7 dimensiones por las que Ciudadanos (C’s) ha construido su modelo de comportamiento político

Javier Galue

Ciudadanos (C’s) el partido político español que está mostrando una subida realmente extraordinaria en el apoyo y aceptación por parte de los españoles (situación que vengo prediciendo desde hace ya casi 3 años, cuando en los medios se reían de mí al afirmarlo…) es ahora “el clavo que sobresale…”. Es que hay un dicho “El clavo que sobresale es el que se lleva el martillazo…”, por lo que ahora C’s es el objetivo de ataques desde todos los flancos políticos y desde todos los partidos, porque no hay partido nacional con representación en España que no sienta que C’s le está quitando protagonismo, votantes y/o simpatizantes.

Una posición extraordinaria de un partido relativamente nuevo, aunque ya consolidado. De todas maneras, es importante para la organización estar atentos porque coger una ola es difícil, pero mantenerse en la cresta de la misma es aún más complejo y conlleva mayores riesgos…

Ciudadanos sigue subiendo de una manera constante y pronunciada en toda España, en todas las edades, tanto en el ámbito urbano como en el rural. Es realmente la situación más deseada para cualquier partido político a menos de un año y medio de las próximas elecciones locales, regionales y europeas.

Es cierto que en la política actual tan dinámica y cambiante no solo hay que observar lo que dicen las encuestas, lo que sale en la tele, lo que es trending topic en las redes sociales, etc. Es sumamente importante entender las motivaciones de los ciudadanos al votar, los procesos internos (su discernimiento individual) y las causas que mueven su toma de decisiones políticas, sin dejar a un lado las emociones como otro estímulo político tremendamente importante.

Solo entendiendo y analizando las razones reales que tienen los ciudadanos para actuar de una manera u otra en la política y en su voto podremos canalizar los esfuerzos de los políticos (y los presupuestos de cada partido político) para conseguir buenos resultados y además lograr una estabilidad que consolide posiciones en el mediano y largo plazo.

Muchos investigadores en sociología han determinado que el sentimiento de afiliación de un individuo a un grupo es determinante en su comportamiento político. Incluso se han utilizado las creencias cognitivas en varios estudios para predecir estrategias políticas exitosas.

En este sentido se han construido muchos modelos de comportamiento político, tanto de manera empírica como práctica. Algunos autores han identificado siete dimensiones que pueden considerarse como las de mayor influencia en el comportamiento de un votante. Intentaré exponeros aquí de manera muy breve los resultados de mis análisis aplicando dichas dimensiones a C’s:

1. Situación Política:
Donde los aspectos económicos, sociales, externos (internacionales) y de liderazgo afectan a la imagen de partido político, de sus representantes y de la percepción que los ciudadanos tienen sobre ellos. Cabe mencionar que en este caso hablamos tanto de la parte cognitiva como de la parte emocional en cada ciudadano.

En este sentido las propuestas de C’s en estos aspectos sirven de elemento potenciador a su aceptación pública. Ideológicamente tienden a ser liberales en lo económico y progresistas en lo social, y esta posición que no es “dogmática” calza perfectamente con una realidad interna y externa en España. Se tiende a creer por las grandes mayorías que un desarrollo económico a través de un sector empresarial e institucional fuerte, con libertad para crear más empleo y más riqueza, pero sin olvidar que el desarrollo no es solo crecimiento, es devolver a los ciudadanos su esfuerzo con el mejor nivel de vida posible.

2. Imagen o Percepción Social
En esta dimensión los investigadores se refieren a que un partido político o un candidato genera una percepción individual en los ciudadanos de acuerdo también a su edad, sexo, clase social, formación y el estilo de vida que refleja.

Javier Galue es Consultor, Experto, Profesor y Escritor español en Comunicación Estratégica y Política. Su sitio javiergalue.com es de referencia para políticos y comunicadores.

