Conocemos a Róterdam, una de las cinco ciudades más sostenibles del planeta

Se implantando plazas inteligentes, capaces de acumular agua de las calles y luego drenarla poco a poco hacia el suelo

Además, la segundad ciudad de Holanda es líder en el desarrollo de políticas verdes para reducir la emisión de gases invernadero. Su privilegiada situación económica, impulsada por la presencia del puerto más grande de Europa (y el sexto del mundo), permite que la localidad se haya marcado como objetivo que el 100% de la energía que consume sea renovable en 2030. También espera contar con más de 200.000 vehículos eléctricos en sus calles.

“Va más allá de un conjunto de medidas aisladas de eficiencia energética”, explican desde de la Universidad de Delft, que aconseja a las autoridades en esta transformación pionera en Europa. Si algo está demostrando la capital industrial holandesa es que el desarrollo económico puede ser sostenible con los ciudadanos y con el medio ambiente. Pero conseguirlo no es cuestión de suerte, y menos si reducir tus emisiones un 50% a 2025.

El Ayuntamiento de Róterdam ha basado su estrategia en un plan con medidas concretas y sus respectivos objetivos, entre los que se encuentran reducir las emisiones a la mitad, prepararse para las consecuencias del cambio climático, mejorar la calidad del aire o reducir el ruido ambiental. Y claro, no hay nada gratis. Las autoridades locales se han gastado 31 millones de euros para alcanzar sus ‘planes verdes’.

Al calor del puerto. Tener el puerto más grande del continente tiene que tener cosas buenas, como aprovechar la zona industrial para calentar la ciudad entera. Una red de transmisión permite trasladar el calor residual de las industrias hasta las viviendas. De hecho, el calor generado llegará a todos el sur del país con un conducto que ya tiene más de 50 km de largo. Cuando terminen las obras las emisiones holandesas se reducirán en un millón de toneladas de CO2 anuales.

¡Que sobre la energía renovable! Dentro de su programa sostenible, Róterdam tiene como objetivo en 2030 abastecer a más del 60% de sus vecinos con energía eólica, mientras que la energía solar aportará el 40% restante de la demanda. Cuando el ayuntamiento haga las cuentas de la luz, la factura le saldrá a devolver y se convertirán en una ciudad generadora de electricidad.

Se acabaron las gasolineras. A golpe de incentivo, la ciudad portuaria espera tener 200.000 vehículos eléctricos circulando por las calles. La medida no solo incluye a coches y motos, si no al transporte público, camiones de reparto y bicicletas municipales.

Aprovechar la lluvia. Ya que Róterdam teme más una inundación que una sequía, gestionar bien las lluvias cada vez más intensas es todo un reto. Entre las medidas que están implantando están las plazas inteligentes, capaces de acumular agua de las calles y luego drenarla poco a poco hacia el suelo. Teniendo en cuenta que el 90% de la ciudad se encuentra por debajo del nivel del mar…

idealista

Política Comunicada

Política Comunicada es un medio digital sobre innovación tecnológica y política en la gestión pública de los gobiernos locales Iberoamericanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.