Adiós a las Primeras Damas

Por Ruby Soriano

La idiosincrasia mexicana con sus “Primeras Damas”

Ellas se visibilizan con una frase de segunda: “Primera Dama”, la que acompaña decorativamente el poder de un hombre, la que “suma” para que una campaña siempre tenga esa imagen que le gusta al morbo ciudadano.

En México hemos tenido incrustadas estas desafortunadas imágenes relacionadas con esposas sonrientes, bonitas, abnegadas, haciendo “grandes obras de beneficencia social” a través de los llamados Sistemas de Desarrollo Integrales de las Familias (DIF).

El machismo y esa función servil de las mujeres que acompañan a los hombres que ejercen gobernanza son imágenes desafortunadas cuya inercia ha sido rebasada por una realidad social que hoy demanda nuevos tiempos de gobernabilidad.

La imagen de Beatriz Gutiérrez Müller, esposa del Presidente Electo Andrés Manuel López Obrador rompió los viejos y anquilosados esquemas que por difíciles que parezcan, les cuesta entender a muchas mujeres mexicanas, cuyo inconsciente pareciera estar pidiendo mantener esas figuras de papel.

Como buena comunicóloga y ex periodista, Beatriz eligió una forma de comunicar simple, sencilla, directa y clara.

Su nivel académico no lo ha usado para establecer barreras con la gente, por el contrario, sus libros, su poesía, sus gustos por el canto y la música los ha manifestado en diferentes momentos, donde no ha requerido de esas rebuscadas estrategias de posicionamiento para las esposas de futuros gobernantes.

Estamos en los tiempos de mucha movilidad social, donde acertadamente la compañera del Presidente electo ha sido la primera en pedir que la llamen sólo Beatriz.

La banalidad de las primeras damas en México no era exclusiva de la esposa del Presidente de la República en turno, abarca aún a las parejas de gobernadores y presidentes municipales a quienes todavía se les construye esa imagen fuera de la realidad cotidiana.

En este largo historial de mujeres detrás del poder, hemos tenido de todo. Desde esposas totalmente anuladas por los mandatarios, aficionadas a las compras compulsivas, las obsesionadas con el poder y las integrantes de la farándula.

El culebrón mexicano estilo Gaviota

Como recuerdo desafortunado se citará el paso de Angélica Rivera por Los Pinos, la casa presidencial en la cual acompaña al todavía mandatario Enrique Peña Nieto.

Desde su arribo, la actriz captó los reflectores debido a sus erráticas declaraciones como en el caso de “La Casa Blanca”, sus constantes apariciones en la prensa rosa, sus viajes y despilfarros por Europa, así como desencuentros públicos con el propio mandatario.

La noticia con la que cierra su contrato matrimonial sexenal con Enrique Peña, es un previsible divorcio que devela una de sus mejores actuaciones al estilo Televisa, empresa en la que durante años protagonizó los culebrones telenoveleros al estilo mexicano.

Ruby Soriano es directora de Mediatikos Consulting especializada en Estrategia y Comunicación Política.
Forma parte de la directiva de Mujeres de la Política, asociación integrada por consultoras políticas en América Latina y España.
Durante varios años ejerció el periodismo en Medios de Comunicación mexicanos como El Universal, Milenio y La Radiante 105

Beatriz, así a secas

Durante la campaña del hoy Presidente electo Andrés Manuel López Obrador camino al triunfo, su esposa Beatriz se convirtió en un factor de sensibilización de poder electoral. Caminó, hizo campaña, conversó con la gente y usó una estrategia de comunicación que conectó con la simpatía de quienes la empezaron a ver cercana, afable, mediadora y como el equilibrio para el propio Presidente electo.

La personalidad de Beatriz es de una mujer independiente que cuida de sus propios logros en el ramo literario, sin necesidad de buscar el protagonismo que por inercia hoy le da la prensa mexicana.

Su formación literaria y sus libros le han permitido establecer esos puentes de conexión con una ciudadanía ávida de ver personas comunes que se identifiquen con la realidad de un país que está cansado de forjar y pagar figuras decorativas de poder.

Han sido contados los discursos que Beatriz ha dado como compañera y esposa de López Obrador. En ellos, ha mostrado el empoderamiento de una mujer de los nuevos tiempos donde se agradece la autonomía personal, la visión incluyente, el respeto por la diversidad de opiniones y la apertura para mantener la cercanía directa con los ciudadanos que apuestan por una verdadera transformación en México.

Sin duda, a partir del 1º de diciembre, Beatriz, la esposa del Presidente electo tendrá una misión diferente que muchos mexicanos aspiran se convierta en el parteaguas para cerrar el capítulo de las Primeras Damas Mexicanas y abrir el de las Mujeres Empoderadas con su propia forma de ver, escuchar, interactuar con un país ávido de tener cercanía real con sus gobernantes.

@rubysoriano

mediatikosconsulting@gmail.com

Facebook: Mediatikos Consulting

Política Comunicada

Política Comunicada es un medio digital sobre innovación tecnológica y política en la gestión pública de los gobiernos locales Iberoamericanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.