Cómo los políticos reales deben reaccionar ante las fake news

Por Ana Aguilar 

Ya en otras ocasiones he mencionado que nadie, y mucho menos una empresa o institución, está exenta de una crisis de comunicación; pero qué pasa con una crisis de comunicación cuyo origen es una noticia falsa o fake news. Recordemos que una de las ventajas de las crisis de comunicación es que llegan de sorpresa, sin previo aviso y muchas veces ya contamos con protocolos específicos sobre cómo reaccionar ante algún comentario o acción que tiene una reacción en redes sociales; pero para lo que no estamos preparados, en muchas ocasiones, es para abordar una crisis creada por una noticia falsa.  

​Ana Aguilar es experta en planificación estratégica de la comunicación. Con habilidades en la formulación de políticas, estrategias, planes y campañas comunicacionales. Gestión y evaluación de la comunicación en situaciones de crisis.
Especiali​sta ​en Análisis político, estrategia de comunicación, Política 2.0
Asesor​a​ en comunicación política (campañas electorales, manejo de imagen, consultoría política, comunicación para el manejo de crisis y relaciones con la prensa).
​Su experiencia ​se centra ​en trabajo​s​ con grupos multidisciplinarios​ c​on capacidad de desarrollar relaciones interinstitucionales y multidisciplinarias.

Una particularidad de las fake news es que se distribuyen muy rápido en las redes sociales y en WhatsApp. Además, las que son de origen político son las que pueden llegar a ser las más virales y pueden llegar más lejos que la misma verdad, ejemplo de esto lo que sucedió en las elecciones norteamericanas, de hecho uno de los picos más altos en generación de noticias falsas ha sido en las elecciones en las que compitió Donald Trump.

Considero que lo peor que un político o institución política puede hacer ante una crisis en redes sociales cuyo origen es una noticia falsa es quedarse callada o no reaccionar. Lo ideal será repeler el ataque de la manera más rápida y cautelosa posible, con un único mensaje respaldado por pruebas o datos de terceros. No se trata de responder solo por responder o de salir a debatir las mentiras publicadas, es responder con la verdad y de evitar la ambigüedad o ser impreciso contra contrarrestando con una estrategia de comunicación clara y pero sobre todo humana.

Las noticias falsas tienen la característica de apelar a las emociones, no es que sean racionales, así que desde la comunicación no podremos pretender reaccionar con datos fríos o estadísticas que aunque ayudan a la credibilidad no son efectivas ante las emociones. La comunicación para enfrentarlas debe ser dotada de emotividad para que nuestros interlocutores empaticen más y sientan que nos conocen.

Por otro lado, algo muy importante en la estrategia serán esos “terceros” o “influencers” que utilices ya que de la credibilidad de ellos y sus opiniones también dependerá el manejo de tu crisis. Aquí es donde toma valor dentro de la estrategia digital tener terceros confiables y conocer nuestras comunidades, así como construirlas y cuidar sus identidades digitales.  

Mientras que en el entorno digital y en algunos países la discusión sobre qué hacer con las fake news no llegue a nada, la realidad es que estamos expuestos a este tipo de noticias y debemos estar preparados ante ellas. No podemos actuar como si nunca nos ocurrirá o si nos ocurrió que ya quedó en el pasado, más bien hay que aprender de lo que sucede a nuestro alrededor.

Política Comunicada

Política Comunicada es un medio digital sobre innovación tecnológica y política en la gestión pública de los gobiernos locales Iberoamericanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *