2019 y los líderes del futuro

Escribe: Orlando Goncalves @OrlandoGoncal

Desde hace años vengo sosteniendo que, no estamos en una Era de cambios, sino que, estamos en un cambio de Era. Esto es más profundo, trascendente y radical. Ese cambio de Era, ha generado una serie de ajustes, desajustes y turbulencias en la vida de varios países.

Por ejemplo, recordemos el referéndum por la Paz en Colombia,  el brexit en Gran Bretaña, y más reciente, Trump en los Estados Unidos, Macron en Francia, Macri en Argentina, López Obrador en México y, Bolsonaro en Brasil, son hechos que, contra muchos pronósticos, cambiaron o están cambiando a esos países.

Ahora, en esos acontecimientos, hay algunos denominadores comunes que debemos observar con detalle, los que, en ocasiones, por lo insólito de los resultados, dejamos de lado las -razones de fondo- que pudieron haber incidido en los cambios que se generaron.

Ejemplo, la mayoría de estos países tienen serios problemas de desigualdad y pobreza. El desgaste de las instituciones, además del hartazgo de la población con el sistema político, y en algunos casos, hasta con los dirigentes políticos de turno, genera mayor desconfianza de los ciudadanos hacia las democracias.

Esto aunado a la percepción de desgobierno, o que se gobierna para los intereses de pequeños grupos;  la corrupción lesionando las finanzas de los Estados, la brecha entre ricos y pobres cada día sea mayor, los ni ni´s –jóvenes que ni estudian ni trabajan- vaya en aumento; la injerencia de grupos empresariales en el acontecer del poder ejecutivo, legislativos y hasta judicial, son todas condiciones que, en mayor o menor medida están presentes en estos países.

Ahora bien, para quienes nos dedicamos a la consultoría política, quizás lo que más nos asombra, es la miopía de los dirigentes que han sido incapaces de leer los cambios que se están sucediendo en el nuevo acontecer frente a sus narices, no reaccionan tomando las riendas para la construcción de una sociedad  moderna para las nuevas generaciones, permitiendo que continúen vigentes las viejas prácticas de la politiquería del siglo pasado, la del gamonal, la del miedo y la del oportunista que accede al poder para su beneficio, lesionando los intereses colectivos.

Por otro lado y, no menos preocupante, son los discursos y las acciones de la anti política, que en muchos de estos países les ha permitido a personajes teóricamente anti sistemas llegar al poder.

Cuando vemos lo anterior, es claro que, la correcta lectura del sentir del electorado, la interpretación precisa de que esta en su mente, de cuáles son sus anhelos, sus sueños, temores y, dar respuesta a ellos, es lo que ha permitido a los personajes que mencionamos anteriormente, ganar sus respectivas elecciones.

Esto nos lleva a dos reflexiones que, en lo particular, tengo tiempo estudiando y debatiendo. La primera, la democracia como sistema de gobierno, debe evolucionar a otro nivel que le permita no sólo satisfacer las necesidades de los ciudadanos, sino que genere las oportunidades para que estos, con su propio esfuerzo, puedan superarse y acceder a una mejor calidad de vida. ¿Cuál es ese nivel?, aún no hay la solución perfecta.

Por otra parte, en lo que a la consultoría política respecta, si bien también ha evolucionado, hoy, las herramientas con las que se cuenta son muchas, requiere evolucionar aún más, para poder por una parte, tener una lectura más precisa del electorado, y por la otra, que nos permita poner esas herramientas al servicio de los nuevos liderazgos que están surgiendo en el mundo y, que tienen un nivel de consciencia mucho más elevado.

Liderazgos que, en ocasiones, ni ellos mismo se reconocen, pero sus acciones y sus efectos sobre las sociedades son transformadoras, vigorizantes y logran mover a los ciudadanos a favor de causas en las cuales no solo creen, sino que están dispuestos a dar la batalla y a triunfar, por la causa, no por ellos como individualidades, sino por las comunidades en general.

Este año, países como El Salvador, Ecuador, Panamá, México, Guatemala, Uruguay, Argentina, Bolivia, Colombia, tendrán elecciones. Brillante oportunidad para que los ciudadanos asuman el protagonismo y elijan a los mejores gobernantes. Brillante oportunidad también para los consultores políticos, pues nos tocará encontrar a esos nuevos líderes, sus causas, lograr que el electorado vea de manera transparente los atributos positivos de esos líderes, tener una clara lectura del electorado y sobre todo, hacer que la distancia entre la oferta electoral y el posterior cumplimiento de la misma, sea muy corta. Claro que se puede.

Bienvenido el 2019, bienvenido el futuro.

Política Comunicada

Política Comunicada es un medio digital sobre innovación tecnológica y política en la gestión pública de los gobiernos locales Iberoamericanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.