente colabora en la integración y ejecución de proyectos de inversión dirigidos al Desarrollo Sustentable y Sostenible por medio de diversas Organizaciones Sociales y Académicas en México.
José Castro
@JoseCastro0751
Analista Político y Consultor en Políticas Publicas Locales, con experiencia en el estudio y elaboración de esquemas descriptivos de la Tipología Socioeconómica Regional y Nacional para la generación de Estrategias dirigidas al Desarrollo Integral del Municipio Mexicano.
Coach Internacional Ejecutivo y de Equipos, conferencista en temas empresariales y políticos.
Actualmente colabora en la integración y ejecución de proyectos de inversión dirigidos al Desarrollo Sustentable y Sostenible por medio de diversas Organizaciones Sociales y Académicas en México.

En el contexto internacional vivimos el momento postelectoral de España, donde el Partido Popular (PP) ganó la mayoría relativa del Congreso en la jornada electoral  del pasado 20 de diciembre, al obtener 123 legisladores,  pero al no contar con la mayoría de diputados (176) en el mismo, (conformado por 350 curules),  que le permitan a Mariano Rajoy seguir en la Presidencia del Gobierno de aquella Monarquía Parlamentaria, no se han logrado acuerdo con la oposición,  es decir entre el Partido Socialista Obrero Español (PSOE), quien logró 90 espacios en dicho recinto y/o con Ciudadanos, partido denominado de “centro” en el espectro político que lograron 40 curules, los encabezados por el catalán Albert Rivera, siendo estos últimos, los fieles de la balanza en las negociaciones para mantener a Rajoy en el Gobierno o nombrar algún sucesor, pudiendo ser este, Pedro Sánchez, actual Secretario General del PSOE; naturalmente no hay química entre el agua y el aceite, si bien es cierto que cada Estado tiene la democracia que considera más eficiente para sus sistemas políticos, sería conveniente analizar más a fondo el desenlace de la sucesión del gobierno español ya que en política todo es posible antes de echar por la borda un banquete tan espléndido como el de este año, donde el Partido Popular logró, por mucho la mayor cantidad de diputados y que con visión y madurez podrá sacar provecho a los votos recibidos.

Ahora bien ya de regreso a México, con fundamento en los datos del Instituto Nacional Electoral en la elección celebrada el pasado año, la ciudadanía acudió a cumplir una las obligaciones civiles estipuladas en la Constitución Mexicana  39,872,757 millones de ciudadanos 47,24%  de la lista nominal, teniendo un elevado porcentaje de abstencionismo, donde el PRI resultó vencedor ya que recuperó Gobiernos estatales como Guerrero y Sonora, pero todos aquellos que, como quien esto escribe, trabajamos en política, nos preguntamos precisamente porque fue tan alto el índice de ciudadanos que no acudieron a las urnas, (44,525,757 millones de ciudadanos) el 52,76% de abstencionismo, esto es lo  verdaderamente importante para gobernantes, dirigentes políticos, y por supuesto, los actuadores sociales, para encontrar soluciones reales, lejos de la demagogia, ya que el votar y elegir a nuestros gobiernos, es vital para el desarrollo integral de la nación, estando cierto, en lo personal, que, los ciudadanos tenemos los gobiernos que merecemos.

Quisiera concluir dejando a su consideración, apreciado lector, las siguientes preguntas.

¿Será que los partidos políticos saben que dice la opinión pública de estas coaliciones?

¿La militancia está de acuerdo con las alianzas electorales?

Pero lo más importante.

¿Los ciudadanos acudirán a cumplir su obligación de sufragar por quien más les convenza o… les convenga?

A trabajar y que venga lo mejor para México.

Es cuánto.

///

 

Política Comunicada

Política Comunicada es un medio digital sobre innovación tecnológica y política en la gestión pública de los gobiernos locales Iberoamericanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.