¿Cómo seleccionar tecnología para la #CiudadInteligente? Parte 1

Por Gustavo Giorgetti  @Gus_Giorgetti

Ante los vertiginosos cambios tecnológicos seleccionar e integrar tecnología en nuestras ciudades es todo un desafío. Ya vimos que las necesidades son estables a largo plazo y son la brujula que nos debe guiar. Pero no es lo mismo con las soluciones para estas necesidades. Son muy diversas y cambiantes; seleccionar correctamente las mas adecuadas no es simple y es muy fácil equivocarse, a menos que entendamos las fuerzas que intervienen y afectan su evolución.

Para entender de que hablamos, veamos dos ejemplos. En los años 80 en Argentina proliferaban electrodomésticos de distintos orígenes; de EEUU con sus enchufes originales, otros de origen local que ya cumplían con la nueva norma de 3 patas y por supuesto todos los heredados con el formato de 2 patas cilíndricas europeo. Lidiar con esa diversidad de enchufes era un problema, pero la “inventiva local” encontró una solución. Creo una “zapatilla eléctrica argentina” capaz de contener toda esa diversidad de opciones,  En todo el mundo se usan zapatillas eléctricas, pero solo para aumentar la capacidad, es decir solo muchos enchufes iguales. Es así que en los 80 una zapatilla argentina contenía todas las opciones que se usaban. Pero luego de 20 años se generó un nuevo modelo de zapatilla argentina, donde ya no se podían distinguir los formatos originales, todos se podía enchufar en cualquier lugar ya que las diversidad se había juntado.

ench

La solución final modelo 2000 fue una buena decisión, porque los enchufes hacía décadas que no cambiaban de formato, ni aparecían otros nuevos. Eran diversos pero estables. Ahora pensemos por un momento que hubiese pasado si esos formatos seguían cambiando o apareciendo otros nuevos cada 5 años. La pregunta en esa situación sería, ¿Juntar esa diversidad habría sido una buena decisión?. La pregunta que debemos hacernos en cada momento es: ¿Qué es mejor: juntar o separar una determinada “diversidad” en su actual estado del arte?

Resultó inteligente comenzar manteniendo por separado las diferentes fichas y luego, viendo que había estabilidad, avanzar juntando los formatos. Entonces la decisión correcta fue juntar,  por el “no cambio” o estabilidad de los formatos.

Veamos otro caso más global. En los años 60, lo último era tener un “combinado”.  Un equipo estéreo hifi que integraba la radio, la bandeja de discos de vinilo y algunos hasta un televisor. Pero de pronto el desarrollo tecnológico se extendió en múltiples formatos y componentes. Esto hizo que grandes empresas ya posicionadas con el “combinado” sucumbieran ante la aparición de nuevas marcas, que emergían especializadas en algunos componentes. La cinta tenía que ser Sony, la bandeja Fisher, y así para cada componente. Para que funcionara todo junto, sólo había que respetar un estándar, la ficha RCA. Pero claro, luego se llegó a un alto nivel de calidad en el audio/video que satisfacía la necesidad establecida. Esta nueva estabilidad “permitió” volver a juntar todo y así aparecieron los “All in One”.

equipos

¿Qué se puede aprender de este caso?  Al principio se JUNTÓ lo que era estable (la radio y el fonógrafo), dando origen al “combinado” de los 60s.  Los diferentes avances (cambios), hicieron más adecuado SEPARAR para “liberar” el desarrollo de los nuevos componentes y sus formatos: cinta abierta, luego cassette y que luego permitió la aparición del VHS en video,  pasando velozmente por los discos analógicos para video, hasta que se logró la convergencia de formatos de audio y video digital. Ante una nueva estabilidad la tendencia esperada fue volver a JUNTAR.

Una muy mala decisión hubiese sido buscar perpetuar el modelo “combinado”, porque el desarrollo explosivo de formatos y su evolución no hubiera sido posible. Nuevamente vemos como la elección correcta tiene que tener en cuenta el estado del arte y su tendencia.

Este ciclo es la curva “S” de evolución sistémica, que cualquier cosa sea tecnológica o natural está obligada a recorrer en su transformación interna como respuesta a los requerimientos de las fuerzas externas.

equipos 2

La zonas estables o “controladas” de la curva están en sus extremos donde todo se junta y se integra. Quizás por eso el ser humano se siente más cómodo con los “sistemas integrados” = estabilizados, en lugar de tener todo separado y en cambio permanente. Pero esta etapa de ruptura o separación trae consigo una transformación en la partes y en la forma de juntarlas. Estas vuelven a integrarse pero de manera distinta, con nuevos estándares, con otra arquitectura capaz de soportar esa mayor diversidad que las necesidades demandan.

Estos ciclos de evolución se repetirán eternamente, por eso al momento de seleccionar plataformas de solución en las ciudades,  la clave pasa por comprender cómo están evolucionando sus curvas y cómo se relacionan éstas con las de otras soluciones existentes. Equivocarse tan solo en la decisión de “juntar” o “separar” puede volver rápidamente obsoleta la nueva solución por no permitir su adecuada transformación o en el mejor de los casos producir un fuerte retraso temporal en la evolución de la ciudad.

Si vemos que estamos en un momento explosivo de cambio exponencial, con alta incertidumbre separar es sin duda la decisión correcta.

Así como en el caso de los equipos de audio un simple estándar (ficha RCA) permitió que convivan distintas marcas de minicomponentes, hoy se necesitan mínimas reglas de convivencia digital. Estas reglas de “Urbanismo Digital”  permiten utilizar en nuestras ciudades los diversos desarrollos que la innovación abierta genera.

En las 2da parte de este post veremos las fuerzas que están impactando actualmente sobre las TICs en su curva de desarrollo.

Política Comunicada

Política Comunicada es un medio digital sobre innovación tecnológica y política en la gestión pública de los gobiernos locales Iberoamericanos.

3 comentarios en “¿Cómo seleccionar tecnología para la #CiudadInteligente? Parte 1

  • el 4 junio, 2015 a las 20:41
    Permalink

    Estimado Gustavo, muy bueno el artículo, ayuda a la reflexión. Los ejemplos presentados son muy gráficos, me encantó el de la zapatilla argentina. Sin dudas que para encontrar la solución correcta son necesarias la participación y la acción; pero para ello es imprescindible que la problemática sea tema de conversación cotidiano entre los ciudadanos; en ese sentido me parece muy valioso el aporte de tus artículos. Atentos saludos!

    Respuesta
    • el 8 junio, 2015 a las 11:38
      Permalink

      Hola Federico, gracias y disculpa la tardanza en aprobar tu comentario.Te invitamos a seguir leyéndonos ! Saludos Equipo PolCom

      Respuesta
    • el 8 junio, 2015 a las 13:49
      Permalink

      Federico, .Como bien decís, solo cuando estos temas de la ciudad están en la conversación (están en la agenda ciudadana) , se generan los diálogos de la participación y aparecen las acciones de cambio, solo así es posible mejorar. Estos Post buscan mostrar que sin sentido común, es muy fácil equivocarse y hacer cosas costosas e innecesarias.
      Gracias por tus comentarios

      Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.