Candidatos en riesgo, los están matando

Por Ruby Soriano

En la sexta semana de elecciones en México, los signos de violencia reflejan la cruenta y cruda realidad que se palpa en los territorios “calientes” del país, donde se siente el riesgo, el miedo y la inseguridad.

En los últimos cinco días, las bajas golpearon al Movimiento de Regeneración Nacional donde fueron asesinados dos de sus candidatos: José Remedios Aguirre en Apaseo, Guanajuato y Abel Montúfar en Coyuca de Catalán, Guerrero.

El ambiente se torna denso y en alerta ante los actos violentos que se vienen consolidando y que exhiben la vulnerabilidad de quienes están contendiendo por cargos de elección popular.

Hay miedo, sobre todo, de parte de quienes están haciendo campañas en las entidades donde están operando bandas delincuenciales ante las que poco se puede hacer, debido a la impunidad con la que actúan.

A todo esto se suma la facilidad con la que se llega o se intercepta a los candidatos, debido a que la mayoría de ellos carecen de seguridad.

Caso especial es el del candidato presidencial por Morena, Andrés Manuel López Obrador quien en repetidas ocasiones muestra en sus redes sociales los tumultos que se viven en sus mítines y la ausencia de un equipo de seguridad que proteja al candidato.

Los riesgos que actualmente se están viviendo en el proceso electoral mexicano no son menores, cuando son diferentes zonas del país las que reportan un alto riesgo de violencia que podría detonar enfrentamientos o hechos lamentables de no tomarse medidas inmediatas.

Por su parte el gobierno federal ha guardado silencio sobre lo que está ocurriendo con asesinatos y amenazas a candidatos.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos ha lanzado un llamado para advertir los riesgos que se están presentando en las elecciones de México, con la finalidad de frenar riesgos y que la contienda electoral no reporte más actos sangrientos.

La estadística roja en el asesinato de aspirantes, candidatos o personajes vinculados a la política obliga a lanzar una voz de alerta, una vez que durante los periodos de intercampaña, precampaña y campaña los decesos se acercan al centenar de asesinatos.

Ruby Soriano es directora de Mediatikos Consulting especializada en Estrategia y Comunicación Política.
Forma parte de la directiva de Mujeres de la Política, asociación integrada por consultoras políticas en América Latina y España.
Durante varios años ejerció el periodismo en Medios de Comunicación mexicanos como El Universal, Milenio y La Radiante 105

Anaya y Meade bajan la velocidad

La actividad de los candidatos presidenciales punteros refleja los ánimos que se viven en sus cuartos de guerra.

El panista Ricardo Anaya el más cercano competidor de Andrés Manuel López Obrador, sigue con su campaña que empieza a percibirse repetitiva al reflejar las continuas alusiones a su contrincante de Morena.

En tanto el priista José Antonio Meade empieza a experimentar los vacíos y la poca gente en sus mítines.

Tanto Anaya como Meade han bajado la velocidad y siguen navegando con una aparente lentitud.

En contraste, el puntero AMLO mostró buen ritmo en las giras que realizó esta semana, donde la polémica se centró en la Reforma Educativa, que si bien no habló de cancelarla, sí reconoció que de ganar se procederá a un nuevo modelo educativo.

Esta propuesta del candidato de Morena se envió al colectivo: 10 preguntas por la educación 2018.

López Obrador resalta como prioridades fortalecer la enseñanza del idioma inglés desde el nivel preescolar. Asimismo crear una Academia Nacional de Directores y afianzar la conectividad tecnológica entre otros puntos.

Los usurpadores

Las llamadas cuotas de género que se han manejado en el actual proceso electoral en México han causado polémica y decepción.

Inicialmente se pensó que con el logro de la paridad de género se daría una mayor apertura y equidad a la participación y competencia de las mujeres por cargos de elección popular.

Muchas de estas cuotas de género han sido resultado de un canje que se negocia en las cúpulas de los partidos, donde se eligen a candidatas “a modo” con una débil y endeble campaña debido a que fueron elegidas para facilitar el triunfo de algunos de sus contrincantes.

Uno de los excesos se cometió en Oaxaca, donde la autoridad electoral en esa entidad, canceló 17 candidaturas a hombres que se hicieron pasar por mujeres transgénero que sólo actuaron y se caracterizaron para poder tener candidaturas destinadas al género.

Estos casos exhiben los extremos a los que se han llegado en lugares como Oaxaca donde en algunas comunidades persiste la cultura machista para perpetuar el poder de hombres, quienes llegaron al extremo de hacer de todo, incluso disfrazarse de mujeres para poder competir en este proceso electoral.

Política Comunicada

Política Comunicada es un medio digital sobre innovación tecnológica y política en la gestión pública de los gobiernos locales Iberoamericanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.