En esta dimensión C’s tiene una identidad definida que genera una percepción en mi opinión bastante generalizada sobre el partido y sus representantes (lo que no quiere decir que sea una realidad, es la percepción de la realidad). Es una dimensión donde hay que trabajar mucho pero que actualmente crea “interrelaciones espejo” con segmentos importantes de la población. Como consultor puedo decir que es una de las dimensiones donde se requiere cambiar y potenciar muchas variables, aunque las características actuales en C’s han colaborado a su alta y creciente aceptación.

3. Los Sentimientos y Estímulos Emocionales:
En mi opinión es lo que mueve realmente en la política, lo que conquista, lo que perdura en el tiempo, lo que conmueve a las personas, lo que te hace inolvidable, lo que realmente debe buscar y gestionar correctamente un partido político tanto en el ámbito externo, hacia los ciudadanos, como en el ámbito interno hacia sus cargos, afiliados y simpatizantes. Las emociones son un mundo muy complejo, y su gestión debe ser realizada por expertos ya que pueden consolidarte, pero también pueden llevarte a la ruina más absoluta en muy poco tiempo si se convierten en emociones negativas hacia lo que representas o eres.

En C’s, al ser una organización relativamente reciente, las emociones son en mi opinión uno de los factores MÁS IMPORTANTES que deben manejarse y trabajarse desde ya mismo, con mucha intensidad y energía, porque la política como bien sabemos es cada vez más emocional. Si hacemos la analogía con el fútbol, algo muy emocional, es muy complicado convencer a una persona que deje de ser del Real Madrid o del Barsa para que sea ahora hincha de otro equipo. Convencerlo con argumentos es casi imposible, así pierdan 50 partidos seguidos, así haya corrupción dentro de la organización, etc. Convencer con argumentos a una persona que deje de seguir a un equipo al que está EMOCIONALMENTE ligado es tarea casi imposible. C’s está recibiendo muchos votantes de otros partidos, aunque también de la abstención, algo que olvidan muchos analistas políticos. Aunque hay infinidad de matices (no contamos con un “emocionómetro” que mida el nivel de emoción en cada persona) podemos inferir que en su mayoría podrían ser personas que por tradición familiar, por ideología, por rechazo al contrario, etc., se han sentido cercanos al PP o al PSOE principalmente (ya que había un bipartidismo instalado en España).

C’s crece por un trasvase muy importante de estos dos partidos en primer lugar y también de la abstención y otros partidos, aunque en menor grado. Un trasvase que se ha incrementado recientemente, motivado por diversas razones, entre ellas la situación en Cataluña y muchas otras, reconociendo también el mérito de sus estrategias y personas que han logrado cambiar la respuesta de muchas personas a los encuestadores. Esa relación reciente puede considerarse “débil” precisamente porque es reciente y está basada principalmente en un convencimiento de ser la mejor opción actualmente como partido político. Hablamos de “convencidos” pero no de personas que “se sientan parte de…”. A una persona le puede gustar un partido político siguiendo la razón, el interés o las emociones. En este caso podríamos estar hablando de razonamiento y muestra de interés, pero menos de emoción y de sentido de pertenencia al grupo.

Esto lógico y normal, de hecho, tiene un gran mérito llegar a donde está C’s ahora. ¡¡¡Faltaría más!!! ¡¡¡ya quisieran los demás partidos políticos estar allí donde está ahora C’s en cuanto a crecimiento en las encuestas!!! pero hay un riesgo latente, que al estar “únicamente convencidos” en el tiempo que falta para las siguientes elecciones C’s venga otro y los convenza de lo contrario. Es lo que tiene la razón y el interés en una organización política por parte de los ciudadanos, que el “pegamento” que le une a la organización es débil, reciente, mientras que la emoción consolida, moviliza y retiene exponencialmente a los ciudadanos. Para eso hay que trabajar desde ya con estrategias de comunicación emocional y persuasiva tanto externamente como internamente, luego es tarde, si pensamos en las siguientes elecciones.

