cumbre

“Las campañas basadas en los datos pulsan botones en las emociones del elector”

Entrevista: Gisele Parvanoff

En qué nivel se encuentra la transformación digital que genera la tecnológica sobre la comunicación política?

Empresas como IQM o Agreggate IQ,  están haciendo un gran trabajo para que la Inteligencia Artifical, el machine learning y el lenguaje natural se acople perfectamente a las campañas políticas.

Por ejemplo, los datos que obtienen estas empresas permite generar miles de mensajes diferentes, apuntando a los electores en función de sus perfiles en Facebook.

Conocen el tipo de mensaje susceptible para cada usuario, porque buscan  tratar de influir en su forma de pensar.

Agreggate IQ, utiliza lo que denominan el enfoque selectivo conductual para saber dónde están los votantes a los que se puedan captar en una campaña y qué mensajes pueden convencerles.

Los algoritmos de internet aprenden de nuestro comportamiento, de nuestra sicología, de nuestro estado emocional.

Los algoritmos saben lo que la gente se pregunta, a dónde vamos, con quién vamos.

Y esto no ha sido pasado por alto por las grandes empresas de datos.

Durante la simbiosis entre el marketing digital y el marketing político ¿cuánto influyen las emociones y los sentimientos expuestos en Internet?

Las campañas tradicionales no saben cómo llegar a su público.

La publicidad general ha muerto. Las campañas tradicionales han muerto. La gente huye en masa de la publicidad masiva.

Las campañas basadas en los datos, por su parte, pulsan botones en las emociones del elector a las que  no tendríamos acceso de otra manera.

Las campañas basadas en los datos saben quienes son nuestros votantes y que quieren oír y en consecuencia emiten comunicación.

Los  anuncios en Facebook en una campaña de IQM, cambian en función de quién va dirigido. Se adaptan en tiempo real.

Nosotros les decimos a las empresas de datos quienes somos y qué queremos exactamente. Y ellos en consecuencia, comunican.

¿Puede ganar en las urnas quien haya perdido en las redes sociales? 

Definitivamente.

Pero quién sigue haciendo campañas tradicionales está condenado a perder.

Es lo nuevo contra lo viejo.

No es derecha vs izquierda. Es la nueva política

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.