El ambiente político en España a un año y medio de las próximas elecciones ya está comenzando a “enrarecerse”. Con unos partidos políticos que quieren “darle muchos martillazos al clavo que sobresale”, que cuentan con inmensos presupuestos y que están contratando numerosos consultores políticos de experiencia, donde veremos el uso constante de la postverdad, las fakenews, trolls, bots, etc., etc., etc., y mucho dinero, se puede realmente cambiar esta tendencia SI ESTÁ BASADA SOLO EN EL CONVENCIMIENTO, en una base cognitiva y racional que mueve a la gente a contestar de una manera a las encuestas, pero que de allí al voto real, a la papeleta que mete en la urna hay mucha distancia y mucho por hacer…

Estoy seguro que precisamente la falta del factor emocional es LA CAUSA MÁS IMPORTANTE DE QUE CIUDADANOS SALGA MEJOR EN LAS ENCUESTAS QUE EN LOS RESULTADOS ELECTORALES, porque ha convencido más que emocionado en las elecciones pasadas. En las encuestas se responde más con la razón pero se vota más con la emoción…
Mi recomendación para C’s es contundente y urgente… Emoción y persuasión, mucha más emoción y mucha más persuasión… y eso conlleva estrategia emocional y estrategia persuasiva tanto en la comunicación estratégica del partido como en la de cada representante del partido de manera individual pero perfectamente alineadas entre sí.

4. La Imagen de las Caras Visibles del Partido:
Esta es una de las dimensiones donde C’s es más fuerte. Las personalización y humanización de la política le da mucho más peso a los representantes, a su carisma, a su desenvolvimiento, a sus aptitudes en comunicación a su imagen física, a su personalidad, a su reputación, a su historia personal (Storytelling individual) y a la percepción que tengan los ciudadanos de cada uno de ellos.

Sin duda los representantes de C’s hoy son actualmente los más valorados en muchas encuestas. Es un premio en mi opinión merecido a su posición política en cada situación, a su actuación, a su trabajo, a su esfuerzo y a sus cualidades personales. Sin duda uno de los mayores valores de la organización son sus personas y eso forma parte de su gran éxito. Y no lo digo solo por lo que veo en los medios y en las redes. En mi vida como consultor he conocido a muchos políticos, de varios países e ideologías, y también he tenido la oportunidad de conocer personalmente a muchos cargos y representantes de Ciudadanos, y tengo que decir honestamente que me han sorprendido muy positivamente, no solo por sus cualidades como profesionales sino que he tenido conversaciones con ellos en la intimidad, cuando nadie “mira”, “sin cámaras ni taquígrafos” y tanto sus palabras como su comunicación no verbal (que filtra los postureos) me han trasmitido una gran preocupación por los ciudadanos y por sus problemas… Uno de los mayores enemigos de las organizaciones políticas que se consolidan y crecen es el ego. De hecho, mi tercer libro creo que tendrá por título “Egocracia”, donde hablo de ese aspecto que literalmente hunde a muchos partidos políticos y otras organizaciones, sobre todo internamente. Una de las cosas que más me han trasmitido los dirigentes que he conocido personalmente de C’s es la pasión por lo que hacen y en mi opinión por eso son por el momento inmunes a ese virus “egocrático” tan perjudicial…

5. Situación Política Actual:
En esta dimensión entran factores nacionales e internacionales que pueden modificar la aceptación de un partido político o político individual, pero también la situación de los otros partidos políticos y sus representantes.

En esta dimensión C’s tiene una situación idílica. Los partidos que le “quieren dar el martillazo por ser el clavo que más sobresale…” están en crisis. El PP que gobierna tiene y tendrá en el futuro cercano mucho desgaste por casos de corrupción. Yo no estoy tan de acuerdo con la frase “gobernar desgasta” … yo estoy más con la frase “Gobernar degasta… al que no gobierna”, pero si el que gobierna no lo sabe aprovechar entonces se le revierte esa gran ventaja, y eso precisamente le ocurre al PP, con una comunicación política desastrosa, y una realidad que le comenzará a encender fuegos donde ni se lo imagina los siguientes meses. Por otro lado el PSOE que viene de su peor crisis en décadas, con un líder que no se consigue a sí mismo, que no está personalmente en el congreso y con una organización con cientos de conflictos internos, rupturas, encontronazos y problemas personales importantes, sin contar con casos de corrupción muy sonados, aunque poco publicitados. Podemos sigue su tendencia bajista con una crisis de liderazgo importante, aunque no hay que subestimarlos a la hora de entrar en campaña.

En resumen, no solo es que C’s está muy bien por sí solo, sino que los otros están mal, y por contraste el diferencial es aún mayor y sigue aumentando.

6. Situaciones personales e individuales:
Una situación personal o familiar de un líder puede cambiar el voto de los ciudadanos a su favor o en su contra.

En el caso de los líderes de C’s, al no estar gobernando en su mayoría, tienen menores riesgos en este sentido. Además, los casos que se han hecho públicos juegan precisamente a su favor. Podría referirme por ejemplo a las amenazas que ha recibido Inés Arrimadas y que despiertan en la población empatía hacia ella. De la misma manera las pintadas en el local de los padres de Albert Rivera causan cierta conexión emocional con los ciudadanos, donde la solidaridad y apoyo ante hechos de este tipo abren la puerta a relaciones entusiastas y duraderas si se saben cautivar y potenciar correctamente desde la estrategia de comunicación emocional del partido.

7. Variables Epistémicas:
Esta dimensión se refiere precisamente a la atención que recibe lo nuevo, la curiosidad de ver qué tal lo hará y la posibilidad de cambio.

El estímulo cognitivo del concepto que tenemos los ciudadanos de lo que representa la palabra “cambio” es de los más fuertes en la política. En este momento C’s PRECISAMENTE representa esto, lo nuevo, el cambio, quitar el polvo acumulado, limpiar, renovar, modernizar, cambiar el olor a guardado… Son conceptos simbólicos que están relacionados con la identidad actual de C’s y que potencian y se retroalimentan con las respuestas en las encuestas.

He analizado siete dimensiones aplicándolas a C’s y para escribir este artículo he querido reflejarlas de manera muy resumida y sencilla. Mi análisis completo es mucho más complejo y extenso, pero no os quiero aburrir… Las dimensiones de La Situación Política, La Imagen o Percepción Social, Los Sentimientos y Estímulos Emocionales, La Imagen de las Caras Visibles del Partido, La Situación Política Actual, Las Situaciones Personales e Individuales y Las Variables Epistémicas son solo 7 de muchas otras dimensiones que mueven a las personas a dirigir su voto y que también voy analizando constantemente en C’s.

Con el análisis de estas siete dimensiones en C’s he querido resumir mi observación personal para explicar las razones de su gran éxito actual como organización. Si lo vemos desde un punto de vista rigurosamente objetivo, las encuestas no reflejan solo un resultado puntual, una fotografía. Es algo constante, consolidado, son muchas fotografías que juntas hacen un vídeo que muestra crecimiento y que no tiene un techo cercano aparente, una imagen dinámica con una tendencia clara, que repito, lo vengo prediciendo desde hace casi 3 años, pero que poca gente tenía fe en mis palabras (en mis artículos y en los medios donde colaboro de radio y TV) cuando C’s se consideraba solo un partido bisagra.

Por mi parte… ¡Buen trabajo C’s! aunque queda muuuuuuucho por hacer…

Política Comunicada

Política Comunicada es un medio digital sobre innovación tecnológica y política en la gestión pública de los gobiernos locales Iberoamericanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.